BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 6 de febrero de 2012

5936.- WILLIAM GUILLÉN PADILLA





William Guillén Padilla
William Guillén Padilla (Hualgayoc,1 Cajamarca, Perú, 26 de abril de 1963) es un poeta, narrador y editor peruano.
En el año 2004 presentó su trabajo literario y editorial en la Casa de América Latina de París, por invitación del Centro Cultural Peruano (CECUPE) de la capital francesa; en el 2010 lo hizo en Nueva York, Estados Unidos de América, por invitación de McNally Jackson Books. En el 2011 participó en la Feria Internacional del Libro de Lima, Perú, como uno de los ganadores del Premio Libro de Poesía Breve 2010 de Hipocampo Editores; y en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, donde presentó su libro Microcuentos.
Radica en Cajamarca, Perú, donde dirige Sumeria Editores.

Poesía:
Soliloquios de Homo sapiens, Ediciones Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2004.2 Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Planetario Astral, Lluvia Editores y Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2009. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Memoria del Yo habitante, Hipocampo Editores, Lima, Perú, 2010. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.

Narrativa:
Los Escritos del Oidor, microcuentos Lluvia Editores y Petroglifo. Lima, Cajamarca, Perú, 2006; reeditado en cinco oportunidades. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Actos & Relatos, cuentos Lluvia Editores y Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2009. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Lo que yo Barman oí, microcuentos Lluvia Editores, Lima, Perú, 2010. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Cuaderno de Almanaquero, microcuentos, Fondo Editorial Municipalidad Provincial de Cajamarca, Perú, 2011. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011. Libro considerado entre los Diez Mejores Libros Peruanos de Fantasía del 2011, por el crítico peruano Elton Honores (En: Iluminaciones, Literatura fantástica y ciencia ficción en Perú e Hispanoamérica | Fantastic literature and science fiction in Peru and Latin American).
Venus brilla cuatro veces, novela. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2012.

Antología Personal:
Microcuentos, Sumeria Editores y Lluvia Editores, Cajamarca, Lima, Perú, 2010. Libro electrónico. Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011.
Poiesis, Libro electrónico . Petroglifo, Lima, Cajamarca, Perú, 2011

Premios y distinciones
En poesía:
Juegos Florales Nacionales Universidad Nacional de Trujillo (Perú, 1993), por su obra "Soliloquios de Homo Sapiens sapiens".
Premio “Libro de Poesía Breve 2010”, Hipocampo Editores (Lima, Perú, 2010), por su obra "Memoria del Yo Habitante".
En narrativa:
III Concurso Radial y I Concurso Televisivo de Cuento Breve Librería Mediática (Caracas,Venezuela, 2006), por el microcuento "Defensa del buen amante", perteneciente a su libro Los Escritos del Oidor.
IV Concurso Nacional de Narrativa “Escribas Muchicks” (Lambayeque, Perú, 2007), por el cuento "Gozayo y el túnel", que integra su libro Actos & Relatos.
XXXII Certamen Internacional de Narrativa Corta “Escritura Sin Frontera” (Buenos Aires, Argentina, 2007), por los cuentos "Hechos de alcoba" y "Volver a los diecisiete", incluidos en la obra Actos & Relatos.
VII Concurso Literario Internacional de Novela “José Eufemio Lora y Lora & Juan Carlos Onetti”, (Lambayeque, Perú, 2010), por su obra "Venus brilla cuatro veces".
XVI Bienal de Cuento «Premio Copé Internacional 2010» de Petroperú (Lima, Perú, 2011), por sus cuentos "Retorno en tiempo real" y "Loropampa", integrantes de su libro inédito "Retorno en tiempo real y siete cuentos más".
Honor al Mérito, Municipalidad Provincial de Cajamarca, (Cajamarca, Perú, 1997), por su aporte a la cultura regional como escritor y promotor cultural.
Distinción Kuntur Wasi, Instituto Nacional de Cultura del Perú, (Cajamarca, Perú, 2006), por su aporte a la cultura de su país como escritor y promotor cultural.

