BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

jueves, 28 de agosto de 2014

KEORAPETSE KGOSITSILE [11.029]


Keorapetse Kgositsile  

Nació en Johannesburgo en 1938. Poeta, performer, ensayista y profesor universitario; destacado dirigente del Congreso Nacional Africano, fundó el Departamento de Arte y Cultura inspirado en la lucha contra el Apartheid. Exilado en Estados Unidos, desarrolló una amplia reflexión acerca de la literatura y la cultura afroamericana y fue reconocido por sus lecturas en clubes de jazz de Nueva York. Fue uno de los primeros en establecer un puente entre la poesía negra norteamericana y la poesía africana, y uno de los primeros poetas y el más significativo del movimiento Pan-Africano.

Fundador en Harlem del Black Arts Theatre, vio el teatro negro como una actividad fundamentalmente revolucionaria, cuyo objetivo debía ser la destrucción de los arraigados hábitos de pensamiento, responsables de las percepciones negativas de la población negra, tanto por la gente blanca, como por ella misma. “Vamos a la destrucción de los símbolos que han facilitado nuestro cautiverio. Vamos a crear y establecer símbolos para facilitar nuestro comienzo necesario y constante”.

Su obra reconoce y celebra influencias y amistades con otros artistas y, en particular, su profundo amor por el blues y el jazz. Su poesía centellea y
palpita con citas de canciones, referencias a la música y, sobre todo, a los propios músicos, como Billie Holiday, Nina Simone, B.B. King, Otis Redding, John Coltrane, Art Blakey, Gloria Bosman, Johnny Dyani, Hugh Masekela y Pharoah Sanders.

BIBLIOGRAFÍA:

POESÍA:

Spirits Unchained. Detroit: Broadside Press, 1969.
For Melba. Chicago: Third World Press, 1970.
My Name is Afrika. New York: Doubleday, 1971.
Places and Bloodstains: Notes for Ipeleng. Oakland, California: Achebe Publications, 1975.
The Present is a Dangerous Place to Live. Chicago: Third World Press, 1975. 2nd ed. 1993.
When the Clouds Clear. Johannesburg: Congress of South African Writers, 1990.
To the Bitter End. Chicago: Third World Press, 1995.
If I Could Sing: Selected Poems. Roggebaai, South Africa: Kwela Books, and Plumstead, South Africa: Snailpress, 2002.
This Way I Salute You. Cape Town: Kwela Books, and Snailpress, 2004.

OTROS LIBROS:

The Word Is Here: Poetry from Modern Africa. New York: Anchor, 1973.
Approaches to Poetry Writing. Chicago: Third World Press, 1994.







Escribieron los dioses

Somos el aliento de una gota de lluvia
De un grano de arena en el viento
Somos la raíz del baobab
Carne de este suelo
Sangre de la elegante maleza del Congo
Como un pecho de oscura nube
O leche fluyendo a lo largo de gimientes años

También sabemos
De siglos sin gusto
De mierda blanca bajando por el espinazo

La elección es nuestra
La vida también
La música de nuestra risa renace
Tyityimba o pasión bugalú
De los dioses con ojos de sol de nuestra sangre
Risas en la noche, y también de día
Y atravesando américa ciudades viciosas
Se derrumban con estruendo. ¿No estaba
Todo escrito por los dioses?
¡Dale la vuelta a todo!, dije,
Que todo fluya
Al ritmo de nuestro movimientos,
¿no sabes que éste es el amor supremo?

John Coltrane John Coltrane dile a los ancestros
Que escuchamos y oímos tu mensaje
Diles que nos diste pistas para andar
Coltrane y ahora sabemos
Que la elección es nuestra
Como también la mente y también los encuentros
La elección es nuestra
También lo es el principio
“No estamos para llorar eternamente”
La elección es nuestra

También lo es la necesidad y el deseo
La elección es nuestra
Y también lo es la visión del día.







Notas casuales para mi hijo

Cuidado hijo, las palabras
que portan el alto volumen
del deseo ciego también portan
el fango de la ilusión
goteando como pus de la apaleada espalda del esclavo
es decir, ¿hablan del poder negro cuyos ojos
no amenazarán el rápido blanqueamiento de su propia intención?
¿qué días heredarás?
¿qué sombras habitarán tus silencios?

He aspirado a la expresión durante todos estos años,
un elegante pasado es la palabra más elocuente. Pero aquí ahora
nuestra lengua se seca convirtiéndose en larvas al continuar nuestra
viscosa muerte y sonrisa. Salvo que hoy se usan alaridos
de orgullo y belleza como si no se supiera que
los esclavos y los muertos no tienen belleza alguna.

Hay confusión
en mí y a mi
alrededor. Este dolor no era
del pasado. Este dolor no
era porque habíamos fracasado
en comprender:
esta tierra era mía,
era confusión y temores prestados
Nos erguimos como arbustos
marchitos en este pedazo de tierra
el suelo reseco y cuarteado
y entre las grietas mi grito:

¿Y qué formas
de asentimiento y ascensión
debe la gente el ojo del recién nacido
conocer el resuelto deseo?
Ninguna atemorizada lágrima llega a caer
en la elegancia del fuego. He caído
con todos los nombres y no soy más
que el ojo recién nacido, tan viejo
como el parto,
¿debe tocar el día que hablando
en mi lengua, diré hoy nos movemos, nos movemos?






