BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 6 de febrero de 2012

5931.- OMAR ARAMAYO





Omar Aramayo
Jesús Omar Aramayo Cordero (n. Yunguyo, Puno; 8 de junio de 1947), es un periodista, libretista, poeta, cuentista, compositor e intérprete de instrumentos autóctonos peruano.
Hijo de la profesora Emilia Cordero y del abogado Rodomiro Aramayo nació en el departamento de Puno. A los once años publicó sus primeros poemas en el diario puneño Los Andes. Estudió literatura en la Universidad nacional San Agustín de Arequipa, a fines de los años 1960, concluyendo a inicios de los años 1970. Ha sido profesor universitario. Su poesía trasunta una intensa variedad temática y un apreciable experimentalismo que combina lo urbano con lo rural, surrealista a su modo. De él, ha dicho Dorian Espezúa Salmón; “(Omar Aramayo), desde su posición andina sincrética es un caníbal que traga tradiciones culturales de todas partes, un investigador que asimila lo que le sirve y que bota lo que no le hace falta, un poeta que no evade la responsabilidad de hablar de su pueblo con una proyección universal.”(Prólogo del poemario El nacimiento del Sol y la Luna). También ha ejercido la poesía visual escribiendo en caligramas. Según Ricardo González Vigil, pertenece a la Generación del 60 de la poesía peruana. Hasta julio del 2010 fue decano de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Alas Peruanas. Actualmente es director del fondo editorial de dicha universidad.
Ha realizado experimentos musicales que la unen con la poesía; además ha compuesto la música de varias películas (Los perros hambrientos (1977) de Luis Figueroa por ej., basada en la novela de Ciro Alegría y el documental El reyno de los mochicas (1974) del mismo Figueroa) y ha efectuado también Nocturno (1983) en colaboración con Arturo Ruiz del Pozo y Manuel Mújica.

Obra poética
Aleteos al horizonte (1963)
El llanto de los bolsillos (1964)
La estela del vacío (1964)
Malby, el dolor pensativo (1965)
Antigua canción (1966)
Lámpara ciega (1969)
Prohibido pisar el grass (1970)
Axial (1975)
Poemas de Omar Aramayo (impresos a mimiografo desde 1980)
Los dioses (1992)
El sol deja la piel (1992)
Caleidoscopio (2000)
El nacimiento del sol y la luna (2004)
Agua de los montes (2008)

Obra en prosa
Glu Ekerekeda (1970)
Antes de los mil días en que estuve bajo la sombra de un árbol de diamantes y perfume (1971)
Antología del Ekeko (2004)
El gallo de cristal (2006)










EL NACIMIENTO DEL SOL Y LA LUNA
OMAR ARAMAYO
Harawiku


Taslación al quechua: Amauta Noemí Vizacardo


PACHAMAMA


Ofrenda


Madre Tierra para ti derramo el primer sorbo de licor
y también la miel que destilan los sueños
los potajes más sabrosos los tubérculos primeros los más frescos
las panojas más nutridas esas que se rinden por su peso
los pétalos de las flores más bellas, las palabras resplandecientes
las más tiernas las más humanas las que guardan significados profundos
las que duelen y las otras que despiertan del letargo
Santa Tierra Virgen manantial de vida
en aras de que siempre sea así y por siempre
ancla del agua carne del universo boca oído
vida misma, para ti mis sufrimientos mis dolores
los de mi pueblo que camina siglos tú sabes cómo por encontrar su destino
su pensamiento preciso su acierto su hecho tenaz
sin reflujo
Los licores más intensos los más dulces asperjo para ti
en las cuatro direcciones y por donde nace tu hijo el sol
en nombre de la luna flor del cielo
por un camino señalado por su energía
donde el ser humano jamás pierda su raíz ni su línea de horizonte
y asperjo en el aire con las hojas sagradas del conocimiento
tus hijas predilectas lenitivas
convoco a las fuerzas de la naturaleza al espíritu de las aguas y las nubes
a las plantas curativas a los animales sagrados
al espíritu de los humanos antiguos a los inocentes de todos los tiempos
a los muertos a los encarcelados por la libertad
a los que se elevan sobre el dolor
a los no nacidos aún Tierra Madre
al hombre pájaro que atraviesa todas las madrugadas con su canto alado
para que fructiferes sin daño ni veneno
y el enemigo duerma por siempre en su madriguera
Ninguna tierra tan pródiga como la tuya Madre Tierra
que produces las savias imprevistas
tú entiendes lo que digo tú escuchas mi latido en todas las horas
sólo te devuelvo lo que un día me diste
tú que me esperas en la hora más extraña y más puntual
enamorada bondadosa Madre Tierra recibe esta ofrenda






