BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 5 de febrero de 2012

5928.- AMPARO ROMERO VÁSQUEZ




AMPARO ROMERO VÁSQUEZ Nació en Santiago de Cali.COLOMBIA. Gestora Cultural Poeta, cuentista y ensayista Presidenta Fundación de Poetas Vallecaucanos.
HA PUBLICADO: • “Memoria de la nada” Poemas-(Universidad del Valle) •“Revelaciones del Silencio” Premio nacional de poesía “Porfirio Barba Jacob (Poemas(2003) •“Verbum-Poetas Colombianos” Ensayos (2001)•“Poemas para danzar entre el fuego” ( 1997)•Sudores Cobrizos” Poemas-( Colección Autores Vallecaucanos 1990) •“Los gritos de las columnas” Poemas- ( 1988)•“Silente Evocación” (Poemas-1986).Salmodia de los días tristes: Premio de poesía Jorge Isaacs, Cali, 2011.
DISTINCIONES •Reconocimiento otorgado por la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero 2010 •Orden de la independencia Simón Bolívar en el Grado Gran Caballero (Bogotá 2009)•La Academia de Historia del Valle del Cauca y la Alcaldía de Santiago de Cali le otorgan la “Orden de la Independencia” en el Grado Gran Caballero”( 2008)•Miembro de Honor del Parnaso Literario Colombiano ( Pereira-2005)
PREMIOS •Premio “Jorge Nacional de Poesía “Jorge Isaacs” Poesía, Gobernación Valle del Cauca· Premio “Un mar de poesía para Meira” (2009)•II Premio concurso Internacional de cuento Universidad San Buenaventura.(2008)•Premio Nacional de poesía “Carlos Héctor Trejos Reyes”,(2003) •Premio  de Poesía “Porfirio Barba Jacob” (Medellín-2004)•Premio “ Del Rey Ocho Venado “ (México) (2001)•Premio nacional de Poesía “Ciudad San Vicente de Chucurí-(1997)•Premio concurso Hispanoamericano de poesía y cuento la revista “La porte des poetes” Paris (Francia-1993). •Premio Casa de la Cultura y revista “El Candil” Santander (1986)





Santiago de Cali, primer mes del año
2000
Atardecer 3.30


Cuídate de los labios
que socavan tu beso
de la virtud de los bienaventurados
y del ciego que no olvida
el otro lado de tu cara.
Cuídate de las amenazas
del que ha sido vencido
de lo que relumbra como el oro
y del olvido que como una zarpa
te borra de la tierra.
Cuídate de los mansos y los humildes
del paraíso que encierra una mirada
de los árboles que se anudan como víboras
y del sueño que te arrastra hacia la muerte.
Cuídate del agua que bebes
de la soledad y la ceniza
y del ángel que vigila tu casa.
Que Dios te proteja de ti mismo.










Santiago de Cali, amanecer
de agosto 4 de 1999, 1.20


Como la bestia suele buscar la noche
somos cada uno buscando
en una ronda feroz
el corazón y el agua.
Solos desde adentro
destinados a olernos y habitarnos
a no tener otra voz
ni otra patria
con el mismo e insospechado dolor
condenados a entregar en una larga hora
nuestros castillos y diluvios
brevísimos como un puñado de incienso
sin bosques
sin jardines
ni poema posible
cercados por las asechanzas
de los caballos del circo
nos quedamos dormidos
terriblemente solos
con nosotros mismos.










Santiago de Cali, Mayo 28 de 1999
Amanecer 3.40


Todos los días siembro en ti la muerte
ella te dibuja manglares y unicornios
se hace silencio en la dulce soledad de tus manos.
la siembro en ti para que la ames
viene de un lugar impreciso
dispuesta a ser tu luna.
Reconóceme en ella
en su ceniza tan antigua como el humo
en ese bello oficio de anudar
y desatar las cintas.
Ámame en sus musgos solitarios
en su vientre de pan
en su vino de uva quemada
en su leche que apacigua el agua
y redime a la náufraga
Planto en tí la muerte
para que te urda la sangre
y no te sea extraña
cuando yo deje la casa
el aliento de los libros
la tierra de tu boca
cuando socave tu oído
mi música de pájaros.
Te hablo de ella
para que no te sea extraña
amado río mío.












NUEVA VERSIÓN PARA EL OLVIDO


Ha vuelto a llover
y en el interior de un libro
habita la memoria del paraíso perdido
un pájaro es esclavo de la claridad de una ventana
y todas las cosas las engendran la sentencia lúcida
de vivir condenados a esta época extraña.
Mi sangre late y me busca
a través de un diálogo inconcluso
y sé que junto a la palabra
un hombre alcanza a divisar la muerte.
Es hora de heredar el mar que tiembla bajo los mármoles
de proyectar mi sombra
sobre un paisaje de mirtos y de olivos
de quebrantar todos los convenios
y descubrir la pira donde cantan las tormentas.
Estoy aquí silenciosa
todos están aquí
todos me escuchan
quiero abarcar agonías y navegaciones
ser parte de esta historia
- ínfima gota cósmica
de la inescrutable esfera -
Sé que es indescifrable la otra página del libro
mas estoy aquí en víspera de inaugurar un nuevo olvido














Cercana a la náusea permanecí escondida, me inventé una y otra vez mi pequeño disfraz de oveja mansa, me tapé los oídos para no escuchar los murmullos de los traga-fuegos, desobedecí a mi corazón y finalmente alguien me dio de beber hiel y yodo.


Sin embargo sigo siendo la que trenza
su rabia en las aldabas, la que miente en las mañanas,
la que mutila escarabajos, el ciempiés que habita el
laberinto de las viejas monedas.
Con la piel abierta me cuido del maná
que cae del cielo, del insaciable ojo que me mira.


Del libro Salmodia de los días tristes: Premio de poesía Jorge Isaacs, Cali, 2011.