BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 6 de febrero de 2012

5930.- ALBERTO HIDALGO LOBATO




Alberto Hidalgo Lobato (* Arequipa, Perú, 23 de mayo de 1897 - Buenos Aires, 12 de noviembre de 1967) Poeta y narrador peruano cuya obra, exaltadamente individualista, se cuenta entre los introductores del vanguardismo en la literatura del Perú.
En su juventud se trasladó a Lima para estudiar medicina en la Universidad de San Marcos. Posteriormente, abandonó sus estudios para dedicarse a la literatura.
Participó en la revista Colónida, publicada en 1916 y dirigida por Abraham Valdelomar y publicó sus primeros poemarios Panoplia Lírica (1917), Las voces de colores (1918) y Joyería (1919), en la que ya se denotan su carácter innovador e inconformista ante los cánones de su época.
Militó en el Partido Aprista Peruano, al cual posteriormente renunció, como su compatriota Magda Portal, tras denunciar que la corrupción había sentado sus reales en esa organización política.
En 1919 Hidalgo jugó un rol importante en el ambiente vanguardista, participó y editó junto a Borges y Huidobro el Índice de la nueva poesía americana (1926), conoció a Xul Solar, Güiraldes, Girondo, Macedonio Fernández, Leopoldo Marechal, entre otros. Creó las Revistas Oral y Pulso.
Obra posterior fue Actitud de los años. Asimismo la ideología izquierdista y combativa de Hidalgo y su vinculación con el Perú se refleja en sus poemarios Carta al Perú (1957) y Poesía inexpugnable (1962), en los días de guerra.
Además de su obra poética escribió cuentos publicados originalmente y en su mayoría en Caras y Caretas y luego editadas bajo el título Los sapos y otras personas (1927), único libro de cuentos del autor. Se dedicó también a obras de teatro, además del ensayo Diario de mi sentimiento (1937), en el que comenta de forma bastante personal e irreverente el ambiente artístico de su época. Mención aparte merece una colección de libros de difusión de la obra de Sigmund Freud, publicados entre 1930 y 1945 bajo el seudónimo de Dr. J. Gómez Nerea, que contribuyeron a dar a conocer el psicoanálisis en Argentina.
Falleció en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1967, pocos meses después de recibir el Gran Premio de Honor otorgado por la Fundación Argentina para la Poesía, único reconocimiento recibido en vida.

Simplismo
El simplismo es una técnica literaria que, influida por el futurismo y el creacionismo, consistía en el uso extensivo de la metáfora y la autonomía de cada verso, condensando de éste modo su lenguaje poético, generalmente altamente subjetivo.

Poemario Poesía inexpugnable publicado en Buenos Aires el año 1962.

Obra
Arenga lírica al Emperador de Alemania. Otros poemas. (con prólogo de Miguel Ángel Urquieta) (Arequipa: Tip. Quiroz Hnos. 1916)
Panoplia lírica. (con un estudio crítico de Abraham Valdelomar) (Lima: Imp. Víctor Fajardo. 1917)
Cromos cerranos. (Santiago: s/e. 1918)
Hombres y Bestias. (Arequipa: Edición del autor. 1928)
Las voces de colores. (Arequipa: s/e. 1918)
Jardín zoológico. (Arequipa: Tip. Quiroz Perea. 1919)
Joyería: poemas escogidos. (Buenos Aires: Virus. 1919)
Muertos, heridos y contusos. (Buenos Aires: Imp. Mercatali. 1920)
España no existe. (Buenos Aires: Edición del autor. 1921)
Química del espíritu. (Buenos Aires: Imp. Mercatali. 1923)
Simplismo: poemas inventados. (Buenos Aires: El Inca. 1925)
Índice de la nueva poesía americana. (prólogo junto a Jorge Luis Borges y Vicente Huidobro) (Buenos Aires: El Inca. 1926)
Ubicación de Lenin: poemas de varios lados. (Buenos Aires: El Inca. 1926)
Los sapos y otras personas. (Buenos Aires: El Inca. 1927)
Descripción del cielo, poemas de varios lados. (Buenos Aires: El Inca. 1928)
Actitud de los años. (Buenos Aires: M. Gleizer. 1933)
Diario de mi sentimiento (1922-1936). (Buenos Aires: Edición del autor. 1937)
Dimensión del hombre. (Buenos Aires: F.A. Colombo, impresor. 1938)
Edad del corazón. (Buenos Aires: Edición del Teatro del Pueblo. 1940)
Tratado de poética. (Buenos Aires: Feria. 1944)
El universo está cerca. (Buenos Aires: Feria. 1945)
Oda a Stalin. (Buenos Aires: El Martillo. 1945)
Poesía de cámara. (Buenos Aires: Gráf. Continental. 1948)
Anivegral. (Buenos Aires: Mia. 1952)
Carta al Perú. (Buenos Aires: El Ateneo. 1953)
Espaciotiempo. (Buenos Aires: Bajel de Plata. 1956)
Aquí está el anticristo. (Buenos Aires: Máfaga. 1957)
Odas en contra. (Paris: Tinta de Fuego. 1958)
Biografía de yomismo: poemas. (Lima: Juan Mejía Baca. 1959)
Historia peruana verdadera. (Lima: Juan Mejía Baca. 1961)
Poesía inexpugnable. (Buenos Aires: Conducta. 1962)
Árbol genealógico. (Lima: Juan Mejía Baca. 1963)
La vida es de todos. (Buenos Aires: Carro de Tespis. 1965)
Su excelencia, el buey. (Buenos Aires: Carro de Tespis. 1965)
Volcánida. (Buenos Aires: Kraft. 1967)
Poemas simplistas, en edición de Juan Bonilla (Málaga: Zut Ediciones, 2009)
Bajo el seudónimo Dr. J. Gómez Nerea, publicó la colección Freud al alcance de todos que contiene los siguientes títulos:
Freud: el misterio del sueño. (Buenos Aires: Tor. 193?-194?)
Freud y el problema sexual. (Buenos Aires: Tor. 193?-194?)
Freud y la higiene sexual. (Buenos Aires: Tor. 193?-194?)
Freud y los actos maniáticos. (Buenos Aires: Tor. 193?-194?)
Freud y el chiste equívoco. (Buenos Aires: Tor. 1939)
Freud y la perversión de masas. (Buenos Aires: Tor. 1942)
Freud y las degeneraciones. (Buenos Aires: Tor. 1944)
Freud y su manera de curar. (Buenos Aires: Porvenir. 1944)
Freud y los orígenes del sexo. (Buenos Aires: Tor. 1946)






