BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 26 de febrero de 2012

6146.- HO XUAN HUONG






Hồ Xuân Hương
Hồ Xuân Hương (1772-1822) (胡春香, pinyin Hú Chūnxiāng) poeta vietnamita en chữ nôm nacida al final de la dinastía Lê. Considerada una de las figuras más importantes de la poesía de su país.
Los hechos de su vida son difíciles de esclarecer. Al ser una concubina en una sociedad confucianista, su trabajo le enseñó a ser una mujer de mente independiente que se resistía a las normas sociales a través de sus comentarios políticos y el uso de humor y expresiones que hacían referencia al sexo. Sus poemas son a menudo irreverentes y están llenos de dobles sentidos, pero se consideran eruditos. Su deseo de escribir en nôm en vez de en chino tradicional contribuyó a su prominencia en el siglo XVIII.







1


La que nació sin sexo


¿Qué conflicto entre las doce hadas de los nacimientos
la privó de su joya primaveral para plantarla no sé sabe dónde?
¿Qué más da que sus grititos sean de rata
o que bordonee como el abejorro cuyas picaduras se hinchan?
Desafío a cualquiera a saber si es tubérculo o flor.
¿Quién podrá distinguir si es tallo o es corola?
Ya que es así, así sea, de acuerdo, poco importa;
nunca en toda su vida se oirá llamar nuera.






18


El pastel flotante


Blanco es mi cuerpo, de formas redondeadas.
A ratos sobrenado; otros, me hundo en el agua.
Dura o blanda, no importa qué mano me ha amasado
porque conservo siempre rojo mi corazón.






20


El fruto del árbol del pan


Mi cuerpo es como el fruto que da el árbol del pan,
de corteza rugosa, de pulpa muy espesa;
amigo, si te gusta, hunde en él tu punzón
pero, ojo, si lo palpas te pringarás los dedos.






31


Reproche a Chieu Ho


¿Por qué hablaste de cinco si sólo han sido tres?
Tú, el hombre de palabra, faltaste a tu promesa.
Cuando tus ocios te permitan venir a verme para meterte con la luna,
no se te olvide traer un buen puñado de hojas de baniano.


Réplica de Chieu Ho


Tres monedas de ley son más que cinco falsas;
tuya es la culpa, virtuosa mujer, que echaste mal la cuenta.
Cuando tenga un rato libre y vaya a verte y a meterme con la luna,
te voy a dar la rama entera del baniano con las bellotas incluidas.






32


Desafío a Chieu Ho


Hace mucho que no dejas de avisarme,
avisarme de que piensas ensartarme,
ensartarme, pero no te atreves nunca,
no te atreves porque tú eres un bocazas.


Réplica de Chieu Ho


Mira, niña, ahora te digo que te abras.
Si no te abres, daré golpes con mi verga.
Si mi verga no lo logra seguiré dale que te dale,
seguiré dale que dale y al final tendrás que abrirte.






43


El miembro viril


Al nacer nos lo dieron nuestros padres, ¿qué vergüenza hay en ello?
De noche, aunque sin ojos, luce más que una lámpara.
En la cabeza lleva un sombrero de piel; su copa brilla roja.
Carga a la espalda un saco de pelotas, que cuelga en una funda negra.




HO XUAN HUONG (Vietnam, siglo XIX), Perfume primaveral, Hiperión, Madrid, 1996, 137 págs. Traducción de Jesús Munárriz