Comentarios
"Cuaderno de Almanaquero" de William Guillén Padilla —conformado por 365 más siete escritos— puede ser leído cada día del año; sus personajes son aquellos que se mencionan en el Santoral del Almanaque, y bien podría ser un almanaque de minificciones: valioso trabajo que sitúa a su autor entre los escritores peruanos más prolíficos y creativos de los últimos años. (Portal de Libros Peruanos. Lima, Perú, noviembre de 2011).
El crítico literario y profesor de Literatura de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Ricardo González Vigil, ha escrito: "...Y si prestamos atención a los concursos de los últimos lustros, así como la publicación de libros significativos de reciente data, necesariamente ya deberíamos haber apreciado las dotes narrativas de...William Guillén Padilla." "...Gracias a un diestro manejo del diálogo, en revelador montaje con las descripciones del paisaje, Retorno en tiempo real de William Guillén Padilla retrata a un oficial que se niega a admitir que permitió ´el riego indiscriminado de insecticida en los valles del país´, terminando el cuento con un final altamente expresivo..." (Prólogo de Ayaymama y los cuentos ganadores y finalistas de la XVI Bienal de Cuento Premio Copé Internacional 2010. Lima, Perú, octubre 2011).
El poeta peruano Miguel Ildefonso ha escrito: "Memoria del yo habitante de William Guillén Padilla se define por el tema del amor, en el cual el yo poético se inmersa en un viaje dantesco descubriendo un antiguo paraíso aun en su llama viva. Lo que pasa es que la memoria protege todo engaño y se apena de no cantar al amor que dejamos tendido en su parque secuestrado, nos dice en el poema en prosa Remembranza". (Nido de Palabras, Lima, Perú, setiembre de 2011).
El crítico literario peruano Elton Honores, de "Microcuentos" ha escrito: "William Guillén Padilla ha integrado dos volúmenes previos (Los escritos del oidor; Los que Yo Barman oí) en este libro titulado "Microcuentos". Sin duda se trata de un magnífico conjunto de microrrelatos que conjugan el orden urbano con el andino. En él aparecen objetos que piensan y cobran vida; animales que piensan que en muchos casos, nos hacen pensar en el orden de lo maravilloso. Pero también hay una ironía muy fina, juegos de palabras, la mezcla de lo erótico y lo religioso y la preferencia por narrar desde el otro lado. Guillén Padilla tiene un estilo nuevo y desconocido en este lado del espejo. En suma, "Microcuentos" es un libro imperdible y de lectura obligatoria". (Lima, Perú, junio de 2011).
El escritor peruano José Hidalgo, en la presentación de "Microcuentos", ha dicho: "...difícilmente otro escritor peruano podría superar la actitud nata y la productividad de William Guillén Padilla en la minificción...", "...es un abanderado del género de la minificción en el Perú..." (Lima, Perú, abril de 2011).
Rafael Gil Ballón, joven poeta peruano, ha señalado: "´Microcuentos´ de William Guillén Padilla, invita a no detener la lectura. Ofrece, más bien, enlazar historias, tejer sucesos hasta conseguir un telar tan heterogéneo en formas y matices, entre mundos y personajes, que termina completando una unidad finamente hilada… esta obra es un ejemplo firme de que la imaginación no solo sirve para andar por la vida, sino también para sobrevolarla..." (Presentación “Microcuentos”, Cajamarca, Perú, 2011).
El educador peruano Carlos Luis Pérez Urrutia, Director Académico del Centro de Formación e Innovación Educativa (CFIE), La Libertad, Perú, ha escrito: “...Sin dejar de lado la experiencia local, las tradiciones y su innegable valor cultural, estos textos de William Guillén Padilla trascienden las fronteras de la experiencia individual, etaria, generacional, geográfica... y se introducen en la naturaleza humana y vivencial; este logro los convierte en materiales de lectura universal...” (2da. Edición “Actos & Relatos”, 2011).
El poeta Roger Santiváñez, en octubre de 2010 ha señalado: "Planetario Astral, como su nombre lo indica, es la crónica poética de un viaje sideral. Un viaje que no empieza ni termina jamás, simplemente se da, entre las esferas celestes del firmamento, las cuales constituyen la referencia cultural de todo el poemario. Y los viajes por Europa, con sus memorias y pesadillas. La luna tiene –por supuesto –un lugar especial en este sentido, ya sabemos que todos los poetas estamos en la luna, como reza el refrán popular. Pero eso no implica cesar –ni un ápice- en la lucidez congénita que habita esta poesía, sumamente crítica y política a su modo, cuestionadora y altamente cerebral, con un manejo culto y cultista considerables, así como una puesta en abismo, de las mejores armas del talento de su autor, para mí un nuevo poeta del Perú, a quien saludo con afecto y promisión." (Fragmento leído en McNally Jackson Books, Soho, New York, Estados Unidos de América, el 29 de octubre de 2010).
El escritor Eduardo González Viaña en Sevilla, en octubre de 2010 ha escrito: "¿Cuántas palabras son necesarias para escribir un cuento? ¿Cuántas sobran?... El microcuento es la denuncia tremenda de que hay demasiados caminos innecesarios para construir un relato cuya estructura ya fue diseñada en las primeras palabras. Es inteligencia. Es imaginación. Es encanto. Es chispa. Es genio. Es el germen de la historia. En los textos de William Guillén Padilla -sobrios, fascinantes, elocuentes- todo ello se hace visible. Su obra es poesía leída con los ojos cerrados...". (1ra. Ed. Lo que yo Barman oí, 2010).
Según lo escrito en Lima, en octubre de 2009 por la escritora peruano cubana Dora Varona: "Un nuevo valor refulge convincente en las letras del Perú: William Guillén Padilla, natural de Hualgayoc.3 Estamos ante un maestro de las letras, un clásico desde su primer libro de poesía. Maneja el micro cuento con humor fino y en un estilo sin precedentes en nuestra literatura… Podemos decir que en su poesía, sus cuentos y ahora sus novelas, nos transmite la grandeza de su mundo interior, llamado a recorrer luminosa órbita." (4ta. Ed. Los Escritos del Oidor, 2009).
El editor peruano Esteban Quiroz Cisneros ha señalado: "...¿Qué escritor nacional tiene el humor de Guillén tan contundente y preciso? No es necesario que la prensa diga que existe, él ya está en los lectores que han sido subyugados con su prosa. Curiosamente Guillén se burla de aquellos que recurren a la técnica, pero nadie como él ha sabido asimilarla y llevarla al cuento...sus personajes son retazos de vida con alma, sus pulsiones inevitables. Tiene un espíritu que cuenta después de soplar sus conflictos que salen volando por el atrevido precipicio por el cual nos despeñamos con asombro y alegría. Su escritura de trapecista de riesgo nos suelta en el aire y con beneplácito atrapamos la argolla que salva y ennoblece. Cada cuento es un reto al vacío, una fotografía del hombre que camina al borde de la vida y se echa a volar con palabras justas como alas..." (3ra. Ed. Los Escritos del Oidor, 2008).