Angustia mayor que el dolor

Si al destruir todos los mapas conocidos
se borraran todas las fronteras
de la faz de la tierra
diría yo que nos dejen
hacer una hoguera
para recuperar y cantar
a la persona humana

Refugiado es una carga ominosa
incluso para que un niño la lleve
para algunos niños
la palabra hogar
no podría tener otro significado posible
pues
desplazado
frontera
refugiado
deben soportar dimensiones de barbaridad y terror
más allá de cualquier horrible pesadilla
que cualquiera pudiera experimentar o imaginar

Vacíos sus jóvenes ojos
privados de una visión del futuro
al que tienen derecho
puesto que no escogieron nacer
dónde y cuándo lo fueron
vacíos sus infantiles vientres
hinchados por la desnutrición
y gruñendo como los perros bien alimentados
de algunos que pretenden preocuparse
por las violaciones de los derechos
humanos.

¿Los puedes ver ahora
tropezando desde ninguna parte
hasta
ninguna parte
entre
la nada
y
la nada?

Consideren
la prematura muerte de sus jóvenes sueños
y en qué vacilantes recuerdos ahuyentan
la esperanza de lo que ha debido ser
con una indeleble inscripción en sus ojos jóvenes

Tal vez
debería pedir prestada
de nuevo la voz del que recuerda
mientras pueda, y decir:
tener un hogar no es un favor








Orígenes

Profundo en tus mejillas
tu risa específica posee
todas las cosas al sur de los fantasmas
que alguna vez fuimos. Justo adelante

La memoria nos llama desde el futuro
tú y yo una tribu de colores
esta canción que baila
ritmos divinos para dar a luz
a las huellas de la memoria
a las que el alma misma aspira. Canciones

de orígenes canciones de constantes principios
qué es esta cosa llamada
amor

     Traducciones de Nicolás Suescún


PROMETEO 
Revista Latinoamericana de Poesía 
Número 91-92. Junio de 2012.





LETTER FROM HAVANA 
(for Baby K)

A while back I said
with my little hand upon
the tapestry of memory and my loin
leaning on the blues to find voice:
If loving you is wrong
I do not want to do right

Now though I do not possess
A thousand thundering voices
like Mazisi kaMdabuli weKunene
nor Chris Abani’s mischievous courage
as I trace the shape of desire and longing
I wish I was a cartographer of dreams
but what I end up with is this stubborn question:
Should I love my heart more
because every time I miss you
that is where I find you






IN THE NAMING

We now know past any argument
that places can have scars
and they can be warm
or cold or full of intrigue
like faces.
                 Since the settler
set his odious foot here in 1820,
my Caribbean brother might say,
these hills have not been joyful together

In Rhini you can go up
or down or any direction
in the lay of the land where 
the people have memories as palpable
as anything you can see with your own eye

But in Grahamstown,
those who know say,
any where you go is uphill






ANGUISH LONGER THAN SORROW

If destroying all the maps known
would erase all the boundaries
from the face of this earth
I would say let us
make a bonfire
to reclaim and sing
the human person

Refugee is an ominous load
even for a child to carry
for some children
words like home
could not carry any possible meaning
but
displaced
border
refugee
must carry dimensions of brutality and terror
past the most hideous nightmare
anyone could experience or imagine

Empty their young eyes
deprived of a vision of any future
they should have been entitled to
since they did not choose to be born
where and when they were
Empty their young bellies
extended and rounded by malnutrition
and growling like the well-fed dogs of some 
with pretensions to concerns about human rights
violations

Can you see them now
stumble from nowhere
to no
where
between
nothing
and
nothing

Consider
the premature daily death of their young dreams
what staggering memories frighten and abort
the hope that should have been
an indelible inscription in their young eyes

Perhaps
I should just borrow
the rememberer’s voice again
while I can and say:
to have a home is not a favour








FESTIVE HEART
(for Baby D)

The festive heart knows that
it is always possible to do more
of what you must do
and to do it better, always

When Mingus says
he is going to play
the truth of what he is
he is not playing games

Neither is Sun Ra when he says 
he actually paints pictures 
of infinity with his music

And so I know that it is 
always possible to do more
of what you must do
and to do it better, always
because the difference that a day
might make celebrates the day
that makes the difference

I know also that
there are scandals here
some open and loud
others closed except for
their hideous stench

So when you see me walking up
or down these streets
singing your name
it is because I’m happy
to bury the loneliness
some call freedom
as I embrace this moment where

Love leaps and soars
beyond any familiar height
or imaginable horizon
painting pictures of infinity
as it plunges into every crevice
of this festive heart of mine






SANTAMARIA


Is where the vowels dream
in a name among consonants
chasing the crevices of sound
in a ritual longer than the distance
between the shores of the ocean
which cannot expose its hideous memories

Refusing to be blinded by sea water 
Mongo is not from the Congo
but on conga or any drum
Mongo gathers all our memories 
like the crop of an abundant harvest 
from the oracle of his palms 
and commands them to the bidding 
of the polyrhythmic dance of life

He whose hands speak 
a people's ethos on skin and wood 
sagging with memory and resolve 
is a sacrifice like the son

Poet, what words couId have
the eloquence of his hands at work or play
to nourish your life