BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 16 de septiembre de 2014

JOHN CLARE [11.094]


John Clare

(1793-1864)
John Clare fue un poeta del romanticismo inglés que acabó siendo reconocido por el revisionismo tardío del siglo XX. Sus poemas exceden la natural inclinación del romanticismo por las escenas rurales, y en ocasiones esta pasión por lo anti-industrial, por el culto al individuo, termina siendo central en su obra, aunque jamás de un modo brusco y directo.

Nació en Helpston, Northamptonshire, en 1793; murió en Northampton en 1864. Entre esas dos fechas conoció los rigores y las delicias de la vida rural, que cantó en muchos de sus poemas; la protección y el posterior abandono con que lo distinguieron algunos admiradores suyos; la calma conyugal con Martha Turner y el alucinado amor por Mary Joyce; la insania que casi sin interrupción lo recluyó en un asilo, durante veintisiete años, hasta el fin de sus días. El olvido póstumo pesó sobre su obra; hoy se lo considera uno de los mayores poetas ingleses del siglo XIX. I am es su poema más famoso.



Soy

Soy —pero a quién le importa, quién sabe lo que soy,
Como a un vago recuerdo me apartan mis amigos;
Soy el que se alimenta con sus propios pesares,
Que suben y se esfuman en multitud de olvidos,
Sombras en los ahogados espasmos del amor,
Y sin embargo soy, semejante a vapores

Lanzados a la nada del desprecio y del ruido,
Al océano vivo de los sueños despiertos,
Donde no hay ni sentido de la vida ni dichas,
Sólo el vasto naufragio de las cosas que estimo;
Y hasta lo más querido —aquello que más amo—
Extraño me es —por cierto, más extraño que todo.

Anhelo esas regiones no holladas por el hombre;
Un lugar en que nunca sonrió o lloró mujer;
Para vivir allí con Dios, mi Creador,
Y dormir dulcemente como dormí de niño:
Yacer sin molestar y sin ser molestado;
Hierba debajo —arriba, la bóveda del cielo.

Traducción para Literatura & Traducciones de Carlos Cámara




I Am

I am: yet what I am none cares or knows,
My friends forsake me like a memory lost;
I am the self-consumer of my woes,
They rise and vanish in oblivions host,
Like shadows in love’s frenzied stifled throes,
And yet I am, and live like vapours tossed

Into the nothingness of scorn and noise,
Into the living sea of waking dreams,
Where there is neither sense of life nor joys,
But the vast shipwreck of my life's esteems;
And e'en the dearest—that I loved the best—
Are strange—nay, rather stranger than the rest.

I long for scenes where man has never trod;
A place where woman never smil'd or wept;
There to abide with my creator, God,
And sleep as I in childhood sweetly slept:
Untroubling and untroubled where I lie;
The grass below—above the vaulted sky.




Amor y soledad

Odio el bullicio y el frenesí del hombre,
que me hizo y me hace cuanto daño puede;
libre del mundo deseo estar preso
con mi sombra por única compaña,
y ver en soledad el fuego de los astros,
mundos que sin cesar al Juicio avanzan.
Oh, llevadme a la oscuridad más aislada,
el lugar adorado, donde en sosiego pueda
contemplar las caléndulas más hermosas
y su verdor apretado que estalla en oro.
Adiós a la poesía y al deseo,
borradme del mundo, mas dejadme
la voz de una mujer, que con su melodía
regocije y se apiade del corazón.





Donde ella confesó su amor

La vi arrancar una rosa
Al comenzar el día, temprano,
Y fui a besar aquel páramo
Donde ella rompió su rosa;
Entonces vi los anillos
Donde su estilo era un secreto,
Y me enamoré de todos los objetos
Donde sus ojos habían caído.
Si ella viese el abismo
O las cálidas hojas dobles,
Ya sea de un olmo o un viejo roble,
Jamás sabría lo caras que esas cosas son para mi.

Poseo una agradable colina,
Allí me siento por horas, erráticas,
Donde ella arrancó hierbas aromáticas
Y otras pequeñas flores;
Allí murmuró ella, como la
la belleza canta en sueños,
Y la amé cuando derramó sobre su pecho
Algo similar a un llanto pequeño,
Bañando el lunar oscuro de su cuello,
Que a mis ojos era un diamante eterno;
Entonces mis labios ardieron
Y en mi corazón se consumieron.

Hay un pequeño espacio verde
Donde pasa indolente el ganado,
Donde descubrí un pálido sábado
La cosa más querida del mundo.
Un pequeño roble se extiende sobre él,
Arrojando una sombra redonda,
La hierba oscura allí se demora,
El verde más intenso que haya conocido:
Allí no hay penas ni dolor
No hay bosques ni arboledas,
Pero fue en aquella mágica tierra
Donde ella confesó su amor.




