BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 8 de noviembre de 2011

5305.- KLÍTOS KYROU


Klítos Kyrou (Salónica, GRECIA 1921) estudió economía y leyes pero nunca ejerció como abogado. Después de realizar varios empleos, entró a trabajar en el medio bancario y llegó a ser director del Banco de Crédito en su ciudad natal. Autor de siete libros de poesía, también es traductor de varios poetas y dos antologías, especialmente del inglés, español y francés. Sus poemas han sido traducidos al inglés y al polaco. El poema que presentamos está tomado de Aléxandros Argyríou, La poesía griega, antología y gramatología T. I, Atenas, Ediciones Panagiotis Sokolis, 1982.






El espejo

Sus manos flores blancas en la lluvia
Lluvia que brillaba en la oscuridad y formaba
Lagos dorados donde te hundiste
Buscando ejecutar a la muerte y abriendo
Miles de círculos que se dilataban mostrando
El lugar de tu supuesto ahogamiento.
Cuando subiste a la superficie habían transcurrido
Siglos de tierno silencio eras insensible
Alondras zumbaban en tus oídos brazos
Y piernas estaban heridos en las coyunturas
Y sin embargo reías en tu integridad.

Era la única forma de que amaras.








Ilusión óptica

Estaba obsesionado por una figura de mujer
La soñaba con las manos
En alto delirando con ardor
La veía todas las mañanas hacer señas
En la ventana de enfrente sonreír
Con rayos en los ojos y en los dientes
Dentro de la habitación en penumbra
Símbolo de la mujer eternamente inmaterial
Al menos así lo creía no había sido instruido en
Los elementos de la ilusión óptica.

Cuando se dio cuenta ya había amanecido
Como si hubiera transcurrido una noche interminable
Y estaba de nuevo solo y hojeaba
Viejas muy viejas fotografías.









Un ciego

Asistió a todos
los acontecimientos conmovedores de su tiempo
Aplaudió
la arrogancia del fuego
el regreso de los muertos
los desfiles gloriosos

Permaneció en su lugar
Y cuando se alejó el último manifestante
Gritó de nuevo las mismas consignas
Ahora en un nuevo escenario
Se había enredado en el tiempo

Vosotros
Los observadores neutrales
Haced justicia
A un ciego de nacimiento.

Véase La Jornada Semanal, núm. 690, 25/ III / 2008
La poesía griega. Antología y gramatología, de Aléxandros Argyríou,
t. v. Ediciones Sokolis







Gritos de la noche

9

La lluvia embrujada cae a tu alrededor
Cava el viento que oculta en su interior
Las voces de todos aquello que murieron
Para resucitarte.

Pero tú que floreciste en su tumba
Alegre como una canción festiva
Te consumiste y enmudeciste.

Cómo mover tus miembros un tiempo semejante
Cuando el miedo es más barato incluso que el acero
Cuando empiezas desde el principio creyendo
En la injusta desaparición de aquellos que murieron
Para asesinarte.

Todas las versiones de Francisco Torres Córdova