BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 14 de septiembre de 2014

NIRA RODRÍGUEZ NAVARRO [11.077]




Nira Rodríguez Navarro

(Las Palmas de Gran Canaria, 1979)
Estudió Historia del Arte y Realización de Audiovisuales. Ha trabajado en producción de audiovisuales  y de distintos eventos artísticos así como redactora cultural para varios medios de comunicación digitales. Hacerse la muerta, editado por Vitruvio (2013), es su primer poemario publicado. Su blog: http://nirarodriguez.blogspot.com.es/.







TETAS

Desbocadas las tetas     Desbocadas las tetas
  deshecha la carne          deshecha la carne
     en caída libre               en caída libre
      hacia el piso                 hacia el piso
       más abajo                    más abajo
       que abajo                     que abajo
        tensando                      tensando
         la piel                           la piel 
           así                                así
             .                                   .  







  

SI YO PUDIERA

Si yo pudiera amarte más aun de lo que te amo
arreglaría las estrellas como quien cambia una bombilla
si yo pudiera amarte más aún, paz en el mundo
y yo miss Venezuela.
Más aún de lo que te amo, si yo pudiera a Marte
iríamos ahora mismo y habría vida y la marea
subiría y bajaría a mi antojo, que es el tuyo
domingo declarado donde quiera, Marilyn resucitada
Palestina libre, purpurina en la nevera.
Si yo pudiera amarte amor, si yo pudiera.



 



Norma Jeane

Tampoco ella bellísima y por eso
la poesía no era de ella ni las palabras
ya tenía boca, tetas, que más
para perturbar el intelecto
masculino, de aquellos
que preferían una felación suya
que todas las dudas de su propia existencia

Arrodillada y a punto de la asfixia
pensaba en el mundo y en el amor
el corsé le apretaba, estas criaturas
que no piensen!, sonríe niña todo adolescencia
tu postura es ese culo respingón.
No quiero volver a verte
leyendo

Qué bonita su letra tan redonda y caligráfica
como su pelo ondulante que es lo único que se te permite
más allá de los ojos.
Entiendo que te quieras ir, con la boca llena
harta de adúlteros líquidos
entiendo que te resulte imposible hablar

Diamonds are girl´s best friends

Debajo de tu cama en la epidermis del silencio
tus poemas, después de morirte veinte veces
sólo son divertimentos hermosos en la noche.
Eso dicen ellos:
Problemas con el abandono de tu padre
la ausencia de falo tuyo, una niña desprotegida
a la que cuidar…
Eso dicen los que te cuidaron bien.







Para mi que hoy...

Para mí que hoy se hará tarde más tarde
la ventita de la esquina está arreglando la puerta
los quicios de las ventanas se revientan
de húmedos
y a mi me da por silbar la musiquita
del telediario
todo se recompone como sí nada
como si la vida no fuera más que poner tuercas
terminar de pintar los muros
hacer papiroflexia.

Todos sonríen calle arriba
heridos de amor







PÁJAROS

Descosido el vientre
salieron a bandadas 
los hombres que amé

alzándose en el aire
vacío
las alas del olvido
deconstruyéndome
el rostro
poco a poco
huyeron 

peregrinos
en una migración extraña
hacia otros vientres
sin pretéritos
más fértiles supongo

y sentí el alivio culpable 
de los verdugos jubilados
ni siquiera los conté
que la lluvia les regará el rostro
de las lágrimas mías

se fueron como una nube
de humo negro
a otros balcones sus nidos
otros

a mí 
claveles, gitanillas
la carne de gallina de presente
los dos ojos tuyos
tu imagen sola
habitándome a sus anchas

ahora los espejos
se parecen mucho
a mí.






corazón

cáscara abandonada mi piel
dentro
una sí miente
una semilla inerte
más bien de piedra
orfebrería cardiaca de los diamantes
puros
acaso sentir en él
ocaso.








LA MUJER DE LOT (a Cristina y JJ)

La mujer de Lot no tiene nombre
desobedientemente salada
manda a la mierda a Yavhé
 y a su descendencia

a quién dejas atrás sirena sodomita
a quién te abría las piernas
cuando aún eran tuyas?
kilos de sal para descongelarte
y ni media vocal 
que te pertenezca
cuando nadie te mira
en medio
de dos ciudades ardiendo
tu buscas sus ojos
te haces la muerta
nadie te pidió la huellas dactilares
pero cuándo todos huyan
dejando tras de sí la vergüenza
de las estatuas
tu te quitarás la piel sin nombre
tuyo
mujer de otro
como quien pela una fruta
te nacerán las manos
y andarás sola
bautizándote en los cuerpos
que te dé la gana.






MUECA

no acusar el tiempo
quieres
que mañana se te borre como ayer porque es lo mismo
se te olvida, porque olvidas
olvido eres
y sólo a él le dejas habitarte
que eres hermosa
 aquí y ahora
mas sabia que ayer
menos que mañana
todo una sarta
de estupideces
no?
no te interesa
eres una mueca
muñeca...
intentando sonreir

te rebuscas en la carne, le hablas al vacío
al filo
agarrandote las tetas con las manos
por si acaso
                   miro los ojos despoblados
tu rostro en silencio
                 suicidado
                             a los quince.








RESACA

Salió de su bañera atravesando los cristales, tras ellos los peces naranjas abandonados se convirtieron en pelo y ella con sus manos terminó de escurrir el líquido que le quedaba. Había sido un largo viaje a través de las gargantas de la noche y Jonás que no aparece...

La vuelta siempre es seca, deshidratada, los azulejos las orillas al fin desiertas del baño. Se miró en el espejo, terminó de escurrirse el mezcal, la marea retrocedida siempre deja la roca desnuda y vulnerable, sacudió las escamas que le quedaban en los ojos. Nada de sal, no responde al otro nombre de más allá del espejo. Dónde habitan las ballenas será juzgada por homicidio. Lo único realmente molesto ahora, es un espina clavada en el esófago.







GUSTO

Una lengua rodeando 
el colmillo.
La caricia, 
dedo
en el filo
de la 
daga.
Dos labios
suben y

bajan

suben

bajan

lubricando    pistola.
el cañón
 de
 una
                
Este cuerpo
amando
aquello
que lo mata.