BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 10 de febrero de 2012

5995.- GERSON PAREDES COZ






Gerson Paredes Coz (Yerko, el guardián de la montaña)

Natural de la nación wanka 1966
Ha escrito los libros “Génesis en palimpsesto”
“Kódigos de sangre” con el cual fue finalista del premio Copé en 1999
esta obra fue presentada en el Ekeko de barranco, el museo de la nación
“Canto de grillos entre el mar y la montaña” apuntes para el teatro popular
“Nuevo Pachacútec Oasis de esperanza” con apoyo del Ministerio Británico
con un capítulo importante de la literatura pachacutana.
Desde hace 5 años conduce la ciudad mística de Pachacútec- Ventanilla-
Es autor de la letra y música del himno de Pachacútec
Es organizador de los Recitales en la montaña, evento ceremonial que con motivo del equinoccio se realiza cada año en el cerro del inka o cerro gorila, con la participación de poetas, danzantes, músicos, narradores y artistas plásticos, cuya ceremonia central es el kutichi o ceremonia del retorno con el pago a la pachamama.
Miembro del centro cultural “wali wasi” que dirige el layqa wanka Pedro Marticorena
Es coeditor del taller de poesía de la UNMSM que dirigen los poetas Marco Martos e Hildebrando Pérez, habiendo publicado seis libros desde el año 1999.
Ha culminado su libro: “Danza del fuego en el día del jaguar- Ceremonia del retorno”

El poeta Enrique Verástegui, ha señalado respecto a su obra: “Kódigos de sangre”: “El poeta que ha escrito este bello libro busca una doble finalidad: salvar la ciencia y, simultaneamente, potenciar el arte, kódigos de sangre escrito en esta doble batalla – se refiere, sobre todo, al ADN, cuyo “mapa genético” acaba de ser revelado simultaneamente en Nueva York para salvación de la humanidad pero también se refiere a esa escritura incaica cuya sangre se codificaba en los quipus... Ahora cuando han pasado los años, pero cuando todavía soy joven, encuentro que mis primeras preocupaciones cristalizan no solo en la arqueóloga y el poeta citado sino, también, en una de las puntas de lanza de la nueva poesía peruana: Gerson Paredes. Un porvenir promisorio que se inicia con su poesía a quien auguramos un lugar majestuoso en los coros angélicos de quienes amamos a Beatriz”.





FUEGO PÚRPURA
(GRITO EN SILENCIO)


Silencio


Por tu frágil figura
flor de loto
pensamiento fugaz.
Silencio


Por ti.
Silencio
Por que acaso somos
tejidos de lanas
diferentes.
Silencio


Por la gracia
de tus sendas
traviesas.
silencio
Por la imagen de tu cuerpo
tus muslos
tus pies de bronce
canela.
Silencio


Por la sedas olvidadas
el aroma de tu piel
acariciando mis pestañas.
Silencio


Por el fuego púrpura
que devora mis noches
soñando estremecido contigo.


Silencio
Por saberte prohibida
por sentirme prohibido
y estar tan cerca.
Silencio
Por tu ausencia
y el miedo
a perderlo todo.


Silencio
Por tu indiferencia
rocío cristalino
que dispersa mi ceniza.
Silencio
Porque una mirada tuya
es suficiente
y tu sonrisa es todo
para mi.
Silencio


(De Génesis en palimpsesto 1998)












MELANCOLÍA DEL SABLE
DE UN GUERRERO


Y sin embargo nunca oí ruido
Ni voces de albañiles
Desde el mundo exterior – y sin sentirlo –
Me encerraron.
CONSTANTINO CAVAFIS


Fui un sable
de acero
reluciente
Quise abrir senderos
en la selva
del conocimiento


Detrás del follaje
encontré inmensas rocas
y con cada golpe
fui perdiendo filo


Piedras frías
se adelantaban
a mi paso
sin saberlo


Hoy, viejo y oxidado
- sin sablazos ni esquivos –
soy pieza de museo


Detrás de los cristales
la gente me observa
y murmura.
(De Kódigos de Sangre 2000)














CREPÚSCULO DEL AMOR


Estoy haciendo de ti
una diosa inexistente


Eres mito de tiempos
y colores ardientes
que consume mis párpados


- Esta, ya no es mi casa -
canta melancólica
una gaviota


Tus voces tienen edades
de olvido


Mis sueños son pequeños
cristales de cuarzo
hieren mi fe


Confusos códigos
intentan dejar mi cuerpo
caen sobre grietas
de masa gris


Tristeza de arco iris
neblina negra
¡el amor está muriendo!


Hija de Omega
¡haz que los vientos monocordes
de los días
no nos destruyan!
(De Kódigos de Sangre 2000)