BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 15 de febrero de 2012

6065.- JÓN ÓSKAR




Jón Óskar (18 de julio de 1921, Akranes - 20 de octubre de 1998, Reykjavík ) fue un poeta islandés nacido en Akranes.

Jón Óskar. Poco conocido del público español, ha tenido una cierta difusión en Francia gracias a las traducciones del antiguo profesor de la Sorbona Régis Boyer, a las que remitimos, pues, a nuestros lectores francófonos (les aconsejamos, especialmente, la antología “Toi qui écoutes”, Kubaba, Paris, 2004).

Jón Óskar nació el 18 de julio de 1921 en Akraness, una ciudad portuaria a 45 kilómetros de Reykiavik. En su proceso de formación académica destacan los estudios de piano que realizó durante cinco años en el conservatorio de la capital islandesa; como veremos, pudieron contribuir a conformar algunas de las características esenciales de su producción poética: su inimitable musicalidad y un sentido del ritmo más que envidiable. De hecho, entre los años 1946 y 1956, fue pianista en varias escuelas de danza, aunque posteriormente se dedicaría, sobre todo, a la escritura y a la traducción. Esta última tarea, como ya hemos tenido ocasión de comprobar en nuestros números, le acerca a los intereses de muchos intelectuales de su país. Entre los idiomas que hablaba, hay que citar el francés (su amor por Francia es bien conocido) y el italiano.

Su obra poética no es muy numerosa, pero tiene, como hemos señalado más arriba un enorme interés. Se inscribe en esa corriente de renovación que habían protagonizado los llamados “poetas atómicos” y a la que nos hemos venido refiriendo al tratar, en otros números, precisamente, de algunos otros compañeros de generación. Como ellos, siente preferencia por el verso libre (que supuso una liberación respecto al sistema de sílabas contadas, la rima y las rígidas aliteraciones) e incluso por el poema en prosa, y se centra en temas de tono intimista: en su caso, el amor y las relaciones humanas en general. Sus libros de poesía están bastante espaciados en el tiempo. Su producción poética, iniciada en los años 50, se extiende hasta 1995. Moriría en 1998. He aquí un listado de su obra:

1953. “Skrifað í vindinn” (“Escrito en el viento”)
1958. “Nóttin á herðum okkar” (“La noche en nuestros hombros”)
1966. “Söngvar í næsta húsi” (“Canciones de la casa de al lado”)
1973. “Þú sem hlustar” (“Tú que escuchas”)
1982. “Næturferð” (“Viaje nocturno”)
1995. “Hvar eru strætisvagnarnir?” (“¿Dónde están los autobuses?”)

En sus textos puede apreciarse ese estilo personal que tanto nos recuerda la música. Los poemas versificados están vertebrados por un marcado tema principal, que fluye en una sola línea melódica remansada en cada verso, con abundantes anáforas, anadiplosis y paralelismos sintácticos. Son también muy comunes las repeticiones, siempre muy medidas, de determinadas palabras, que actúan como apoyos rítmicos y temáticos. La puntuación se dispone con enorme libertad para dar mayor armonía sintáctica al conjunto. Los poemas en prosa, por su parte, se caracterizan por la sabia combinación de oraciones de longitud variable, creando una cadencia especial que se acentúa en ocasiones por las repeticiones léxicas, anáforas y paralelismos, procedimientos que tienden a acercar estos textos a las composiciones versificadas.

Los poemas que hemos escogido pertenecen a su libro “Nóttin á herðum okkar”. Como viene siendo habitual, la traducción es nuestra. Teniendo en cuenta la dificultad de una poesía de las características consignadas, esperamos no haber traicionado demasiado la belleza del original. Nuestros lectores juzgarán por nosotros.




Ljóð um tunglið


Nú bregður tunglið ljósi á húsið þitt
og húsið mitt – tveir menn í tunglskinsheimi –
og innan stundar kemur nóttin mild
til okkar beggja, friðlát tunglskinsnótt,
og kyssir hús þitt, elskar þig og líður
og kyssir húsið mitt og elskar mig
og líður burt og kveður þig með brosi
og kveður mig í friði, húsið þitt
er öðruvísi en mitt og þú ert annar
en ég, og samt er eitt sem tengir mig
við þig o þig við mig, ó næturtungl,
ó, tunglskinsnótt, sem kom til okkar beggja
sem hvít og fögur stúlka engum gefin.








Poema sobre la luna



Arroja la luna ahora su luz a tu casa
y a mi casa –dos hombres en el mundo encendido de la luna–
y vendrá dentro de una hora la apacible noche
hasta nosotros dos, sosegada noche de luna,
y besará tu casa, te amará y resbalará
y besará mi casa y me amará
y se irá y con una sonrisa se despedirá de ti
y en paz se despedirá de mí, tu casa
es distinta a la mía y tú eres otro
distinto a mí, y sin embargo hay algo que me relaciona
contigo y te relaciona a ti conmigo, oh luna nocturna,
oh, noche de luna, que viniste a nosotros dos
como una muchacha blanca y hermosa a nadie entregada.








