BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

sábado, 9 de agosto de 2014

ÁLVARO CAMPOS SUÁREZ [10.851]


Álvaro Campos Suárez 

(Málaga, 1981)

Licenciado en Derecho por la UMA, tras una estancia en la University of Sheffield. Estudios de Lengua y Literatura en Oxford y Toulouse y de Ciencia Política por la UNED (Madrid).

Al margen de su participación en variados homenajes y recitales poéticos, su obra ha sido difundida en reconocidas revistas literarias (Barcarola, El Toro Celeste o Suspiro de Artemisa, entre otras publicaciones) y blogs de referencia como La nave de los locos.

En 2013 ha publicado su obra trENes (Córdoba, Colección Año XIII).






CAFÉ SOLEDAD

A Campos Reina

En el café de mi soledad contemplo
fantasmas de un tiempo sin tiempo
en romántico divagar.

Amnésicos, recuerdan glorias pasadas
en copas afrutadas de saudade mientras,
en tertulias de a uno,
lucen borrachos el amor perdido.

Oxígeno anaranjado
en hamacas de laurel y espino.

El espectro ilustrado
dice adiós en soledad.






PLENITUD

Longitudes de soberbia
aguardan al lector selecto,
aquél que se reconoce 
entre tierra balda y en barbecho.

Microcosmos artísticos
rodean su existencia fútil.
Comprende el pecado de lo inane
y en el místico oasis
atiende al orisha con ron y tabaco.

Relatos imposibles son contados
                                                     aquella noche 
y yo, narcotizado por la droga del mar y las sirenas,
fantaseo futuribles en su rostro
cuando el siroco borra mis pisadas.

<<¡Por fin, libre para el sueño eterno!>>
- digo a mi nuevo hermano.
Y ya no más camino vacilante,
abrazado al rumor de un vacío anónimo.
El de los grandes hombres,
beduinos de la iluminación.




OBSERVA Y MUERE

¿Por qué es el ente y no más bien la nada?
M. HEIDEGGER, Introducción a la filosofía

No se alimenta más que del aire
ni alienta menos que la muerte.
En el campo amarillo, 
atado al olivo,
hallo al perro miserable.

<>,
me susurra.
<>.

Can omnipotente,
paradigma del vacío
frente a un hombre sin ladrido.






EL PORTERO DE LAS NUBES                  
                     
                                                    A Luis Cernuda,
en el 50º aniversario de su muerte

Azul, gris, rojo. Tres colores 
para una misma fantasía.

Al abrigo del ozono
y el nitrato de plata
las nubes descansan, tranquilas…

… como el reo en el corredor de la muerte…

Dormirán entre sollozos
hombre y nube evaporados.