BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 1 de abril de 2012

6543.- ÁNGEL URRUTIA ITURBE



Ángel Urrutia Iturbe

Poeta y promotor cultural nacido en Lekunberri (Navarra) el 20 de octubre de 1933.
Cursó estudios de Humanidades en Pamplona, Vitoria y Santander, y en 1953 completa los estudios de Filosofía en Madrid.

En 1954 pasa a residir en Pamplona donde es editor y director de la revista de poesía «Río Arga» desde su fundación en Pamplona en 1976 hasta 1983. Colaborador en varios medios radiofónicos y periodísticos, publica en numerosas revistas españolas, europeas y americanas; sólo entre estas últimas hacemos referencia a las norteamericanas «International Poetry», «Poema Convidado», «Puerto Norte y Sur», «Vida Cultural», «Alaluz» y «Alternative», las mexicanas «Flor y Canto» y «Norte», «Poesía de Venezuela», de Caracas, «Escarabajo» y «El Plegable», de Colombia. Citemos también «Nard» en Francia, «Latitud 35» de Israel, etc.

Estuvo en posesión, entre otras distinciones y diplomas, del «International Certificate for Excelency in Poetry» por la Universidad de Colorado. Ha sido incluido en diez muestras antológicas españolas, en la «Antología Poética Hispanoamericana» (Argentina, 1978) y en «200 Poetas de Hoy en España y América» (Madrid, 1982).

Galardonado con varios primeros premios de poesía, ha sido asimismo asesor literario y jurado de certámenes poéticos y ha participado en recitales por Navarra y en diversos puntos del Estado, pudiéndose señalar, entre los más recientes, el de «Homenaje a la Poesía», en la Escuela Superior de Arte Dramático y el de la «Peregrinación a Juan Ramón Jiménez» en el Ateneo de Madrid; en la Universidad Complutense y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En 1982 intervino en el «IV Congreso Mundial de Poetas» (celebrado en Madrid), posteriormente en la I Bienal Internacional de Poesía; invitado permanente a los sucesivos congresos. Fue muy frecuente la presencia de Urrutia en programas radiofónicos.

Como poeta y antólogo, es autor de las siguientes obras: Breviario de un corazón, Mondragón, 1962; Corazón escrito, Pamplona, Morea, 1965; Sonetos para no morir, Antología abierta, Mujer azul de cada día Pamplona, e.a, 1972; Me clavé una agonía, Pamplona, e.a., 1972; Milquererte, Barcelona, Rondas, 1982; Antología de la poesía navarra actual, Pamplona, Diputación Foral de Navarra (Institución Príncipe de Viana), 1982; Homenaje a la madre. Antología poética española del s. XX Burlada (Nav.), e.a., 1984; A 25 de Amor 1962-1987, Ansoáin-Pamplona, e.a., 1987; Pamplona cantada y contada, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 1987, Colecc. Breve Temas Pamploneses, núm. 9; Antología del vino. Vendimia poética, Pamplona, e.a., 1988. En colaboración con Manuel Martínez Fernández de Bobadilla; Sonetistas pamploneses, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 1989; Libro de homenajes, Palencia, Colección Rocamador, 1989; Los ojos de la luz. Homenaje filial, Pamplona, Medialuna Ediciones, 1990; Antología del agua, Pamplona, 1990; Poemas a Euskalherria, Sendoa, 1992; De Navarra a Compostela, Pamplona, 1993.

Urrutia concilió armoniosamente la poesía clásica con la más moderna técnica, pudiendo calificar a su obra de «poesía humana». En 1990 cofunda la Editorial Medialuna Ediciones que dirige personalmente.

Muere en Pamplona el 11 de mayo de 1994.






Asistiré a mi muerte




Me moriré de frío entre las alas,
de un hachazo en el nombre,
me moriré delante de mis dos apellidos,
del árbol euskaldún que hizo mis brazos.
Me moriré de sol para gaviotas,
de lunas sin balcones a mis ojos,
me moriré sin ojos donde poner el cielo.
Me moriré de un mar irrespirable,
de un espanto más grande que la nada,
me moriré de sangre declinada sin mí,
conjugada en futuros sin presente.
Me moriré de sed junto a mis sueños,
de hambre en verso y en prosa, de hambre vida,
me moriré de vida,
moriré de la vida de la muerte.
Me moriré de tanta muerte mía
que abriré el corazón para que entre
sólo la soledad por mi agonía.
Moriré varias veces. Y a la tarde
leerán unos versos de ciprés amarillo sepultándome.
Dirán que fui poeta, solamente poeta nada menos.
No lloraréis por mí. Lloraréis
del miedo a vuestra propia muerte,
que vendrá hasta la mía vuestra muerte.
Asistiré a mi muerte,
y os contaré los días y las noches que me pasé llorando,
o cantando, o llorando, o de nuevo llorando.
Acudiré a mi entierro desde lejos,
cavaré la medida de mi polvo
y extenderé mis huesos sin raíces,
me comeré mis heces y mi nada
pensando que ya es algo ser la nada.
Iré a mi funeral
vestido con el luto de la tierra,
tocaré las campanas en silencio,
volveré hasta mi casa
y haré en mi colección de campanillas
la oración del poeta enamorado.
Unos pocos amigos verdaderos
besarán mis pecados de amistad verdadera.
Las sangres de mi sangre
harán una familia de heridas visitadas.
Tan sólo
llorará una mujer toda su alma,
me buscará el azul por todas partes,
me dirá mariposas, y yo le escribiré
sonetos para no morir
y una luz imborrable de palomas
donde voy a salvarme de la muerte,
donde van a salvarme las alas de mi nombre
y el río enamorado de sus besos.