EL NACIMIENTO DEL SOL Y LA LUNA
OMAR ARAMAYO
Harawiku


Taslación al quechua: Amauta Noemí Vizacardo


PACHAMAMA
Ch’alla




Pachamama qanpaqmi kay manaraq ujyasqa ajata haywayki
hinaspipas mosqoykunaq lachiwantapas
aswan sumaq mijunakunata chayraq rijurimuq khunan rurukunata
aswan sumaq choqllokunata llasan rayku wikapaqta
aswan sumaq t’ikakunaq raphinkunata, aswan k’anchaq rimaykunata
runakaq aswan llanp’u sonqo hatun willakuq waqaychayninta
nanachiqkunata hinaspa hukaq puñuq yuyay riqch’arichiqta
Apullisqa pacha Q’aqa pujyu kausaq
hinallapunin kanapaq pasaqpaqpuni kachun
unu chakatana qeqsiq aychan simi uyarina
kikin kausay, qanpaqmi ñakariyniykuna nanayniykuna
pachaq pachaq wataq llaqtaypa puriynin yachasqayki hina kausayninta maskhaspa
yuyaynin kallpayoq kusa yuyaynin allin ruwaynin
mana unuyasqa
Aswan sumaq k’apaq misk’i ajakunatan qanpaq ch’ajchuni
tawa inti yupaykunapi hinaspa maimanta churiyki inti paqarimuyninmanta
hanaq pachapi t’ika killaq sutinpi
kallpanpa ñan tuyrusqan
mana runa hayk’aqpas puriyninpi saphin chinkachiq
wayrapi aqo willpa yachaysapa yuyayniyoq
llanp’uyachiqniki ususykikuna aswan munasqawan
wajani kkallpasapa kikin kausaykunata unuq nunata hinaspa phuyukunatapas
hanpi qorakunata willka wakakunata
ñaupa runakunaq nunakuta pasaq kausaypi ch’uya sonqokunata
wañuqkunta qespisqa rayku wesq’asqata
ñak’ariypi hanaq pachaman wichaqta
manaraq paqarimuqta Mama Pacha
pacha illariypi phawayninpi takiq pisqo runata
mana ch’eqmiwan mana miyuwan rurunaykipaq
hinaspa pasay kausaqpaq auqa ukhu t’oqonpi puñunanpaq
Mama pacha nanan mayqen pachapas qan sumaq allpa kanchu
mana yuyana qora yawarkunata ruruyachiq
qan yachankin nisqanta uyarinkin phatatayniyta llapa kausaypi
kutichillashiankin hoq p’unchay qowasqaykita
qanmi suyawanki mana reqsisqa kausaypi hichaqa kaskapipuni














Los Willcas hablan con su madre antes de nacer


Pronto madre camina donde
nuestro padre Pachacamac
nos espera en su regazo celeste
te diremos el camino desde de tus raíces
desde tus entrañas
que nos envuelven de cuerpo entero
con la floración de ríos lagos montes
queremos ver los ojos del cielo en nuestros ojos
la circulación de los astros en nuestro aliento
el comienzo y el final de los ciclos
queremos ver y comprender su creación
las redes de lo imprevisible en la inmensidad
la idea
sus pretendientes nobles y fastuosos
apura el paso madre queremos vivir
su vida de líquenes de luz naranja opalescente
y ver lo que hay detrás de este impulso
que nos obsede o nos libera
si en verdad nos ama
y es nuestro padre verdadero
si es el Señor del cielo y lo gobierna








Willkakuna mamanwan manaraq paqarishiaspa rimanku


Osqay mamay puriy
Pachakamaq taytaykuqman
qhosi lluk’inmi suyawanchis
nanta willasaykiku saphinmanta pacha
wijsanmanta pacha
tukuy kurkuyku p’istusqankumanta
mayukuna, qochakuna sach’a sach’a t’ikarimuywan
hanaqpacha ñawintan munayku ñawiykupi rikuyta
inkituna killakuna samayninkupi puriqta
hanaqpachaq qallariyninpi hinaspa kukuyninpi
kamasqantan munayku qhawayta yuyaychayta
hatun karay hanaqpachaq suysunanpi mana cheqanchaqta
yuyayta
qhapaq hinaspa atauchi munakuyninkunata
mamay osqay puriy kausaytan munayku
K’anchaq Puka q’ello qorankunata
hinaspa kay qhepa ruwaypi ima qhawayta
suñachiwaqninchista utaq qespichiwaqninchista
sut’ichus waylluwasqanchista
hinaspa cheqachu taytaykupuni kan
hanaqpachaq wiraqochan kamachiqninchu kan












Un camino hacia el oriente


Destellan
los pensamientos en época tan oscura
o se alzan en sombras
de corvas espinas
y nos da miedo pensar
encender lámparas
que crecen a la distancia
por más que nunca
nos tocó el estigma del miedo
sino vida
vida nueva
en cada paso de la Madre Tierra
en cada paso espuma de tierra
mariposa de agua
al oriente vamos
al oriente en busca de una pasión poderosa
Pachacamac escucha






