BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 15 de febrero de 2012

6064.- JÓHANN HJÁLMARSSON





Jóhann Hjálmarsson nació en Reykjavík, Islandia en 1939. Hizo estudios de Literatura y Lengua en las universidades de Estocolmo y Barcelona. Miembro de la Asociación de Escritores de Islandia y del Pen Club de su país. Poeta y traductor de poesía al islandés, crítico de literatura y teatro. Director de programas literarios de la radio y televisión islandesa. Desde 1966 columnista y editor de las páginas de literatura del más importante periódico de Islandia: el Morgunbladid. MIembro del comité de selección del Premio de Literatura del Consejo Nórdico desde 1981.

Sus poemas han aparecido en diversas antologías y publicaciones en sueco, noruego, finlandés, ruso, lituano, italiano, árabe, chino, inglés y castellano. Ha escrito los poemarios El tiempo enganchado (1956); Corazones asfaltados (1961); Yo he soñado eso antes (1965); Diario de un poeta urbano (1977) y Espíritu maligno (1998), entre otros hasta completar hasta 16 títulos. En 1998 se publicó en España por primera vez una selección de sus poemas. En Islandia ha editado recientemente una Antología (1956-2000). En Finlandia acaba de aparecer una gran selección de su obra poética.
Difícil resulta resumir, por su variedad y cantidad, la trayectoria literaria de Jóhann Hjálmarsson, uno de los grandes poetas islandeses contemporáneos. Nacido en 1939 en Reykjavík, estudió en la Escuela Técnica Industrial (Iðnskólinn í Reykjavík) entre los años 1956-1959. Inmediatamente después, decidió viajar a Barcelona, en cuya universidad se matriculó para seguir un curso de lengua y literatura españolas. No sería el único viaje que hiciera. En los años 1965-1966 continuó su formación en España. A este respecto conviene señalar que su experiencia en este país ha sido profunda y se ha reflejado directamente en alguno de sus poemas. Desde 1966, ha llevado a cabo una importante labor como crítico literario en los medios de comunicación islandeses, sobre todo en el periódico Morgunblaðið.

Su primer libro de poemas, “Aungull í tímann”, se publicó en 1956, cuando solo tenía 17 años y el segundo, quizá más conocido (“Undarlegir fiskar”), apenas 24 meses más tarde (1958). Desde muy pronto, Jóhann Hjálmarsson se alió a la nueva corriente que habían creado los llamados “poetas atómicos”. Aunque ya hemos dado algunas pinceladas en números anteriores, no está de más recordar aquí que se trataba de un tipo de poesía que reivindicaba el verso libre (frente a las composiciones rimadas y en “sílabas contadas” heredadas de la tradición) y un nueva expresión más acorde con la complejidad del mundo moderno. Se les llamó también “modernistas” (no confundir con los modernistas españoles o hispanoamericanos). Lo que pretendían estos poetas, fundamentalmente, era dar forma a nuevos pensamientos, pero también renovar la manera de formular los temas eternos de la poesía. A esta primera etapa pertenece el poema “Vor” (“Primavera”) que abre nuestra selección particular de textos.

Ahora bien, frente a otros autores de su generación, el contacto de Jóhann Hjálmarsson con los países del sur de Europa y, concretamente, España, como hemos mencionado más arriba, supuso el descubrimiento del surrealismo, corriente vanguardista que, extendida por el resto del continente desde mucho tiempo antes, apenas había tenido influencia en la literatura islandesa. Precisamente, en los dos libros que publicó en 1961 (“Malbikuð hjörtu” y “Fljúgandi næturlest”), utiliza de modo expreso algunos de los rasgos más llamativos de este movimiento de vanguardia.

Con su libro “Mig hefur dreymt þetta áður”, de 1965, las composiciones de Jóhann Hjálmarsson se vuelven más reflexivas y, como han afirmado algunos estudiosos de su obra, se orientan hacia el entorno más cercano y los acontecimientos de la vida cotidiana. Este giro dará lugar, un poco más tarde, en la década de los setenta, a una poesía más narrativa y descriptiva, en consonancia con las tendencias del momento. En algunos casos, la postura es incluso claramente política, pues no podemos olvidar la preocupación que suscitaba en aquellos años la situación internacional y, en concreto, los excesos a los que estaba llevando la llamada “guerra fría”. Su libro “Myndin af langafa” (1975) es, quizá, el más narrativo y el más marcado políticamente. Otros, como “Athvarf í himingeimnum” (1973), “Dagbók borgarlegs skálds” (1976) o “Lífið er skáldlegt” (1978) pretenden ofrecer, más bien, una muestra de la poesía de lo cotidiano, de la vida corriente de cualquier hombre o mujer de la ciudad de Reykjavík y, en consecuencia, de cualquier ciudad occidental. De ahí, sobre todo, el título del último libro mencionado (“Lífið er skáldlegt”, “La vida es poética”). Los sucesos cotidianos son tan dignos de ser tratados en un poema como los grandes temas de la tradición literaria.