Where She Told Her Love

I saw her crop a rose
Right early in the day,
And I went to kiss the place
Where she broke the rose away
And I saw the patten rings
Where she o'er the stile had gone,
And I love all other things
Her bright eyes look upon.
If she looks upon the hedge or up the leafing tree,
The whitethorn or the brown oak are made dearer things to me.

I have a pleasant hill
Which I sit upon for hours,
Where she cropt some sprigs of thyme
And other little flowers;
And she muttered as she did it
As does beauty in a dream,
And I loved her when she hid it
On her breast, so like to cream,
Near the brown mole on her neck that to me a diamond shone;
Then my eye was like to fire, and my heart was like to stone.

There is a small green place
Where cowslips early curled,
Which on Sabbath day I traced,
The dearest in the world.
A little oak spreads o'er it,
And throws a shadow round,
A green sward close before it,
The greenest ever found:
There is not a woodland nigh nor is there a green grove,
Yet stood the fair maid nigh me and told me all her love. 





El amor vive más allá de la tumba.

El amor vive más allá de la tumba,
De la tierra que se desvanece como una sombra.
Yo amo en los abismos,
Pues el fiel y verdadero amor
Yace en un sueño eterno;
La felicidad de las suaves noches
Llora en la víspera del rocío,
Donde el amor jamás es reproche.
Lo he visto en las flores,
Y en la ansiosa gota de lluvia
Sobre la tierra de verdes horas,
Y en el cielo con su inmortal azul.

Lo he oído en la primavera,
Cuando la luz certera,
Cálida y amable,
Flota sobre las alas del ángel,
Trayendo amor y música en el aire.
¿Y dónde está la voz,
Tan joven, tan hermosa, tan radiante,
Que envuelve el encuentro de los amantes?
El amor vive más allá de la tumba,
De la tierra, las flores y la sombra,
Yo amo sus torturas,
Sus jóvenes y fieles tersuras.




Love Lives Beyond The Tomb

Love lives beyond 
The tomb, the earth, which fades like dew- 
I love the fond, 
The faithful, and the true.
Love lies in sleep, 
The happiness of healthy dreams, 
Eve's dews may weep, 
But love delightful seems.
'Tis seen in flowers, 
And in the even's pearly dew 
On earth's green hours, 
And in the heaven's eternal blue.

'Tis heard in spring 
When light and sunbeams, warm and kind,
On angels wing 
Bring love and music to the wind.
And where is voice
So young, so beautiful, so sweet 
As nature's choice, 
Where spring and lovers meet?
Love lies beyond 
The tomb, the earth, the flowers, and dew.
I love the fond, 
The faithful, young, and true. 





El Secreto

Yo te amaba, jamás declaré mi pasión,
Ni al principio, luego incorrecto,
Tu eres mi amor en cada aspecto,
Mi melodía en cada canción.
Y cuando vi un rostro extraño
Donde la belleza celebró su reclamo,
Sentí la gracia del hombre,
El ser de tu nombre.
Y todos los encantos del rostro y la voz
Que en otros suelo apreciar,
Son sólo el despojo inmortal
De lo que sentía por ti.




The Secret

I loved thee, though I told thee not,
Right earlily and long,
Thou wert my joy in every spot,
My theme in every song.
And when I saw a stranger face
Where beauty held the claim,
I gave it like a secret grace
The being of thy name.
And all the charms of face or voice
Which I in others see
Are but the recollected choice
Of what I felt for thee. 






Primer Amor

Nunca fui golpeado antes de esa hora
Por un amor tan dulce y repentino,
Su rostro floreció con aires marinos
Y se llevó mi corazón lejos, definitivamente.
Mi rostro empalideció con el blanco de los muertos,
Mis piernas se negaron a marchar,
Y cuando ella miró ¿a quién podría reclamar?
Mi vida y mi todo se convertían en piedras de sal.

Entonces la sangre se apresuró en mi rostro
Y arrebató aquel paisaje de mis ojos,
Los árboles y arbustos del lugar
Fueron mediodía y crepúsculo.
No pude ver una sola cosa,
Palabras había en mis ojos
-Hablando con el acorde de las cadenas-
Y la sangre ardiente se volcó a mi corazón.

¿Tienen las flores la elección del invierno?
¿Es el lecho del amor siempre helado?
Parecía que ella oía mi silenciosa voz,
El amor no es un llamado al saber.
Yo nunca vi un rostro tan dulce
Como aquel que estaba frente a mi.
Desde entonces mi corazón abandonó mi cuerpo,
Y ya nunca retornó.




First Love

I ne'er was struck before that hour 
With love so sudden and so sweet, 
Her face it bloomed like a sweet flower 
And stole my heart away complete. 
My face turned pale as deadly pale. 
My legs refused to walk away, 
And when she looked, what could I ail? 
My life and all seemed turned to clay.