Antologías
Guillén Padilla ha sido incluido en las siguientes antologías:
"Un año con trece lunas. El cine visto por los poetas peruanos". Estudio de Oscar Limache Ruiz. Editorial Colmillo Blanco (Lima, Perú, 1995)
Antología III Concurso Radial y I Concurso Televisivo de Cuento Breve Librería Mediática (Caracas,Venezuela, 2006)
XXXII Antología de Poesía y Narrativa Breve “Escritura Sin Frontera”, Editorial Raíz Alternativa (Buenos Aires, Argentina, 2007)
Vigésima Edición Nueva Poesía Hispanoamericana, Lord Byron Ediciones (Madrid, España, 2008).
“Mural de Palabras 2. Narraciones Peruanas” (Fondo Editorial EDUCAP, Lima, Perú, 2009).
"Antología Hispanoamericana de Poesía" (Ediciones Jaguar, Colima, México, 2009).
"Antología Personal, Escritores Participantes IV Encuentro de Narradores Peruanos Ciro Alegría" (Edición Gobierno Regional de Cajamarca, Perú, 2010).
"Encender Lecturas sin apagar Culturas" (Edición Organización de Estados Iberoamericanos -OEI- Para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Lima, Perú, 2010).
“Ayaymama y los cuentos ganadores y finalistas de la XVI Bienal de Cuento Premio Copé Internacional 2010”. (Ediciones Petroperú, Lima, Perú, 2011).



