BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

jueves, 3 de noviembre de 2011

5250.- PEDRO JESÚS DE LA PEÑA


Pedro Jesús de la Peña de la Peña (Reinosa, Cantabria, 1944) es un escritor y profesor universitario español. Es doctor en Filología y licenciado en Ciencias de la Información. Desde 1982 es profesor del Departamento de Filología Española de la Facultad de Filología de la Universidad de Valencia, donde imparte asignaturas referentes a la literatura española de los siglos XVIII y XIX. Es también coordinador del departamento de literatura de la escuela privada católica CEU-San Pablo (Moncada, Valencia).
Es autor de varias novelas y libros de poemas, así como de trabajos académicos sobre literatura. Ha recibido distintos premios por su obra literaria. Como historiador de la literatura, ha trabajado particularmente la poesía de los siglos XIX y XX y la obra de diversos escritores valencianos en lengua castellana: Vicente Blasco Ibáñez, Miguel Hernández, Azorín, Juan Gil-Albert, entre otros. También ha estudiado la obra de José Hierro.

Poesía:
1.Fabulación del Tiempo. Ed Hontanar. Valencia 1971.
2.Círculo del Amor. Premio “Ausias March”. Ed. vives Mora. Exmo. Ayuntamiento de Gandía 1972 .
3.Ciudad del Horizonte. Accésit del “Premio Panero”. Premio Valencia de Poesía 1973. Ed. Exma. Diputación de Valencia 1973.
4.Teatro del Sueño. Accésit del Premio “Adonais” 1979. Premio de la Crítica de la Comunidad Valenciana 1980. Ed. Rialp. S.A. Madrid 1980.
5.Ojo de Pez. Ed. Prometeo. Valencia 1981.
6.Pentalogía (antología personal de su obra poética). Beca del Exmo. Ayuntamiento de Valencia. Ed. Fernando Torres. Valencia 1983.
7.Hibernaciones. nº6. Colección “La Pluma del Aguila”. Valencia 1987.
8.Poesía Hípica. Ed. Canente. Málaga l989.
9.Mar y Poeta. Ed.Corona al Sur. Málaga l99l.
10.El Soplo de los Dioses. Premio Ciutat de Valencia l99l. Ed. Aguaclara. Alicante l992.
11.De(s)apariciones. Ediciones Libertarias. Madrid. 1994.
12.Corpus Ecológico , Premio Ciudad de Irún 1997, Fundación Kutxa de San Sebastián 1998.
13.Los Dioses Derrotados. Accésit del Premio “Jaime Gil de Biedma”. Ed. Visor. Madrid 2.000.
14.Los Iconos Perfectos. Premio Alfonso el Magnánimo. Ed. Hiperión, Madrid (2002).
15.Femenino Plural. Ed. Corona del Sur. Málaga, 2003.
16.Suspiros del Viento. Ed. Fundació Jaume II El Just. Valencia, 2006.
17.La Zarza de Moisés. Premio Nacional de poesía “José Hierro”. Ayto.San Sebastián de los Reyes, (Madrid, diciembre 2007)
18.La Zarza de Moisés. Antología 1970-2008. Huerga&Fierro. Madrid. 2009

Narrativa:
1.Lobo Leal. Premio “Ciudad de Palma” 1974. Valencia 1974.
2.Dublín Mosaikon. Ed. Prometeo. Valencia 1977.
3.El Vacío Vacío. Premio “Blasco Ibáñez” 1979. 1a. ed. Abril 1979. 2a. edición Marzo 1980.
4.Los Años del Fuego. Premio Ateneo de Santander l988. Ed. Plaza Janés. Barcelona l989.
5.Las Dichosas Selvas. Ed.Juventud. Barcelona l992.
6.La Rosa de los Vientos Ed. Juventud, Barcelona, 1996.
7.Ayer, las golondrinas Premio de Narrativa en castellano, Alfonso el Magnánimo de la Diputación de Valencia, diciembre de 1997.
8.Los Primeros de Filipinas Premio Ciudad de Salamanca. Ed. Algaida. 2004.