Anti puriyman




K’anchayku
khaynaneray raspkipi kausaypi yuyaykuna
utaq llanthukunapi hoqarikunku
q’ewi kiskakuna
yuyantaqa manchakuykun
k’achachiyta hap’ichiy
karupi wiñaqkunata
mana hayk’aqmanta ichaqa
manchakuypa tuyrun llamiwanchis
utaq kausay
mosoq kausay
Pachamamaq sapanka yupinpi
sapanka allpamanta phosoqo
unumanta pillpintu
intiman hakuchis
intiman kallpasapa ñak’ariy maskhaq
Pachamama uyariy
















EL KARABOTAS


El Karabotas ha muerto
sobre el ojo del agua
la nieve roja de su poncho lo vela


A tiros lo han matado
su sangre de abigeo
se mezcla con la nube azul del agua


Lloran los charangos
preñados de jilgueros
el silencio negro silva en el pajonal


Su caballo de crin hirsuta huye
por los cerros perros ásperos
las nubes anuncian lluvia tenaz


Su muerte estaba escrita
en los alcoholes del alma
el eco procaz confirma su partida


Las perdices de la puna
tumbo a tumbo riegan la noticia
han matado al Karabotas


Desde un agujero del cielo
el Karabotas viene
zurriago de relámpagos


Se arrea unos ganados
por unos tragos más
charango a la bandolera


En la precoz mañana
los astros le regalan
un camino como traje nuevo


El Karabotas baila
al pie del ojo de agua está bailando
sus espuelas son rayos y centellas


El cadáver de su caballo mostrenco
veloz trepador de cordilleras
enano relincha al sol de mediodía.












ESTELA DEL ROCÍO (*)


Para que camines
el planeta extiende
sus manos


y su sangre
va cantando
cuando pisas


adivinas el pensamiento
de los astros
como los bemoles
de una canción
danzas en los sueños
de las guitarras


Faro de esperanzas
los Himnos
del arco iris peinan
en tu recuerdo


Yo


soy el rocío que te espera


(*) de Estela del Rocío.














UN TIEMPO DE OSCURIDAD TOTAL (*)


En la noche sin fin
los niños piensan en las olas antes de nacer
y llaman al dominio de los hechos por su nombre
la Madre Tierra se destroza los pies en los breñales
sin oídos para su queja
ni tan sólo
una hoja lenitiva que mitigue su dolor


Los Willcas viajan por la noche infinita
en las entrañas de la Madre Tierra
el espíritu encarnado en una mujer
relámpago de fruta y nieve


Una lluvia de pétalos nos moja desde dentro


Alta se mira la Madre Tierra
en las sombras de la montaña en la raíz de sus abismos
en las paredes ondulantes sucesivas
sin un atajo a su destino


(*) De El Nacimiento del Sol y la Luna.












LOS CUERVOS


Los cuervos señoritos de frac.
Los cuervos mueren
después
de vivir (los árboles pueden
testificar). Animales
que aman. Esto
es raro.


Pasen los días
al Sol, suman, admiran
los jardines, la soledad.


Fuman astros, cuentan
las hojas del estío, los
cuervos sueñan
las galaxias.


También
los cuervos
palidecen
a la hora
del crepúsculo.


En ciertas ocasiones no son las nubes
las que dan sombra a la tierra,
son los cuervos, animales que cuidan
sus alas.














MADRE


Viene una lágrima un río de luz
de sus ojos
que todo lo han tocado


Al polen de la luna llena
los labios
del aire
dibujan
su cariño
sobre los arroyos dormidos


Sus manos son la tierra
de los grandes bosques
su semilla
los árboles que cruzan el río
su voz
camina
como la lluvia madura del estío


Canta rosa
en sus manos
ríe
las aves abren vuelo
en su pecho de montaña.














MADRIGAL


Una flor camina sobre los cristales
de la mañana


De tu voz se desprende
una margarita
la lluvia
es impalpable cuando ríes
tus brazos una avenida interminable de
rocío


Las begonias abren sus manos
numerosas
mis manos buenas conductoras
de los taxis
que van por las playas
mis manos llevarán tu sueño
por caminos extraños


Escúchame con tu boca siénteme
con tus ojos
un lobo huye
por los ríos de mis glándulas


Mata a la tristeza
de las begonias
mientras te siga contando
del guerrillero que murió
con una violeta en las manos.












AMOR


Pájaro entre las zarzas
ola de cielo
amor


De la rosa lastimada
su pétalo
amor


De la mar tranquila
espuma azul
amor


De golondrina sangrante
la herida
amor


Dentro de la sangre
y de la hierba
un pájaro temprano
como reloj
repitiendo va
amor
es el amor


y el amor duele.