BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 22 de noviembre de 2011

5398.- FERNANDO RIELO


Fernando Rielo
Fernando Rielo Pardal nació en Madrid el 28 de agosto de 1923. Fallece en Nueva York el 6 de diciembre de 2004, donde residía desde 1988 por especial asistencia médica,con algunos colaboradores de su Escuela Idente. Doctor Honoris Causa por la Universidad de Loja, Miembro de la "Academia Norteamericana de la Lengua Española" y del "Centro Internacional de Estudios Hispánicos", Fernando Rielo se caracteriza, además de poseer un sistema propio de pensamiento, por su extraordinaria creatividad religiosa y civil.
Funda en 1959 un Instituto religioso, Misioneros Identes, al que imprime en pocos años una gran proyección internacional creando unos setenta centros en veinticinco países.
En la década de los setenta y comienzos de los ochenta, funda, asimismo, varios organismos culturales y humanitarios: la Escuela Idente, que, como Instituto Superior de Ciencias y Letras, tiene establecidos convenios con diversas universidades extranjeras; la Fundación Fernando Rielo, que se irradia internacionalmente por medio de su Premio Mundial de Poesía Mística, con el Premio Estanislao Polonus para hispanistas universitarios en Polonia, con la publicación de la revista plurilingüe de poesía, ensayo y crítica literaria, Equivalencias, y con la creación de las aulas de Pensamiento, Poesía y Literatura, Pedagogía, Teología y Música, colaborando con varias universidades y centros de cultura e investigación.

Entre otras fundaciones civiles de Fernando Rielo, hay que destacar, por su incidencia en el mundo universitario: la Juventud Idente, que pretende unir en los más altos ideales culturales y morales a jóvenes de distintos países, razas y creencias, para formación de un Parlamento Universal de la Juventud;la Fundación Idente de Estudios e investigación que tiene como mision específica el diálogo con el mundo intelectual, la Cátedra de Lengua, Literatura y Pensamiento español, en la Universidad de Filipinas para difusión de la cultura hispánica.

Otro de los rasgos humanitarios de Fernando Rielo se refleja también en fundaciones dedicadas a la atención médica: la Asociación Sanitaria Fernando Rielo, establecida en Roma para dedicación, en colaboración con Cáritas Internacional, a la asistencia médica y civil de los inmigrantes, y la Escuela biomédica Fernando Rielo para postgraduados en el campo de la práctica e investigación médicas.
La creatividad cultural de F. Rielo se basa, fundamentalmente, en sus meditaciones metafísicas, teológicas, literarias y, en general, sobre filosofía de la ciencia. Estas meditaciones, que responden a la profundización, bajo todos sus ámbitos, de su concepción genética del principio de relación, atañen al estudio del ser, de la historia y de la vida, y las causas de sus disgenesias ontológicas, morales, sociales, biológicas. Parte de este pensamiento se halla difundido en numerosas conferencias impartidas en organismos internacionales como la ONU, la OEA y la UNESCO; en universidades de los Estados Unidos como Georgetown University, The Catholic University of America, Martin Luther King Memorial Library (Washington); Saint John's University, LaGuardia University, The Roosevelt House, Fordham University (Nueva York); Villanova University (Philadelphia), etc., y en otras universidades y centros culturales de Hispanoamérica, Francia, Italia y España. Resumimos algunos títulos de estas conferencias: "Definición mística del hombre", "Teoría estética", "Mística concepción de la lengua española", "Concepción genética del infinito", "Plateresco, mensaje inédito", "Ser y verdad", "San Agustín y Fray Luis de León", "Discurso sobre las relaciones culturales hispanopolacas", "Experiencia mística y lenguaje", "El Quijote límite", "Esencia mística del Quijote en texto comparado con San Juan de la Cruz"...

Su nada despreciable bibliografía editada y traducida a varios idiomas viene respaldada, además, por su ingente material inédito elaborado durante más de treinta años en colaboración con la Escuela Idente y la Fundación que lleva su nombre, en las que tiene depositado este material. La temática vertida en estos manuscritos se refiere, especialmente, a los siguientes títulos: "Concepción genética de la Metafísica y de la Ontología", "Metafísica matemática", "Metodología del discurso metafísico", "Teología metafísica", "Teología mística", "Teología física", "Concepción genética de la Lógica y de la Epistemología", "Las carencias de sentido del seudoprincipio de identidad", "Concepción genética de la Estética", "Filosofía de la Ciencia", "Concepción genética de la Sociología y de la Historia", "Crítica de los sistemas filosóficos", "Concepción genética de la Ética", "Concepción genética de la Pedagogía", "Concepción genética del Sicoanálisis", "Concepción genética de la Política y del Derecho", "Teoría sicoética"…

Fue la Crítica de la razón pura de Kant lo que le despertó, siendo todavía adolescente, su afición por la filosofía y el ensayo, y fue también la lectura y recitación de Bécquer lo que le llevaría, años más tarde, a comunicar su experiencia por medio de la expresión poética.
POESIA
Dios y árbol. Barcelona, Rumbos, 1958.
Llanto azul. Madrid, Ornigraf, 1978.
Paisaje desnudo. Madrid, Ornigraf, 1979.
Pasión y muerte. Madrid, Ornigraf, 1979.
Dios y árbol. Madrid, Ornigraf, 1980.
Noche clara. Madrid, Ornigraf, 1980.
Transfiguración. Constantina (Sevilla), F.F.R., 1988.
Balcón a la bahía. Constantina (Sevilla), F.F.R., 1989.
Dolor entre cristales. Constantina (Sevilla), F.F.R., 1990.
En las vírgenes sombras. Constantina (Sevilla), F.F.R., 1994.
Los hijos del encuentro. Constantina (Sevilla), F.F.R., 1999.