Ensayo:
1.El Maestro Rodrigo. Un siglo de Cultura. Prólogo de Rita Barberá. Alcaldesa de Valencia. Ed. Ayuntamiento de Valencia. Pag 211, Valencia, 2002
2.Espacio Hierro. VVAA. “La influencia de los viajes en la obra de José Hierro”. Páginas 87 – 111. Ed. Fundación Marcelino Botín – Universidad de Cantabria. Santander, 2001.
3.“Un escritor, un pueblo”, editado por la Biblioteca Valenciana (Generalitat Valenciana), Valencia, 2006.
4.“Mito y realidad de Gustavo Adolfo Bécquer: las Rimas”. Tirant lo Blanch, Valencia, 2008
5.“José Hierro. Vida, Obra y Actitudes Poéticas”, editado por la Universidad Popular José Hierro. San Sebastián de los Reyes, Madrid, 2009

Relatos:
1.La Selva-Jardín, en Manifiesto Español o Una Antología de Narradores. Ed. Marte. Barcelona 1973.
2.Cartomancia, en Motín de Cuenteros/varios autores/Ed. Prometeo. Valencia 1979.
3.Abdoul Ibn Kentafi el Arabí, en Un Purgatorio (Antología de Narradores Valencianos, de Ricardo Bellveser. Col. Politécnica. Institución Alfonso el Magnánimo. Valencia 1984.
4.“El Caballo del Jeque” en la 2ª Antología de Narraciones Marroquíes” de Jacinto López Gorgé, Ed. Port-Royal, 1999.

Premios:
•Premio "Ausias March" del Exmo Ayuntamiento de Gandía en 1971 por el libro Círculo del Amor.
•Accésit del Premio "Leopoldo Panero" del Instituto de Cultura Hispánica en 19072 por el libro Ciudad del Horizonte, 1973.
•Premio "Valencia" de Literatura de la Exma. Diputación por el libro Ciudad del Horizonte, 1973.
•Premio "Gabriel Maura" de novela del Exmo. Ayuntamiento de Palma de Mallorca por Lobo Leal, en 1974.
•Premio "Blasco Ibáñez" de novela del Exmo. Ayuntamiento de Valencia por el libro El Vacío Vacío, 1979.
•Accésit del "Premio Adonais" de poesía por su libro Teatro del Sueño, en 1979.
•Premio de la Crítica de la Comunidad Valenciana por el libro Teatro del Sueño, en 1980.
•Premio Ateneo de Santander (novela) por Los Años del Fuego, 1988.
•Premio Valencia de Literatura por El Soplo de los Dioses, 1991.
•Premio de narrativa en castellano Alfonso el Magnánimo de la Diputación de Valencia 1996 por Ayer las golondrinas, Col. Anaquel Narrativa de Ed. Aguaclara, Valencia, 1997.
•Premio de Poesía "Ciudad de Irún" 1997 por el poemario Corpus Ecológico, Fundación Kutxa de San Sebastián, 1998.
•Accésit del premio "Jaime Gil de Biedma" 1999. de la Diputación de Segovia, Ed Visor, Madrid 2.000.
•Premio "Valencia Poesía Castellana" de la Institución Alfonso El Magnánimo por Los Inconos Perfectos. Ed. Hiperión. Madrid, 2002.
•Premio “Ciudad de Salamanca” a su novela Los Primeros de Filipinas, publicada en Ed. Algaida (Sevilla 2004)
•Premio Nacional de Poesía “José Hierro” por su poemario “La Zarza de Moisés”. Noviembre de 2007.





La Zarza De Moisés (la Soledad Constante)

(A Víctor Hugo)

Si uno sólo quedara, ése quisiera ser:
porque el discernimiento hace grande lo grande
y sólo en el orgullo es posible lo bello.
Deslizarse en el tiempo como leño en el agua,
subir por la cascada que desovan los puentes
y abrirme en un abismo: oscura flor proterva
a quien nadie reclama, que todo desconoce…
Desconocer mis ojos si ojos tales tuviera
(porque ni de mí mismo la confianza quiero).
Y elegir el fracaso: la pasión por la fuerza
que se siente segura, porque es fuerza de nadie.