Sin embargo, su voz más auténtica, desde nuestro punto de vista, había empezado a aflorar verdaderamente en su poemario “Ný lauf, nýtt myrkur” (1967), de tono más introspectivo y desolado, y que quedaría un tanto apagada en ese paréntesis de los años 70 que acabamos de describir. A ese libro pertenecen, precisamente, el segundo y tercer texto que hemos traducido en este número (“Orð”, “Palabras” y “Lestarferð”, “El viaje en tren”). En el primero encontrará el lector un hermoso testimonio de la preocupación de Jóhann Hjálmarsson por el lenguaje poético; en el segundo, una muestra de ese tono más intimista y simbólico que le pondrá en contacto con las generaciones de poetas posteriores. Precisamente, su libro “Ákvöðunarstaður myrkur” (1985), tras un largo silencio, supone el abandono de la poesía comprometida y entronca directamente con las propuestas poéticas de “Ný lauf, nýtt myrkur”. Esta línea va a continuar en sus libros posteriores, “Gluggar hafsins” (1989), “Rödd í speglunum” (1994), “Marlíðendur” (1998), “Hljóðleikar” (2000). Al primero de ellos pertenece el poema “Veröld” (“Mundo”) y al último, “Aðeins skynvilla” (“Solo una ilusión”). El último libro de Jóhann Hjálmarsson del que tenemos noticia es Vetrarmegn (2003).







VOR


Sólrauðir fuglar svífa
yfir blátærri lind.


Og lítið barn
kemur gangandi eftir veginum
með vorið í höndunum.








PRIMAVERA


Rojos de sol, los pájaros planean
Sobre el manantial cristalino.


Y un niño
por el camino viene andando
con la primavera en las manos.








ORÐ


Ég vil ekki segja við þig: Ég elska þig,
því orðin hafa glatað merkingu sinni.
En ef ég segi við þig: Ég vil fara frá þér
til að koma til þín aftur,
skilurðu mig ef til vill.
En það er erfitt að skilja þá sem tal mál vindsins
og seiður hafsins leiðir.
Mál vindsins, seiður hafsins: gamalt skáldamál
til að blekkja þá sem lítið sjá.
Þess vegna er réttast að ég segi við þig:
Ég elska þig,
eins og ég hafi aldrei sagt þessi orð fyrr.








PALABRAS


No quiero decirte: Te quiero,
porque han perdido su significado las palabras.
Pero si te digo: Quiero dejarte
para volver a ti de nuevo,
quizá me entiendas.
Es difícil entender a quienes hablan la lengua del viento
y se dejan guiar por el hechizo del océano.
Lengua del viento, hechizo del océano: vieja lengua poética
para engañar a los que apenas ven.
Por eso, lo mejor es que te diga:
Te quiero,
como si nunca antes hubiera pronunciado estas palabras.








LESTARFERÐ


Ég les ekki í bók
meðan lestin fer yfir löndin.
Ég stend í ganginum
horfi út
og sé ekkert nema tré.
Allt líf mitt snýst um skóga.
Í rúðunni greini ég
guggið, flýjandi andlit.
Hvað verður um trén
eftir að ég er farinn?








VIAJE EN TREN


No estoy leyendo un libro
mientras el tren cruza las fronteras.
Estoy de pie en el pasillo
miro hacia fuera
y solo veo los árboles.
Toda mi vida gira en torno a los bosques.
En el cristal distingo
rostros inquietantes que se escapan.
¿Qué será de los árboles
cuando yo me haya ido?








VERÖLD


Hér geturðu unað um stund,
dvalist í þér sjálfum.
Aðeins fjaran svo langt sem augað eygir
og skuggi þinn í sandinum.








MUNDO


Aquí puedes sentirte feliz un instante,
quedarte contigo mismo.
Solo la bajamar, tan lejos como alcanza la vista,
y tu sombra en la arena.








AÐEINS SKYNVILLA


Aðeins skynvilla er lífið,
ortu skáldin, svipleiftur,
reikull skuggi, mannsmynd
sem hverfur, óðfluga hreyfing.
Við hugsuðum um hve líf okkar
liði skjótt, hvernig skuggar daganna lengdust
uns þeir rynnu saman við myrkrið,
yrðu sjálft myrkrið.








SOLO UNA ALUCINACIÓN


Solo una alucinación es la vida,
escribieron los poetas, un instante,
una sombra inestable, una imagen
efímera, un vertiginoso movimiento.
Pensamos en lo rápido que pasa
nuestra vida, en cómo se alargan las sombras de los días
hasta que se confunden con la oscuridad,
hasta que se vuelven la misma oscuridad.


http://www.strokkur.org/Strokkur9/ljod9.html