Soliloquios de Homo sapiens


Pentagrama etílico


Cantos y miradas dispersos
y nombres de felinos encantados.


En fila india cual hormigas
lágrimas en igual papel
danzábamos al compás de lluvias y semillas
ofreciendo un milagro al aleteo del ritmo.


De tu vientre las frutas huían
y frente a tus senos avergonzábanse los cocoteros;
así tu cuerpo se convirtió
en reposado valle copado de chirimoyas.


Tumbó higos la abundancia
y fue su dulce borrachera y apacible río.
Mimó amor la paciencia
y de amor se vistieron tus calamares.


Tumbada en el pasto reías
y tu risa atrajo para siempre
la frescura,
el color
y la forma de tus quinuales.














Grafos de luz


En playas,
amor y hojas de la mano
armándose como rompecabezas.


Con alegría de manzanas sueltas
desvanecía el agua
            miel de algarrobo en sonrisa de niña
tu cuerpo entre las rocas.


Bastaba entonces paso caracol
para retornar y entonar
            sin mayores preámbulos
cantos de cuculí en sol menor sostenido.


Sabíamos que la felicidad
libre langosta
            manos sueltas al bienquerer
era cientos de mariposas en amical congreso.


Venus
            lejana gaviota de alas ardiendo
empezaba inicial concierto en antara
y nosotros
            avergonzados cangrejos
cuerpos fatigados en el tuyo acurrucábamos
simulando arena revoloteando
desde dentro
para tu deleite.












Emigración del ser


En el norte de tu talle
alas y corazón de cóndor se tejían.


En vuelo de garzas eras montaña o garúa
            gigantesca mora disuelta
            en toda glándula gustativa.


Y cóndor y garza
            buscando tu forma de frágil costurera
caravana rumbo al sur emprendían.


Y así fue,
y así tenía que ser.
No de otro modo.












Viernes doce: fallido presagio


Dos de la mañana.
Cielo abierto.
Quiero decir que el rumbo no es el rumbo
y ya la alegría viene suelta.


Las primeras fogatas del Gran Khan
alumbran su desventura.


El final está empezando,
o por empezar,
lo que es igual.












Semáforo


Carabelas en altamar
            cascaritas de nuez en bamboleo.
Colón
            el teórico del viejo mundo
sumergido en su ardor
rema ideas y planos
pólvora y playas,
nada le importa más que el oro
el oro y el oro.


Encienda luz roja fraternal cacique
que la vida viene muerta
y el sol
            el gran sol
se apaga ante lo inminente.














Nacimientos


En tarde de verano supiste
que la vida bondad de sombra y agua tenía.
Caminando cataratas arriba
comparaste astro sol con flor de mutuy.


Eras águila hembra dueña de tormentas y granizos
            pececito hembra pariendo ríos y leyendas
            liebre hembra con agilidad de centella
            escarabajo hembra del suelo enamorada.


Sin aliento la Tierra
clara de huevo sobre sartén de arcilla.


Quenillas de hueso iniciaban
            al compás de trotes de venado
danza en honor a la estadía de los no nacidos.
De pronto, ¡oh!, imaginación,
el sol topó a los gentiles y nació camino dorado
por donde la pólvora te vino sietemesina.


Es así como nace
            sobre tu pecho de madera
el fuego fácil y ágil
y
            como inflado tórax de huanchaco
historia de hemoglobina
ruborizada quinceañera.












Propuesta


Oscuridad,
divisar anhelo el instante esquivo
por donde la muerte no nació maldita
sino salva de tiempo y misterio.


De las tinieblas nació el fuego
y del fuego la arcilla
donde la piel / tu piel
dejó de ser cansancio
para transformarse
en escritura inagotable.


En el agua también habito
espíritu de arquitecto inca soy,
aquel ser que por ventura
dejó la mortalidad en el desgano
y supo inmortalizar la piedra
en canal para tus manos noble Oruri.


Desde la piedra comprendo
la perfección del silencio,
después de todo
mi cuerpo es el viento
en huella de camino
transformado.