Estética


Yo conocía 
la emoción del ritmo; 
pero desde el punto que te quise, 
entiendo 
el ritmo de la emoción.
Creía 
que la poesía consiste 
en los ritmos, 
y en las imágenes, 
y en la música de las palabras, 
y en la rima, 
y en las bellas frases, 
y en la armonía 
o la melodía del verso. 
¡Mentira! 
la poesía consiste 
en ir juntando 
un poquito de emoción 
a otro poquito de emoción, 
aunque cada verso sea 
solamente 
una palabra 
o una modesta 
sí- 
la- 
ba. 
Y esta estética 
la he bebido 
en tu cuerpo 
y en tu alma; 
porque en ti se hallaba, 
sin que tú lo supieras 
ni 
sos-
pe-
cha-
ras…


(De Tu libro)










El sepelio simplista


El zinc del cielo para el ataúd.


Soldadura de lágrimas.


La caja construida de recuerdo, 
la madera mejor para los que se van.


El dolor 
queda encargado de prestar los clavos 
para ajustar la tapa.


¡Que la fosa la caven en el aire!


(De Simplismo)














Ellas solas comprenden


En los mundos que salen de mi laboratorio a integrar lo 
/imposible hay azucenas de 
clavel jazmines de magnolia 
uvas de naranja plátanos de limón 
trigales en que el pan ya está hecho en la espiga 
cultivos obtenidos en terrenos de poema o de música 
porcelanas de hierro 
una industria con relaciones exteriores y por eso secretas


Una palabra es almoperitud 
y otra sebrotelena 
ambas en este único momento sorprendidas
Quién no las reconoce bellas y significativas 
cómo negar que expresan claramente algo que no se entiende


Jesús de un orbe al fin inaugurado digo 
dejad a las palabras que vengan a mí


(De Poesía de cámara)
















Semáforo


Mejor es que los ojos como lámparas trémulas se apaguen
Que los sonidos sean transparentados a donde nunca se los 
/oiga
Que no acepten el vuelo de los vocablos
Que no haya casos cuando yo poeme


Pido la cesantía de las buenas costumbres del lenguaje
La defunción de la gramática
El aniquilamiento del sentido doméstico en el canto
Exijo ausencias cuando yo poemo


Propugno el culto de la errata
El celeste relámpago de la equivocación
El juego mágico de malentendidos entre versistas y leyentes
Para que juntos poememos en perseveración de este prodigio


El poemar repuebla al tiempo
Acrecienta el espacio de perspectivas y alrededores
Y en tanto que se espacia poemando
Se tiempa para siempre quien poema


(De Espacio tiempo)














Papá


Tenía el padre un parecido grande con la bondad
La misma frente iguales ademanes
Idéntica manera de moverse hacia los lados
Como distribuyéndose en las cosas
Como soltando partes suyas para que las asieran las personas
El padre y la bondad eran sosías


