BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 28 de diciembre de 2011

5709.- AMANDA DURÁN

Amanda Durán es una poetisa chilena nacida en Santiago en 1982, como Daniela Pizarro Durán. A los doce años publica su primer libro con un prólogo de Nicanor Parra.
Ha participado en la conducción de varios programas radiales de literatura: en radio Canelo, cuando pequeña; radio Nuevo Mundo, programa De puño y letra, y en radio Tierra. Estudió teatro en escuelas, universidades y en Francia, donde pasó por distintos grupos hasta estacionar en la escuela de mimodrama Marcel Marceau. Ha sido incluida en antologías y páginas Web dedicadas a la literatura, de varios países. Tiene estudios de periodismo en la Universidad de Playa Ancha. Es editora de la revista de difusión cultural Asado de costilla.


Obra
Zona primavera (RIL Editores, 1994)
Ovulada (Mago Editores, 2007)
Ovulada (Reeditado por Ediciones Amargord -Madrid, España- 2008)








ANTIGUAMENTE


Antiguamente yo te amaba con descaro
con paciencia
como hace el amante detenido
el cúmulo de tu boca siempre nueva,
el temor de tus besos adictivos,
la fuerza de tu mano con la mía
breve lucha sedienta de pancartas.
Había una vez un amor mío
tan impaciente y amante
ahogado en cartas terribles,
dulce
siempre gigante.
Antiguamente yo amaba con ternura
la deliciosa confianza de tu abrazo,
el exquisito cáliz de tu sombra
las esquinas escondidas de tus manos,
tu espalda eterna
tu nombre,
te amaba
te amaba tanto
que se me fue el pretexto del amor a las pestañas
y como príncipe en cuentos solo buscabas castillos.
Mi casa quedó encendida con el calor de mi pena
y la memoria mañosa aprendió a tejer espinas,
que sola quedó mi puerta
¡inútil el calendario!
y la mañana entreabierta
sola también conmigo,
se derrumbó la leyenda bajo el espejo quebrado,
la espesura de tu oído atenta al ruido terrible,
te fuiste cuando te amaba como si fuera preciso
y creíste que ganabas otro espacio en mi escritura.
Se marchitaron dos flores
me sangró el cuerpo herido
y lo poco que dejaste me lloró de indecencia.
soborné margaritas
te quité mis espacios,
conjuré tanta cosa
que ahora ya van los años
y recuerdo que te amaba
te amaba
¡te amaba tanto!










AUSENCIA


Te amé como a la tierra
me ahogué hasta tu garganta
conjuré un par de palabras
concretas
tristes
desnudas
te amé con las rodillas
me despeiné en tus dientes
con esa gracia insana de siempre estar sintiendo,
te amé como hace un hombre
los besos calculados
la polera dormida
verso y lengua
diente y labio
silencio desmedido
y otra vez garganta,
te amé como mujer
como gato
como rata
te amé como metal,
te amé amor
como agua,
el grito del motor
el ruido de la micro,
Santiago por pedazos pegando en la cabeza
luz verde o amarilla
y adiós amor de juego,
que cara paradoja
intenso
pasajero,
la mano en la ventana
la imprudencia del beso
y el ojo incontrolado amando y despidiendo,
quizás nos olvidamos
adiós
amor perfecto.










A FIN DE CUENTAS


Evité escribir de ti
cualquier letra
por miedo a entender que ya no eres
pero estás nítido en cada cosa
ya eres Santiago, teléfono y vino tinto
en cualquier anotación
grueso aparece tu rostro
pedazo de guitarra y baile largo
estás
estás ya sin miedo a esconderte
y vives escondido en la tinta de mi lápiz
y no me temo
y no me apeno
por que no,
no duele
es que esta compañía falsa es apenas compañía
un recuerdo que solo toca las manos
un cariño que de ser no sabe nada
y me siento brillante
grande
fuerte
hermosa
de haber idealizado todo lo que tengo
de haber agigantado cada marca del cuerpo
por que el amor,
aun que no esté
siempre es perfecto








