BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 22 de noviembre de 2011

5397.- JULIA GALLO SANZ



Julia Gallo Sanz nace en Villarramiel (Palencia), Tierra de Campos.
Graduado Social. Ex-secretaria en Telefónica de España. Pintora e ilustradora. Casada, una hija y un hijo. Reside en Madrid.
Ø Promotora. Cofundadora y siete años Coordinadora, desde su fundación, del Grupo Literario de Cultural Telefónica de Madrid. Presidenta de “TINTAVIVA”.
Ø Miembro del Patronato (con la letra G) de la Asociación Prometeo de Poesía; pertenece a la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, a la Asociación Cultural y Artística “Grupo Muriel” de Palencia, y a la Academia Iberoamericana de Poesía - Capítulo de Madrid.
Ø Pregonera de fiestas patronales (Villarramiel, San Bartolomé. Palencia, Expo-Aire)
Ø Divulgadora cultural. Ha dado recitales por varios puntos de España, Portugal, en Braunschweig, (a colectivos artísticos de habla hispana de esa ciudad Alemana), en la Asociación Cultural Amigos de España, Portugal e Íbero-América en Berna (Suiza) y en Innsbruck (Austria) en un encuentro hispano-parlante.
Ø En su incesante actividad literaria ha presentado personalidades de gran prestigio dentro del ámbito de las letras y de las artes, tanto en recitales poéticos como en la muestra de sus propias obras.
Ø Su prosa y su poesía figura en diversas antologías y revistas: “Conjuros al aire” - Ed. Catoblepas, “Nosotros” - Ed. Tintaviva, “Azahar” - Campo de Conil, “Alwaal” - Árabe, Relatos de Mujer Ayuntamiento de Valladolid, “La pájara pinta” - Prometeo, “Sin linderos ni arrabales hacia el S. XXI” Calíope. “Sembrando ilusiones” - Ed. Cardeñoso, “Álora, la bien cercada” - Málaga, “Tertulias Poéticas Hogar de Ávila en Madrid - ciclo 2001”... Recientemente ha participado en el ejemplar conmemorativo: “Centenario de la Casa de Palencia en Madrid”; en “Tejedores de palabras II Antología Poética General de Prometeo”; “Poetas S. XXI Prometeo”, en la antología de pintores y poetas “El cerro de los versos” de “Rincón literario tus poemas en las ondas”; en el volumen conmemorativo “El Quijote en el Café Gijón” (Madrid), en el libro “RELATOS Décimo aniversario de Tintaviva de Cultural Telefónica”, de cuya portada es autora. “El Batracio Amarillo”, revista de humor social; Cuadernos del SIJA Premios Literarios de la Universidad Carlos III de Madrid.V Antología premio Briareo 2007. Cuentos a Murcia...
Ø Algunos de sus trabajos han sido traducidos al portugués, al árabe y al inglés.
Ø Tiene poemas musicalizados (CD) por el cantautor José Luis Pardo.
Ø Ha titulado coreografías de ballet al coreógrafo dominicano Raúl Valdez, afincado en Alemania y a Virginia López Gallo, bailarina del Tiroler Landes Theater de Innsbruck (Austria). Con motivo de la Muestra de “Junge Coreographen 2006”, diseñó la escenografía de la coreografía “Cibeles or the destiny”, creada por Virginia López Gallo y mostrada en la TV 2 de Austria. En la gala Distrito Artes 2007 “Va por ellas”- Homenaje a la mujer, versos de Julia G. abrieron la coreografía “Mujer de luz”, creada e interpretada por la bailarina Virginia López Gallo.
PREMIOS
Ø Cuenta con varios premios literarios en prosa y verso:
· Varias ediciones (nueve) del Premio Semana Cultural Ibérica de Telecomunicaciones, en prosa y en Poesía.
· Premio 25 Años Comunidad Parroquial Santa Luisa de Marillac 1992 – poesía.
· Premio Provincial de Relato Ciudad de Guardo / 1995
· Justas Poéticas Navideñas Ciudad de Guardo / 1996
· Finalista en relato Querido Borges - Liceo Internacional de Cultura de EEUU Hollywood
· Villa de Azagra - relato
· Ayuntamiento de los Molinos - poesía
· Finalista en Relatos de Mujer Ayuntamiento de Valladolid 2001, publicación de la obra.
· Premio Primavera de las Artes modalidad Poesía, de la Asociación Internacional de Mujeres por las Artes AIMA – 2004
· Accésit Premio de Poesía Villa de Jérica (Castellón) 2005
· Premio de Poesía Villa de Navalcarnero -2005
· Premio de relatos “Cuna del Canal de Castilla”, 2006
· Premio de Poesía “Victoria Kent” Algeciras 2006
· Finalista IV Certamen Literario de la Universidad Carlos III de Madrid (Getafe) 2006 – publicación del trabajo
· I Premio “Chumy Chúmez” de Poesía Satírica y Artículo burlón Granada 2006, al cuaderno de poemas sobre los Pecados Capitales “Nueve décimas de capital pecado, o la gracia de pecar”.
· Finalista IX Certamen Literario Círculo de Castilla y León en Barcelona 2006
· I Premio Poesía Cultural de Telefónica 2006
· Finalista X Certamen de Poesía “Amanecer Literario” 2007
· I Certamen Microrrelato de Cultural de Telefónica – 2007
· Finalista Premio Alfambra 2007
· Accésit V Premio Briareo de relatos 2007 –publicación de la obra
· Premio “Cartas a Palencia” de la Casa de Palencia en Madrid 2007
· Premio absoluto de las Casas Regionales de Palencia extendidas por España: “I Premio Cartas a Palencia” en Palencia 2007

