BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 26 de febrero de 2012

6147.- IRVING LAYTON


Irving Layton (1912-2006). Ha publicado más de cincuenta libros de poesía y está considerado como el poeta canadiense del siglo XX. En su dilatada carrera hay que destacar títulos como The improved binoculars (1956), A red carpet for the sun (1959) y For my Brother Jesús (1975), así como un par de antologías que le dieron fama mundial: The selected poemas (1977) y A wild peculiar joy (1982).

Fornalutx (1992) es su última antología publicada, y recoge algunos de los poemas más personales escritos de 1928 a 1990. En ellos, Irving Layton se presenta con un registro diferente al de sus poemas más conocidos y muestra una voz crítica con un fino sentido del lugar que deben ocupar las cosas.




LA BOCA PERFECTA


Nunca, lo juro,
en ninguno de mis viajes
vi labios tan perfectamente definidos
tan flexibles, tan suaves,cuya curva me
enloqueciera,
como lo hacía la redondez de su barbilla.


Escúchenme todos:
noches enteras no pude dormir
por pensar en su boca perfecta
y en plena luz del día
podía mirar fijamente los suaves y rellenos labios
como un hombre ciego
a quien recién se le ha concedido la vista


Si pudiera cumplírseme un último deseo
pediría ver una vez más
el orificio carmín
que me mantuvo esclavo durante tanto tiempo,
perdonaría todo; todo,
las mentiras, insolencias y engaños
de labios tan perfectos y hermosos.


Y observar una vez más los pétalos rosas
abriéndose ante mi hombría
para destilar el familiar perfume,
provocando que mi cuerpo se retuerza con placer
mientras ella lleva el esperma en su impecable boca,
el espasmo final
volviéndose mi temblor postrero.


Traducido por Salustiano Masó











Economía política


Hijo mío, dijo el repelente anciano,
asegúrate que nunca necesites realizar
el trabajo sucio de la civilización.


Todos los credos políticos, religiones,
son creencias necesarias
para que los pobres diablos trabajen las minas.


Para que unos pocos sigan intactos, muchos deben quebrarse.
Todas las reformas tienen la hipocresía por base:
complementos de sueldo para esclavos y lacayos.


Eterna y fija es la ley de la gravedad:
así como, hijo mío, son la injusticia y la lucha de clases.
Vivir es un menester para aristócratas.










AL SER MORDIDO POR UN PERRO


Por mero afán de lucro un doctor
realizó una fútil operación
y puso mi nariz casi tan torcida
como sus designios


Por razones semejantes otro
casi me deja ciego


Un conocido poeta
famoso por sus versos de amor
y renuncia
con denuedo trata de ligarse a mi esposa


Y son legión los humanos que desearían
matarme


Sólo una vez fui mordido por un perro.






SEGUIDOR DE ZOROASTRO


Deseo que nada jamás
se interponga
entre el sol y yo


Si veo un avión
lo derribaré


Filosofías
religiones:
atemorizadas excusas
para no permitir que el sol
te alimente
y reduzca a cenizas


Mira los esqueletos
de esos robles:
la orgullosa sabia de la vida
pasó a su través
sin que hubieran jamás oído
de Jesús y Marx




[Fornalutx, Ediciones Bassarai, Vitoria, 2009, 176 págs.
Traducción de José Carte Rípodas]









De como funciona el mundo


Me ha costado tiempo, Lídgamo,
saber que los humanos, salvo
unos pocos santos, son degenerados
o idiotas.


Los insensatos no son nunca malvados
por designio, pero se te ponen delante
como feos tocones de chopos, se rodean
de mal gusto o a causa del tedio
se enzarzan en largas guerras
en las que apretarse
los machos, la firmeza y el valor imperan
para lograr sus necios afanes.


Malignos son los inteligentes.
Entendidos y sutiles
seducen a la mujer de su amigo
a la par que alaban con sus labios a su esposo.


En cuanto a la esposa
un poco de alcohol separará sus muslos.
No la culpes: el nombre de su consorte
en los labios del seductor
impulsa aún más su complacencia,
pues le muestran que yace con su propio esposo.
Así está mejor: no les remuerde la gnosis, la conciencia*,
sino la picazón del placer que da lo novedoso.


Por tanto, sólo amantes.
Acércate, mi última amiga de ojos endrinos,
tus duros pechos esferas alocadamente girando
ante mis ojos bizcos de deseo:
aunque mis piernas sean tuertas
el corazón es fuerte
y este provocador miembro terso y sin arrugas.
Hasta que la aurora nos separe yaceré a su lado
tu pezón en mi exhausta boca
y una de mis manos
en tu rizado vellón moreno.


* No prick of inwit, en el original, utilizando deliberadamente una expresión obsoleta.
Se ha forzado la traducción para reflejar lo inusual de la expresión (N. del T.)
En Fornalutx (Bassarai, 2009. Traducción de Jose Carte Rípodas)