MEMORIA


Cuando me acuerdo de niña como me acuerdo
y vuelvo a la bandera roja en la calle
el helado de piña
y el compañero generalizado
que en grito al grito me despertaba,
cuando camino por general Velásquez
y reconozco una mancha de sangre en el pavimento
violenta la memoria me agrede los dieciocho años que tengo
y en la tierra que acaparó mis años de muñecas
cambiando a Tom y Jerry por noticias
más temerosa si mi mamá tardaba un rato o no volvía
y en la televisión anunciaban cuantos hombres menos en la tierra
cuantos gritos menos en la calle
¡cuantos eran!
cuando regreso a las horas de alguna noche en la cama
las confesiones largas al conejo de peluche
que en silencio escuchaba mis peores miedos
y el olor a leche de frutilla
y el lápiz pasta y su oda
y mis abuelos a mano fuerte corriendo conmigo de la muerte,
yo que tan poco viví
tanto recuerdo
y que a tan lento andar tanto anduve,
ahora con camiseta chica
vuelvo y me devuelvo
a la sola memoria de calle y almuerzo,
al grito de mis primos que con mi hermana gritaba,
al miedo, la noche y la milicia,
la rebelión opacada de paco y peca pecando,
la niñez de conciencia y sueños niños que soñaba,
cuando me acuerdo
el puño angustiado me esperanza y me empuña
como hija de tantos sueños voy andando
por la misma calle
en otros años
por que solo exige comida el hombre si muere de hambre
y la comida duerme en mesas vacías
y yo me acuerdo y me encuentro
a más que poco andar
llorando
cuando el país de me hace un nudo ciego
a paciencia de nudo lo deshago.








PARHELIO


me duerme la melancolía
me agota llorarte
se hacen eternos los desayunos
es pan el sabor de esta nostalgia
nunca te viste hermoso
nunca fuiste brillante,
ahora estas calles viejas te llaman imprescindible,
me ahoga la tarde mía,
te olvido
me acuso de cobarde,
te dejo
-muero por dejarte-
me ahogas.
Como duele suspirar sin aire
cuando te has ido de mis pulmones
cuando no quedas más que en el recuerdo
y no quedas,
me avergüenza la melancolía
cuando esta ciudad pregunta por qué lloraba
se vuelve triste la pena
cuando no estás para consolarla
cuando no estás para provocarla
cuando no quedas
y no quedas








CUANDO EL AMOR NO TE SUENA


Cuando te trato de armar y llevo las manos ásperas
con el sol en la cintura
como siempre
cuando me falta la esquina de tu boca
untada por mi cadera en mantequilla,
cuando débil como tu diente me acorralas
cuando frío con tu verso me masturbas
cuando en tu sol alumbra mi voz y arde la garganta
cuando te trato de amar
y llegas
a apagarme las ganas
como siempre.
Hay que correr por mi sien amarga
por el luto de tu historia rota
tenerte sin vender panfletos
por besarte sin heder cebolla
por un ¡viva Chile! Atragantado
lágrima de sal
corazón idiota
Santiago…
cuando te trato de amar
y falta tu boca.








CERTEZA


Todos los perros ladran con sirenas
se enternece la luna en tu garganta
y mi leche
suena de piel el eco incontenible de la espera
parece que te quedas
parece,
Cristo está en tu silla.








ESCLAVITUD


los esclavos tristes de mi libre patria
pasean al son de huesos de otra libre monarquía,
vestidos de nueva era
con otras nuevas canciones
y con la propia sentencia medida en el intelecto,
con banderas recortadas
pedazos de casi mundo
neonazisliberalesglobalizadosburgueses
acuamanesuperhombres
de un rompecabezas
viejo,
los esclavos en mi patria se visten con gabardina
leen la Segunda
La Cuarta
escriben en El Mercurio
y se llenan de tarjetas la billetera vacía,
llevan los ojos cansados
el número en las pestañas,
la suerte en algún bolsillo
los pulmones infectados
y como libres…
un cuento
que les quedó en la memoria
como una piedra mañosa
que duele grita y no sale.
¡que esclavitud más triste!
… que ente más despreciable
que historia más traicionera
que esclavos nacen y nacen
triste
historia de guerra que ya no muere de hambre
triste
libertad falsa llena de miedo y cadenas,
los esclavos de mi libre patria
se cambiaron las pupilas por pastillas de quien sabe
y se lavaron las manos con clases nuevas
de historia
abrieron sus ideales a algún partido de fútbol
y lloraron con la última historia de Don Francisco,
se humillaron por acento
se acentuaron la corbata
y los libres descartados los miraban no entendiendo…
que el servicio que las armas
la limosna de la iglesia
el gabinete de centro
el centro izquierda-derecha
el sueldo de la semana
las clases de obediencia…
… yo
desde aquí trago polvo
dicto mi propia sentencia
“pero hay que linda es mi patria,
baila libre la bandera”