LIBROS
Ø Poemarios publicados:
REGRESO AL PRETÉRITO (Colección Tintaviva de Poesía 2001) / REGRESO AL PRETÉRITO Y OTROS POEMAS (Ediciones Cardeñoso 2004) / ENTRESUELO, 1º Premio Cristo de la Nave de Manzanares el Real 2002 /. LA CENIZA DEL OJO Accésit Premio de Poesía Villa de Jérica 2005 (Ediciones Cardeñoso) con prólogo de Alejandro Fernandez Pombo (ex-presidente de la Prensa española). “48 horas” I Premio de Poesía Victoria Kent.
Un libro de relatos, EL DIA DE MÁS LUZ (Ediciones Cardeñoso 2003), con prólogo del editor Severino Cardeñoso. La mitad de estos relatos han sido premiados y todos ellos publicados en revistas y compilaciones.




SOBERBIA

Sin considerar valores,
os crecéis en lo más hondo,
pero sois hueca, sin fondo,
aunque blandiereis colores.
Os bañáis en los honores
-casi siempre imaginados-
de los más apabullados.
Vais de estirada y “reinona...”
¡Onírica y sin corona,
disfrutáis brillos soñados!








AVARICIA

Nada basta ni te llena,
así el descontento oprime
tu alma, que ni redime
esa ansiedad de “ballena”.
Es tu codicia tan plena,
tu inclinación tan profunda,
que no me extraña que cunda
el deseo de riqueza;
y disfrutas con presteza,
de esa falla tan rotunda











LUJURIA

Ese tirón tan agudo.
Ese buen sabor a vida.
Ese pacto tan suicida
del deseo más bien mudo…
Lo gordiano de ese nudo,
oprimiendo entre las piernas,
no se cambia ni en eternas,
sesiones de brujería,
que como el otro diría,
¡bien disfruto sus galernas!









IRA

¡Qué peligro de avispero!
¡Vaya azote! ¡Qué delirio…!
¡Eres como un martirio
que salta cuando no espero!
¿Para qué, dime, te quiero?
Pero has de dar la nota,
agotar hasta la cota
más alta de la paciencia.
¡Mucho gozas -sin clemencia-,
al ser polvorín que explota!








GULA

Concluyente he de decir
que hoy día este pecado,
está mal considerado.
¿Para qué contradecir?
No vamos a discutir
que comer es placentero,
-aunque no sea certero
llevar la contraria al tipo-.
¡No quiero quitar el hipo!
¡Quiero comer lo que quiero!










PEREZA

El esfuerzo me entumece.
Holgar me invade, ¡ya ves!
Todo pierde mi interés,
desde que el día amanece
y la apatía aparece…
¿Afanarme?, ¡ni un amago!
Así que, si hago o no hago,
tan muerto he de terminar
que, ¿para qué trabajar?
¡Si me gusta hacer el vago!









ENVIDIA

I

La envidia es abundancia
de una rabia deprimente,
que fermenta entre la gente
cual veneno que se escancia.
Es un duelo de ignorancia,
deforme emerger de espejos
distorsionando reflejos,
retos y comparaciones,
que enturbian las emociones
henchidas de mil complejos.



II

Es mueca con capuchón.
Es mentira y zancadilla,
que zahiere a quien ya pilla
de camino, y sin razón.
Puede helarte el corazón
el resultado que ofrece,
pues la amistad, si florece,
termina por marchitar,
sin llegar nunca a medrar









GUARDO EL PICO EN MI TESTA

-lujuriosa punzada que me avala-
y prendo, casi siempre,
una emergencia.
Vigilo los abismos de un escote
con cara de cíclope vencido.
Soy grande entre susurros de mantilla,
enano en un pañal,
y firme en el tratado de una venda.
-Ya quisiera el Amor tener mi nombre
en su alma de amor, si es que la tiene-,
la salud, el dinero, la hermosura...
Llevo el acto del fuego y la semilla
en mi acción de tan simple ejecutoria.
Es mi sexo revuelta de mi extremo
el sentido de mi naturaleza.
A gritos se me pide en camerinos
pues soy ese que soy: el Imperdible.








