BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 16 de diciembre de 2011

5573.- BLAS PEROZO


Blas Perozo Naveda
(Zulia, VENEZUELA 1943). Poeta, narrador, ensayista, periodista y docente. Licenciado en Letras egresado de la Universidad del Zulia, doctor en Estudios Ibéricos e Iberoamericanos (Université de La Sorbonne, Francia). Es columnista de opinión del diario Panorama, donde ha sido reportero especial. Pertenece a la Red Nacional de Escritores de Venezuela. Ha obtenido múltiples galardones, entre los que destacan el Premio Nacional de Poesía (1989); el Premio Municipal de Literatura, mención Poesía (1992); y el Premio Regional de Literatura Jesús Enrique Lossada (1993). Ha publicado, entre otros: Caín (1969), Babilonia (1971), Date por muerto que sois un hombre perdido (1973), Maracaibo City (1983), Mala fama (1988), Mala lengua (1989), La piel áspera (2002), El río el rayo (1993), y el Gallo sagrado (2006).






ESO QUE LLAMAN TEORÍA POÉTICA ES MENTIRA

Yo digo
y acuso a los intelectuales
de derecha y de izquierda
de mi ciudad
a unos porque tienen miedo
de decir
vos
que te caés
del tarantín
María Bonita
acordate de Acapulco
en público
porque en secreto
en los bares del centro de la ciudad
en la placita del buen maestro
sí lo decían
Yo digo y acuso
a los poetas
malditos rabiosos y malditos bajo cuerda
de mi ciudad
a unos porque tienen miedo
de decir
amor mioturostroqueridonosabeguar-
darunsecretodeamor
y
teseguiréhastaelfindeestemundo
en público
en la linealidad de esa cuerda
que
se abre
qués la palabra del poema
yo los acuso
a ellos más que a nadie
a los más jóvenes poetas de mi ciudad
porque siguen teniendo miedo
de la palabra que han dicho a diario
porque tienen miedo a la noción del ridículo
a la chabacanería
al floklore
y sobre todo
porque
todavía
tiemblan
ante esta ciudad llamada Maracaibo.

Date por muerto que sois hombre perdido, 1974.










LAS MUJERES DE MI FAMILIA

Las mujeres de mi familia
son campesinas,
costureras, oficinistas y maestras de escuela.
Las mujeres de mi familia
son catiras
perfiladas
e indias
en un solo molde
de tetas pequeñas.
Unas vinieron desde muy lejos
desde el norte de España
de Cantabria
y otras
contemplaban
a sus guerreros
a la orilla del Caribe.
Unas cantaban en la radio
y tocaban guitarra
se enamoraban
locamente
de hombres que pasaban
y parían sus hijos
del más pintao.
Porque las mujeres de mi familia
amaron siempre locamente
a todos los hombres que pasaban
y también a los que vivían en la misma casa
a los primo hermanos
y a los compadres.
Las mujeres de mi familia
los pasaron por las armas
muertas de risa
criaron sus hijos
y votaron en las elecciones.
Y cuando no se lo permitieron,
las mujeres de mi familia
se fueron a las armas,
que eran maquinas Singer,
talleres de costura,
Máquinas Remington,
Salones de clase
Todo
lo que en el aire dl siglo XX
andaba.
Las mujeres de mi familia
tenían la boca pintada
de rojo carmesí
De carmín de Francia.

Se pusieron bufanda
y su chal de seda
y pasaron el Atlántico
hablaron las lenguas
lejanas
y difíciles
y siempre regresaron
a echar el cuento
a cantar
una canción revolucionaria
Que era
un danzón
una gaita
un tango
con Gardel y su sombrero.
La mujeres de mi familia
son mujeres envainadas
que hasta arquitectura estudiaron.
Se casaron con italianos
Se casaron con fraceses
Se casaron con Wayüses
Se casaron con Judíos
Se casaron y arrejuntaron
con quienes les dio la gana.









Y QUE QUEREÍS QUE TE DIGA

(...)yo
Ex - profesor de castellano y literatura
en el liceo Rafael María Baralt
de la muy ilustre ciudad de Maracaibo
que no en balde está escrito con mayúscula
En este poema
Pateado y despreciado
Por profesores que saben menos que yo,
Odiado por un millar de estudiantes aplazados
Por mi mano
Sin compasión
Ni arrepentimiento
De mi puño y letra
Sólo quiero decir
Queridos camaradas
Que no venceremos
Y que estoy triste
Por eso mismo











Los condenados a muerte

Los condenados a muerte
Están amarrados del
Cuello a la orilla
Del camino
El viento mece sus
Barbas, sus perfiles
Lucen serenos, su mirada tranquila.
No conocen
Su destino
O son estoicos
Nadie diría
Que tuvieron tirabuzón
Cabresto
Y si suben una ladera
Escarpada











Si vienen de tan lejos

Si vienen de tan lejos
De la costa
De Katanga
Tu pelo está peinado
Por el cielo del
Golfo
Para siempre
Y el sol te ilumina
En la costra
A dónde vas caracol
Perro de furia
Lo verde ilumina
Una cueva insondable
Tu alma
Y otra vez
El viento
Y el regreso
A la costa
Lejana
Solo el aire te lleva
Por la brisa marina
Que te contiene
Si entramos a
Este desfiladero
Si una monarca
Y otra mamey iluminada
iluminando
Acompañan el sol
Y el aire
¿De dónde vino la
Noche
Tanta noche?











Vamos por un
desfiladero


Vamos por un desfiladero antiguo
Ahí le dije
Te tengo dos regalos
Y eran más de
Dos
Y hasta tres que se fueron al cielo con el
viento,
Con el sol:
La quijada de burro con la que Caín
Muy lejos de Tocópero
Mató a su hermano
La flor del mangle
Y otra flor amarilla del rastrojo de mi alma












Me contó Rosa
Morales


Me contó Rosa Morales
Que los barcos usinas
Frente a las costas del Perú
Venían de lejos
Y traían
Marinos antiguos y
Obreros del mar
Que hacían dinero
Recogiendo lo calcáreo
que traía la ola
y cómo le dije
rosa
desde lejos
respondió
que los hombres del mar
los obreros del mar
tomaban el calcio
y lo transformaban en botones
que después vendían
en las ciudades australes
ay caballito de mar
ay cucharilla de nácar
ay Chamuriama











Los seres del viento

Los seres del viento
esperaban
a la orilla del camino
que pasara un fotógrafo
que pasara una niña
ay que pasara una niña
esperaba a la orilla de Chamuriama
que vinieran
a por él
a por ellos
a por ellas
y pasaron unos músicos de viento
y se llevaron para siempre
aquel animal terrible
solo para cantarle
sólo para soplarle al oído
el himno nacional
de la república bolivariana de Venezuela
su rostro blanco
sus ojos pequeños
su cuerpo de madera
su estampa de nácar,
asíera su suerte













Andamos buscando el viento

Andamos buscando el viento
Hasta encontrarlo
Y encontramos un castillo
Vigilado por un dragón
De quinientas sales
De cuántos años
Que nadie sabe
Pero estos eran los Perozo más bien
Porque tenían su caujil
Y un cacuro escondido
Con sus puñales y sus máuseres
Para hacer la guerrilla
Y ahí estaba el gavilán










El mundo es simple

El mundo es simple
Si hay humo negro
Si hay fuego en puerto escondido
Rosado
Es el cloruro
Y verde es el viento
En el olivo