AUTOBIOGRAFÍA
Dialogo a voces, Fernando Rielo: Un diálogo a tres voces (Libro de entrevistas por Marie-Lise Gazarian), Nueva York, 1993, F.F.R., Constantina (Sevilla), 1995.





Antología
Flores lluviosas,
los árboles grises como pintados a lápiz.
Y en la calle desierta...
una sombra.
La una.
Un retrato amarillo
sobre la cómoda.
Y detrás de los cristales...
la misma sombra.
La una y media.
Ya no se oirán sus pasos...
Nunca se oirán sus pasos...
Nunca....
Nunca....
Nunca....











Qué es poesía

Qué es poesía...
No lo sé.
Quizá sea ese ser que duerme
en la navecilla de todas las cosas...
Tú le llamas Dios.
Yo le llamo perfume de una rosa...
Quizá sea el vuelo
de las alas muertas...
O el rumor silencioso de otoño
que vive oculto en las frondas...
Qué es poesía...
No lo sé.
Quizá sea ese hilito de luz
que vibra en la lágrima de todos los seres...
Quizá seas tú...
cuando duermes.








El amor que quiso

Tu beso la brisa cumple
y el ave canta peregrina.
Sólo el hombre lo destruye.
Ven a mí, que bordo alas
para Ti.
No me dejes en soledad herido...
Ven a mí, que vivo para Ti prendido...
como el amor que quiso no morar en nada.









Amigo:

¿Has visitado tu alma?
¿Has hecho turismo en ella?
Te invito a que a ella viajes
el próximo verano.

Te aseguro que verás calles con ángeles
que animados se pasean
y alguna vez se les oye.

Si quieres, sacamos el billete juntos.
Ay. Proponte que sea billete de primera,
billete de ida y nunca de vuelta.

Sin más que decirte...
Un abrazo,

Fernando.








Cuando quieras

Vente, Amado, cuando quieras,
pero sea lo más pronto posible.

Vente con esa llaga
que me tienes prometida.

Con esa última...
de la que nadie vuelve.









Tiempo no es cuándo

He llegado a tiempo.
He llegado al tiempo.
He llegado al origen del tiempo.
Cuando tiempo no es cuándo todavía.
Cuando empieza a ser momento
de una primera lágrima que salta
y en el acto se estremece.
Y corre, corre... con sentido de universo.
Un universo que parece nunca acaba.
Universo que es el paso con que tú andas, con que tú andas....
con tu llanto a cuestas.









En el balcón que mira a la bahía
se me confunden:
ángeles con gaviotas,
Dios con un marinero.

¿Tán cerca el cielo con la tierra,
y la sonrisa con el llanto?

De Dios es culpa por estar en medio.










Una calle solitaria
en diálogo con las sombras.
Un niño negro paseando
lentamente
de la mano de su padre
también negro.
A su espalda, ángel de luz,
no de color.

La luz es la verdadera
democracia que se encarna
en la mano de este niño
hasta que deja de serlo.

No perdamos la esperanza:
después de la muerte, el cielo










No tiene ser la muerte con sus muertos.
Ya nada más sabemos de la muerte;
y de los muertos, sólo que han vivido.
La tierra hácelos suyos, los trabaja.

Hasta su pura desnudez desnuda
escapa del sepulcro para en nube
del recuerdo poner algunas flores
que en tiempo breve a solas se marchitan.

Existe otro morir: el de uno mismo
por un Dios dando vida de su vida
al alma que se juzga aborrecible.

Justo juicio del justo al que el juez se une
porque así es la justicia deposada:
¡dos seres... traspasándose su ser!









La breve nube de mi aliento
al duro invierno es luz visible
que vivo en vida desviviendo.

Ignoro el árbol que lo esconde
llevando dentro mi secreto.

¿Será que ocúltase en cercano
estar mi huerto con tu huerto?

Vecinos somos de escondida
esencia: el llanto del silencio









Tu canción de amor:

Tu canción de amor, amor del amor
en oír entrando extático vivo
con mi virgen ave en noche despierta
que de vuelo en vuelo su ir es contigo.

El volver al cerro es triste desearte:
un vivir de pena en pena escondido
entre duras peñas grises sin alma
con mi amor… signado afán de un suspiro.

La esperanza es pan llevar caminante
bajo el sayo oculto en puro infinito
que se aleja cuanto más me lo acerco.

Mi cansada voz de amor en mi grito
desterrado te habla hambrienta del cielo
con un solo verso: ¡otórgame asilo!










Llevo el mirar a tu seno:

Llevo el mirar a tu seno
tiene el silencio más puro
frágil cristal sin vileza
luz de tu luz en ser uno

místico verso contigo
verso adorable del justo
ven presuroso a mi espíritu
ves la agonía que sufro¡ven!

¡ven! ¡ven! ¡ven! ¡ven! ¡ven! ¡ven!…
vuélame al mismo estar tuyo
cese mi grito de amor

caiga mi carne en sepulcro
coman los perros mis huesos
¡quede en Ti libre del mundo!