A veces es urgente detenerse
al filo de la vida, como ahora,
al alba, como hoy,
hacer oídos sordos al reloj,
bañarse de firmeza y transeúntes,
sentarse en el quicio de la calle,
tornear su textura de alquitrán,
y negociar los pasos.
Ya que a veces el miedo se nos cuelga
de las extremidades,
nos rumia, nos desgasta,
nos pone zancadillas...
-es hijo de la vida-,
y hay que embocarlo con firmeza,
de frente y reestreno.
Entonces la emoción se monta hombreras,
nos sacude, refresca y contradice,
por eso, simplemente,
no puede voltear
la mansa eufonía de pisadas
en la caligrafía,
y resulta imposible definir
las voluptuosidades
de un calzado viejo.
Susurran las bisagras,
y las voces se frenan en los diques
de las primeras horas;
y sudan las palabras con el paso
de tantas sensaciones,
que han quedado cortas
sobre cualquier papel improvisado.
Pues, ¿cómo describir con precisión
la luz de la mañana,
el aroma del viento entre las cejas,
el lomo de adoquín bajo las plantas,
o la chanza y rocío en algarada
del aspersor de riego?.
No, no asiste el vocablo al cometido
de referir el gozo
del matinal paseo en libertad.
La suerte de la luz abriendo paso
desborda la palabra,
y la fija secuencia de la calle
la sílaba intimida.
Enhebrando caminos,
el alma recupera
al parvulario asombro
de inaugurar la vista,
y se rige con pasos primerizos
de cierta oscilación y poderío.
Se avanza en un tanteo de fachadas.
porque uno se imagina
el dueño del presente,
del cielo y las esquinas,
del bostezo quebrando la apatía,
de esa vanidad impudorosa
de respirar muy hondo.
Se rinde al sentido de la vista
el sincero agasajo
de juntar las pestañas.
¡Pertinaz singladura
-huésped de mi zurrón-,
persiguiendo la dicha!

(A Evelio Domínguez, buen amigo)












Por tu divina gracia, Amor,
congregarás las nubes
en un solo racimo,
que no se desperdiguen asustadas.
Que se oree a tu sol
la piel de los amantes,
hacia el plural insomnio
del constante deseo,
-bejuco entrelazado
al nervio y a la sangre-.
Amansarás gacelas cual oteros,
palpitando hacia el sur,
mitad junto a mitad, olivo y ambrosía
irrigando los pulsos donde mana
el oblicuo fulgor estremecido.
Baldearás escombros;
despejarás calimas y alzarás
la atalaya tejida de suspiros,
pues será tu cruzada
cobijar el milagro bajo el toldo
y hospedar la emoción en cada pecho.
Colmarás de hermosura cuantas flores
sueñan aguas de mayo.
Serás luminiscencia
cuando todo se nuble,
cuando ya, adormecido entre la bruma,
el silencio y estruendo se armonicen
en la brava tibieza del placer,
entre la paz y guerra del instinto.
Eso harás mientras bulla en el sembrado
el rizoma latente, el paroxismo
de ofrendar a la vida más cosechas,
por gestar y parir nuevas espigas,
otros granos de esencias que agiganten
los más dulces agostos,
la más provocadora
perpetuidad del hombre;
tan sólo con amor se sobrepasan
los dinteles del miedo en la espesura
de una selva rasgada por destellos,
cegando a enamorados.
Y en un claro follaje gozarás
del néctar, el maná, el manjar mismo
que a Eva le fue puesto en el mantel;
¿si no conjuga luz, para qué sirve
la pulpa de la carne y el favor
del placer albergado en los recodos,
donde allí colmó al hombre
de percepción y espasmo,
constatando el acierto de la obra?











( Al poeta José Mª Pinilla, in memoriam)

AGUA Y AUSENCIA

Ya no te asfixiará
el filo de la angustia, amigo mío,
ni esa desazón por la verdad,
ni el moho de una tarde extenuada…

Ya no acarrearás días inciertos
de amores no fiables,
de dudosos amigos
y letras -que no son de poesía-.

Pero esto es la vida, lo sabías,
una diáspora injusta, impredecible,
con grilletes y celdas para todos;
y llantos en el lecho de la ojera.

Ya no te ahogará
la cítrica miasma de la noche,
ni su pus imparable gangrenando
el caos de tu angustia en el abdomen.

Le diste un puntapié
al zapato que calza la jornada
con la suela de carro de combate,
y tacón predispuesto a la embestida

Ya flotas, para siempre,
en la paz submarina que te abraza
en coito interminable, en oleaje,
en derramada espuma y en regazo.

Te entregaste a las aguas, inmolando
un futuro de versos y cariños,
y la mar ha jurado enmaridarte
cada trece de marzo, siempre en viernes.

Aunque estoy enfadada
por truncar el nacer de tus poemas,
y privarnos de todas tus sonrisas,
prometo mantenerte informado,
a través de mensajes en botellas,
de lo que aquí acontezca.
Te contaré encuentros de poetas
donde, ya para siempre,
hablaremos de ti.
Eso sí, con una condición:
que me contestes.