And then my blood rushed to my face 
And took my eyesight quite away, 
The trees and bushes round the place 
Seemed midnight at noonday. 
I could not see a single thing, 
Words from my eyes did start -- 
They spoke as chords do from the string, 
And blood burnt round my heart.

Are flowers the winter's choice? 
Is love's bed always snow? 
She seemed to hear my silent voice, 
Not love's appeals to know. 
I never saw so sweet a face 
As that I stood before. 
My heart has left its dwelling-place 
And can return no more 




Una invitación a la eternidad.

Vendrás conmigo, dulce doncella,
Vendrás conmigo, confiésalo princesa,
A los profundos valles de la sombra,
Donde brilla la oscuridad de las estrellas;
Donde el camino pierde su rumbo,
Donde el sol se olvida del día,
Donde la luz es siempre sombría,
¡Dulce doncella, que aquel sea nuestro mundo!

Allí las piedras se hunden bajo la corriente,
Las plantas se elevan incandescentes,
La vida se desvanece como una visión efímera
Y las montañas se oscurecen en grutas eternas,
Decid, doncella ¿vendrás conmigo
Por esta tristeza sin identidad,
Donde los amores no nos recuerdan.
Donde los amigos viven en el olvido?

Confiésalo, doncella ¿vendrás conmigo
Por esta extraña muerte que ha de ser vida,
A vivir en la muerte y ser la misma,
Sin hogar, sin nombre, sin destino,
A ser sin jamás ser,
-Aquello que fue y no será-
Viendo las cosas pasar como sombras,
Con el cielo arriba, debajo, dentro,
Yaciendo en torno a nuestro silencio?




An Invite, to Eternity

Wilt thou go with me, sweet maid,
Say, maiden, wilt thou go with me
Through the valley-depths of shade,
Of night and dark obscurity;
Where the path has lost its way,
Where the sun forgets the day,
Where there's nor life nor light to see,
Sweet maiden, wilt thou go with me!

Where stones will turn to flooding streams,
Where plains will rise like ocean waves,
Where life will fade like visioned dreams
And mountains darken into caves,
Say, maiden, wilt thou go with me
Through this sad non-identity,
Where parents live and are forgot,
And sisters live and know us not!

Say, maiden; wilt thou go with me
In this strange death of life to be,
To live in death and be the same,
Without this life or home or name,
At once to be and not to be -
That was and is not -yet to see
Things pass like shadows, and the sky
Above, below, around us lie? 






OTOÑO

La pelusa del cardo vuela aunque sin viento
ora sobre la hierba ora por la ladera
el manantial de la fuente bulle como una olla
dejando atrás mil piedras borbota al rojo vivo

el terreno reseco es como pan quemado
el prado está abrasado mustio y muerto decae
los campos en barbecho relumbran como el agua
las telarañas tiemblan entre las malas hierbas

las cimas resplandecen cual tizones al sol
y a la vista los ríos queman oro en su huida
férvida arde la tierra el aire es oro líquido
quien mire en derredor verá la Eternidad

Traducción de Antonio Rivero Taravillo




AUTUMN

The thistle down's flying though the winds are all still
On the green grass now lying now mounting the hill
The spring from the mountain now boils like a pot
Through stones past the counting it bubbles red hot

The ground parched and cracked is like over baked bread
The greensward all wrecked is bents dried up and dead
The fallow fields glitter like water indeed
And gossamers twitter flung from weed unto weed

Hill tops like hot iron glitter hot i' the sun
And the rivers we're eyeing burn to gold as they run
Burning hot is the ground liquid gold is the air
Who ever looks round sees eternity there








TEMORES EN LA CABAÑA

En los bosques umbríos anochece
y se arrastran las sombras por el valle
en su rincón la aldea está feliz
en calma sosegada y silenciosa
la luz riela en ventanas y los chuchos 
que guardan de la zorra el gallinero
ladran cuando algo pasa al lado
y otros perros distantes los imitan
mientras chillan raposas en la fronda
como inquietas por algo el ruido oye
el granjero y creyendo que hay peligro
echa raudo el pestillo no se atreve
a dejar el calor del pobre establo
y narra hasta dormir muchas consejas

Traducción de Antonio Rivero Taravillo




COTTAGE FEARS

The evening gathers from the gloomy woods
And darkling creeps oer silent vale and hill
While the snug village in nights happy moods
Is resting calm and beautifully still
The windows gleam with light the yelping curs
That guards the henroost from the thieving fox
Barks now and then as somthing passing stirs
And distant dogs the noises often mocks
While foxes  from the woods send dismal cries
Like somthing in distress the cottager
Hears the dread noise and thinks of danger nigh
And locks up door in haste —nor cares to stir
From the snug safety of his humble shed
Then tells strange tales till time to go to bed