Entiendo que el tórax era poco
Año tras año ampliaba el domicilio en que alojaba el corazón
Y de tal modo éste llegó a ocupar todo su cuerpo
Allí a sus huéspedes brindaba atención de primera
En costumbre de abrazos en que cabían miles
Sin promiscuarse y sin hacinamiento
Porque al espacio su conducta cual si fuera de goma lo estiraba


No era una vela pero ardía
Pasiones contenidas no exportadas quemábanlo
Los libros que pensaba y no escribía eran su incendio
Las lecturas el ver el ansia de escuchar lo combustían
En la voz en las manos en los ojos se le pulsaban 39 grados
Hizo llamar a médicos y su diagnóstico fue absurdo
Por no dar en la tecla y no auscultarle el alma no advirtieron
Que él quería ser cielo y se iba en fuego
En lo que sale de la hoguera en fibra


La profesión que ejerció fue el entregarse
Proporcionaba una amistad de higuera que daba alimento y 
/sombra
Y por eso después de atacarlo la muerte se dio cuenta
De que había abatido no solamente a un hombre sino a un árbol
Aún quedan sus raíces en la tierra


(De Biografía de Yomismo)














Declaración de principios


Desde el perfume en que te quiero tanto
hasta esa gran ternura que como túnica te viste
hay un camino a mi alma
que es un camino a mi dicha


Ese color tan lento ese color besado que te empieza
y tus senos acostumbrados a que mis ojos los estrujen
y tu boca de donde sale felicidad a torrentes
y la piel que te cubre con lujuria de raso
obstáculo exquisito entre mis dientes y tu carne
lodo eso desemboca en este amor que me íntegra


Tu sonrisa es la época de ser feliz pues se conoce
la ciencia de tus labios que muerden desde lejos
manos para el milagro de hacer brotar la fuerza de una mecánica muy dulce
que habría sido inercia para siempre sin tu gloriosa asistencia
En tus piernas se inicia el paraíso
paraíso perdido y al fin reencontrado
donde vivir en nuestro tiempo la edad de la manzana
Nadie ha logrado tu retrato porque tú comienzas
en una zona de ti misma difícil al pincel el lente o la palabra
Comienzas en el tono la mirada el andar
nada del cuerpo te principia, pero tu cuerpo es donde acaba todo
hasta la vida en él concluye mas se inicia de nuevo
océano al que fluyen atropellados ríos
puerto de los deseos y los besos
ay adorado cuerpo de mi muerte


Y yo era solo, y yo era triste, y yo era un menos y no era yo sin ti
No es nada el ángulo que no tiene un lado
yo era como él pues me faltabas tú
Recién estoy completo como un redondo como un mundo entero.
















¿Quién dijo miedo? 

Le apuntarán con rifles a la región del saco
el saco ha de dejarles perforar la camisa
la camisa de cándida permitirá que lleguen hasta el pecho
el pecho heroicamente sabrá ahí mismo convertirse en rosa
la rosa echará pétalos por los cuatro costados de la sangre
la sangre comedida irá a entregarle su caudal al río
el río asumirá la empurpurada fisonomía del obrero
y el obrero sin pausas ha de seguir pidiendo
pidiendo que le suban el salario
aunque después sus restos
vayan a exagerar el cementerio


Otros verán que tiene motivos el salario
para creer que es poco lo que le da a la casa
la casa tiene esposa
a la esposa le cuelgan como flecos los hijos
a los hijos no hay pan que no les ladre
no hay ladrido pequeño que no implore un juguete
ni hay juguete tan tonto que se ponga furioso
el día que lo adquieren porque lo rompa un niño
Pero al niño de veras solamente lo encarga
la madre cuando sabe que ha llegado el aumento
al aumento le dan de bofetadas sin asco los patrones
e irreductible la inclemencia de éstos
al perro de juguete
al chico que no ladra
a la madre atrevida que lo compra
y al jornal microscópico del padre
no les queda otra cosa que la huelga


La huelga es la antesala de la muerte
la muerte es una hilera de fusiles
los fusiles son seres
expertos en el arte de asesinar camisas
las camisas se abrigan con los sacos
los sacos son parientes de los pechos
en los pechos revientan las rosas de la sangre
la sangre nunca para hasta que llega al río
y este río de espantos desemboca
inapelable inexorablemente
en el mar sin perdones de la revolución


(De Poesía Inexpugnable - 1962)














Telegrafía simplista


La lluvia pone paraguas
sobre las cabezas de los ciudadanos.


Las miradas se resbalan al suelo,
ignorantes del equilibrio.


Los hilos de las conversaciones se humedecen
y quedan en las aceras sus ovillos mojados.


El telégrafo sin hilo es inútil.


La lluvia es un aparato Morse
sobre los vidrios de las ventanas:
tac, tactac, tac, tac.


El cielo y yo cambiamos noticias
por intermedio de los alambres de agua.


(De simplismo. Poemas inventados por Alberto Hidalgo.
1925)