BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 8 de febrero de 2012

5965.- ELMA MURRUGARRA



Elma Murrugarra (Lima, PERÚ 1974) ha publicado Juegos (2002), La Función de las Parcas (2004), al sur en caral (2006) y, recientemente, Cuentos de Domingo en un bello formato cuadrado y cosido. Los poemas breves, a veces narrativos, siempre ligados a algún cuento y acompañados de ilustraciones recuerdan a La Melancólica Muerte de Chico Ostra, suerte de divertimento que Tim Burton publicara hace algunos años.



LIPIRIA




uno felicidad
dos celos
tres declaración
cuatro enamorado de ti
cinco decepción
seis mensaje
siete sorpresa
ocho piensa en ti
nueve lo verás
cero te ama










Hace frío


con el boleto de tren crea
avioncitos
barquitos
cartuchos


el boleto de tren cae
al suelo
el boleto de tren ha caído
al suelo


eins
zwei
drei
vier
fünf
sechs
sieben
acht
neun
las calles de Alemania


Siente frío


(Del libro JUEGOS)










EUDEMONÍA


Alguien entra sin permiso
se lleva
ropa perfumes libros
televisores cuadros huacos
dinero comida cigarros
el papel higiénico
y tu máquina de escribir
una dos tres
cuatro veces entra
pero tú que eres la canción
de Atahualpa Yupanqui
El Aromo
te ríes
no te han robado
te ríes con ese aire burlón
mientras lloro
me abrazas y regalas
una muñeca descalza
mi novela de Ken Kesey
un poema manchado con café
mi chaufita de camarones
me abrazas y ríes
nada te han podido quitar


(Del libro JUEGOS)










HERIDA


La herida
no se nota
casi nada
Pintada
No se nota
casi nada
Fa Mi
Sol Do
Re La
Si Si Si
no se nota
casi nada


(Del libro JUEGOS)












3.
sus reflejos enmudecidos
les contaron del desamor


de la costumbre de sus pasos
de la rutina de sus sombras


de un nadie y un después


(Del libro LA FUNCIÓN DE LAS PARCAS)








INTERMEDIO


Di arrepentimiento
¿Será nuestro
aquello que jamás
nos ha pertenecido?


Pues estoy bordando y desbordando
mi alma


(Del libro LA FUNCIÓN DE LAS PARCAS)










18.


Te miro
y no nos extrañamos


Te quiero
y no nos miramos


Te dejo
y no nos queremos


Te extraño
y no nos dejamos


(Del libro LA FUNCIÓN DE LAS PARCAS)












02:58 p.m. LA BELLA DURMIENTE


Los cabellos vueltos enredaderas
cubren la almohada


Las uñas convertidas en pétalos
rozan la alfombra


Su cuerpo duerme
las múltiples muertes del suicidio
con la ilusión que un tierno beso
a su enmarañado corazón despierte


(Del libro CUENTOS DE DOMINGO)










11:59 p.m. EL FLAUTISTA DE HAMELIN


La lengua de incienso que perfila tu cuerpo
se desplaza como la melodía de su flauta
que avanza
lenta y suave
por tus calles


envolviendo los recuerdos
apartándolos con olvido


...llevándose a infantes ratas y compromisos


(Del libro CUENTOS DE DOMINGO)














DÉSIDERIO


El trípode aún sostiene el oráculo fotográfico
Y tu cuerpo tendido no entiende de muerte
Profeta al fin
Disputas con la tentación
De perderte en el laberinto de los tiempos
En los remolinos de tu lucidez
Dédalo como un ángel
Intenta liberarte del sacrificio del cordero
Que limpia los pecados este mundo
Y no se apiada de ti
Heracles te arrastra hasta Barrios Altos
Y te sientes parte y todo de una memoria
Que no te pertenece
Solo
Huérfano de calor tus venas te abrazan frías










ARTEMISA


El corazón de la diosa ha sido cazado
Sangre y mujer ahora
Qué terrible conjuro la doblega
Quién es aquel que lo invoca
Dócil y cautiva
Ha olvidado la aljaba en el lecho
Y ha abandonado
Sin pensar en la gravedad de tal acto
Su divinidad en la alcoba
Unida a quien la idolatra
No concibe la tristeza
Lima es el cielo que la luna bendice
Sin embargo con el estío
Agotado el cáliz de la eterna alianza
Mortal como el amor es su desengaño









6:43 p.m. Caperucita roja


La niña roja
segura escoge la canción menos triste


La niña roja
curiosa elige el sendero más difícil




La niña roja
juega con el lobo sabiéndose libre