De(S)Apariciones ( l994)








La Zarza De Moisés (a Tientas)

En las tinieblas de la Humanidad
algunas luces encendidas:
La luz de Buda, la de Cristo,
el soñador Platón y el místico Averroes,
San Francisco de Asís, nuestro San Juan,
el sublime Quijote, el príncipe Bolkonski,
San Oppenheimer y San Bertrand Russell
y algunos pocos más.

Son claros en el bosque,
son dioses derrotados, aunque vivos,
son rayos de fulgor en los días de niebla,
son la esperanza incierta
que nos sostiene aún.
Pero el mundo se encierra tras tristes nubarrones.
A tientas va la vida evitando caerse
a un abismo más hondo que la incredulidad.

Cuando ya hemos perdido todas las esperanzas
y de nada nos sirven ni Bakunin ni Trostki
¿En qué creer entonces en las horas difíciles?
¿Qué profeta esperamos?
¿Qué Mesías vendrá a redimir las culpas?

Los Dioses Derrotados (Ed. Visor, 2000)







La Zarza De Moisés (aceptación Del Destino Propio) (sagitario)

Felicidad a veces, pero nunca
conseguirás la plenitud.

Aunque tu flecha alcance
el aire abierto, el viento, el sol,
el curvo espacio, la infinita carrera,
la longitud perdida de la tarde,
hay un caballo ilimitado
que sin jinete corre más allá.

Y tú, loco centauro, has de saberlo
y conocer qué límite te obliga
a ser mero jinete de ti mismo
inaprensible ecuestre del carcaj.

Pero lanzas tu flecha y nunca llega
donde tu sueño quiere ir, Quirón demente:
donde la noche es vida
y vida es el silencio,
donde germinan oros sin medida,
donde nace el temblor del talismán..!









¿Y qué decir ahora de aquel valor atolondrado
que disputaba al viento su propia primacía
haciendo todo en uno el presente, el pasado,
la misma libertad?

Las lejanas hogueras brillando en los parajes
en tanto que tú y yo, solitarios, resurgimos
como lobos hambrientos tras los verdes ramajes
con rugir de metal.

A lo lejos el ansia de los montes azules,
los roquedales cárdenos bajo la tarde gris,
los palomos pintados sobre un campo de gules
en búsqueda de amor.

Envejecemos juntos y juntos proseguimos
con esta bárbara costumbre de sobrevivir,
contra el viento de frente o el halago o los mimos
o la flecha del sol.



Pasaron ya los tiempos de saltarse las zarzas,
de vadear los ríos entre guijarros deslumbrantes,
de evitar la amenaza de abejas o de garzas
en pascual procesión.

En tu crin portentosa te ha salido una cana
y se une a las mías con la misma vejez.
Caballo hermoso y mío, tu cabeza es humana.
También tu corazón.

Somos como el centauro, sólo un cuerpo de amigos,
un cuerpo prodigioso ensamblado hasta su fin.
Envejecemos juntos entre mieses y trigos
con la misma dulzura que la flor del jardín.










La Zarza De Moisés (acrópolis)

Y de noche seguir
con el puñal cerrado entre los dedos.

Hundirme por el bosque,
sintiendo en las espaldas ojos de aves nocturnas.

Tener el arma fija,
escuchando el resuello de las fieras.

¿No es acaso la vida esa emoción
que estas estatuas muertas nos han arrebatado?









La Zarza De Moisés (back Home)

Je ne suis jamais seul
avec ma solitude.
G. MOUTASKI

Puedes venir si quieres.
Mejor no te engañes, sin embargo.
El invierno, ya sabes, es duro en esta casa
y la humedad dibuja anchos mapas hostiles
en todas las paredes
con ruda indiferencia hacia los huesos.

Y yo soy puntilloso y no permito
que te comas la fruta del frutero
o que naufragues en mi almohada
robándome tus brazos entre sueños.
Y menos que me quemes las cortinas
con esa ciega vocación suicida
con la que fumas todos tus cigarros.

Así que ven si quieres, Soledad,
y quédate a mi lado si tanto te apetece;
pero luego no digas que te obligo
a nocturnas juergas inconfensables.

Soy un amante infiel
y sólo sé estar solo cuando tú me acompañas.