Ung stúlka.


Ég sé þig í rökkri fyrir innan gluggann
á næsta húsi.
Þú horfir út í kvöldið fullt af undrum
og segir: hvernig
kemur ástin til mín inn um gluggann?
Og ljósin, ljósin
kvikna eitt og eitt í næstu húsum.
Ég sé þig brosa
í rökkrinu á meðan ljósin kvikna
í næstu húsum
rétt eins og kvikni margar ástarstjörnur
fyrir þig eina
sem horfir út í rökkrið til að undrast
og til að spyrja:
Á ég að bíða þess sem koma skal
við þennan glugga,
og bíða þess að lífið komi til mín?
Ég horfi á þig
snúa þér við og ganga út í kvöldið
og horfa aldrei
framar út úr rökkri þessa glugga
á næsta húsi.








Muchacha


Te veo en el crepúsculo por detrás de la ventana
de la casa de enfrente.
Miras hacia la noche llena de sorpresas
y dices: ¿Cómo
vendrá hasta mí el amor a través de la ventana?
Y las luces, las luces
se encienden una a una en las casas vecinas.
Te veo sonreír
en el crepúsculo, mientras se encienden las luces
en las casas vecinas
como si se encendiera una multitud de estrellas de amor
para ti sola
que miras hacia el crepúsculo para asombrarte
y para preguntar:
¿Debo esperar junto a esta ventana
lo que ha de venir,
debo esperar a que la vida llegue hasta mí?
Te miro
dar la vuelta y salir a la noche
y no volver a mirar
hacia fuera, desde la oscuridad de esa ventana
en la casa de enfrente.








Um mann og konu


Hvað getur þú gefið mér,
þú sem vilt ekki deyja,
eins og ég hvað get ég gefið
þér sem vilt ekki fara


og ég sem vil ekki fara
og þú sem vilt ekki deyja


ég rétti þér einn vetur
af lífi rétti þér feiminn
einn vetur fullan af lífi


þú réttir mér eitt sumar
af lífi réttir mér feimin
eitt sumar fullt af lífi.








Acerca de un hombre y una mujer


Qué podrías tú darme,
tú que no quieres morir,
como yo qué puedo yo darte
a ti que no quieres irte


y yo que no quiero irme
y tú que no quieres morir


a ti te entrego un invierno
de vida tímidamente te entrego
un invierno lleno de vida


tú me entregas a mí un verano
de vida me entregas tímidamente
un verano lleno de vida.








Laufin, trén og vindarnir (ort í minningu Magnúsar Ásgeirssonar)


Í allan dag hefur haustvindurinn þotið um greinar trjánna. Ég hef setið undir trjánum og hugsað um lauf sumarsins og undarlegt líf þeirra. Þau héldu á regndropunum eins og gimsteinum þangað til þyrstur sumarvindurinn kom að fá sér að drekka. Þau héldu ánægð á fiðrildunum sem voru komin til að elskast. Og á kvöldin kom mannkynið til að elskast undir laufunum. Ó, hversu margt var líf trjánna. Og nú falla laufin í vindinum. En rætur trjánna eru sterkar og trén eru sterk og greinarnar svigna en brotna ekki. Og fyrr en varir eru laufin aftur á greinum trjánna og mannkynið situr undir laufunum og laufin halda ánægð á fiðrildunum og það er mikið líf í trjánum.








Las hojas, los árboles y los vientos (en recuerdo de Magnús Ásgeirsson)


Todo el día ha cantado el viento de otoño entre las ramas de los árboles. Yo me he sentado bajo los árboles y he pensado en las hojas del verano y en su extraña vida. Las hojas habían protegido a las gotas de lluvia, como si fueran joyas, hasta que el sediento viento estival se acercó a ellas para beber. Protegieron complacidas a las mariposas que llegaron hasta ellas para amarse. Y por la noche vinieron los seres humanos a amarse bajo las hojas. Oh, cuán variada ha sido la vida de los árboles. Y ahora caen las hojas arrancadas por el viento. Pero las raíces de los árboles son fuertes y los árboles son fuertes y las ramas se inclinan pero no se rompen. Y antes de que esta situación se torne irreversible, ya están de nuevo las hojas en las ramas de los árboles y los hombres se sientan bajo las hojas y las hojas protegen complacidas a las mariposas, y los árboles están llenos de vida.


http://www.strokkur.org/Strokkur10/Ljo%C3%B0.html