BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 23 de noviembre de 2011

5414.- SUSANA MOYA


SUSANA MOYA
Nació en Coquimbo, CHILE en mayo de 1957 y falleció en la misma ciudad el 2 de febrero de 2010. Poeta y Licenciada en Castellano y Filosofía. Su obra ha aparecido en la "Antología de la Poesía del Valle de Elqui" de Arturo Volantines; la "Antología Poética" de Juvenal Ayala; y, en "Poesía Chilena Contemporánea Coquimbo-La Serena" de Javier del Cerro.

Por Arturo Volantines
Nació en 1957. Profesora de Castellano y Filosofía; estudió un Mg. en Pensamiento Latinoamericano, en el Centro de Investigación y Estudios Latinoamericanos de la Universidad de La Serena. Sus textos poéticos, han sido publicados por diversas revistas y antologías y leídos en ciudades, poblaciones y barrios. Pertenece a la Generación -que ella denominó- “del Pasamontañas o Dispersa”, y es coherente con la forma de exponer su trabajo estético en su origen. Leyó su poesía en Centros Culturales alternativos, “Ocupas”, Comunidades Místicas, Asentamientos de tribus urbanas, Galerías de Arte y Ferias del Libro. Renuente a participar en concursos; jamás postuló a becas, pasantías ni Proyectos. Siempre creyendo que la poesía y los/as poetas se despoetizan entre tanta sistémica competencia. Escribió y le interesó dejar su palabra entre el Pueblo Pobre del que proviene. Su obra aparece en diversas revistas y en las antologías regionales: “Poesía chilena contemporánea, cinco mujeres poetas de Coquimbo y La Serena”(2001) y “Antología de la poesía del valle de Elquí, tomo I”(2002). Y en la reciente, llamada: “El Burro del Diablo, Arqueo de la poesía contemporánea de la Región de Coquimbo”. Dejó de existir este 2 de febrero de 2010 víctima de un accidente vascular.



Fosa Común

A Matilde San Mateo
matriarca

I-

Ahí nos encontramos
a la vuelta de las muchas vueltas y revueltas
Ahí
justo en ese hemisferio
al lado oculto de la luna
nos encontramos
como momias incásicas
uterinas
acurrucadas
ensolecidos de maíz
nos encontramos
en lo común de nuestros huesos apiñados



II-

Esta fosa es un barco
que amanece varado a tus orillas
Ahí
entre garúa/lluvia/temporal
olas que azotan
tu miseria
de puerto pobre
Donde Astrid Sue II
se bambolea al atardecer
transgresora
como las caderas de la reina del Caribe
bamboleándose en tu memoria
Esta fosa es un barco
y esta premisa una sentencia
un acta fundacional
un parto
entre quejidos sanguinolentos
Esta fosa que abre sus piernas a todos sus hijos perdidos
esta fosa es Comala
aquí en su hondura cálida
habitamos
con nuestras heridas/costras/supuraciones
aquí en esta fosa navegamos la utopía
de reciclar el dolor
que cruza el paisaje
en la noche tormenta que ruge este desvelo
La vela se apaga
y las calaminas vuelan a otros hemisferios como alfombras mágicas
abandonándonos desnudos de piel
en esta fosa que nos signa y deconstruye
donde tu húmero y el mío se enlazan en posición fetal
oscuros/gredosos/húmedos



III-

En el escalón superior
le hablaba mirándolo a los ojos
desgranaba eslabones
ironizaba
con ojos enigmáticos
iba desencadenando la voluptuosidad
de las palabras
la enfant terrible
desnudando su hambre/su sed
El hombre de ojos claros sonrío
cuando ella cotidiana
pinceló las razones de su ausencia
y escondió sus dedos entre los cabellos rubios
que caían sobre el poema
y empezaban a ser
garúa que limpiaba esos años de ostracismo
calló la razón de su partida
después de todo
en la profundidad de esa fosa
que importaba



IV-

Esa mujer gorda
la miraba sin entender
ese montón de piedras dejadas al desamparo
justo en ese lugar que abría paso
a un sendero de rocas subterráneas
donde estrellas de mar
eran delicia de changuitos
que bajaban de los cerros al mediodía
a solazarse huyendo de las olas
que rompían sobre las rocas
cayendo una húmeda lluvia de sal sobre los cuerpos morenos
La mujer gorda inquiría en silencio
ese paisaje donde la huella
de unas manos y unos pasos
a la hora tal vez
en que los niños dormían agotados
después de esa tarde corriendo sobre las rocas
zambulléndose en las pozas
llegaban a sus casas a saborear el pescado de peña
cazado entre juegos
junto a una churrasca
sabor a humo en la boca hambrienta
la piel de güiro
los ojos enrojecidos de sal
caían rendidos de esa placidez que daba el mar
al cuerpo niño
Esas piedras que habían sido puestas
unas sobre otras
formando un montón inaccesible
donde el mar golpeaba
lanzando espuma
cuando los changuitos soñaban
diagonales el piquero
que los señalara
como el mejor
lejos de ese montón de piedras
que develaba el vientre abierto del paisaje






Saltimbanquis

(A la irreverente fauna subversiva)
De tiempos inmemorables
a cambio de grapa
de mazamorra y grapa
en el fondo de la mina
el fundo
la fabrica
a cambio de grapa
de mazamorra y grapa
pero
se les escapo de las manos
y hoy los kra'os son casi souvenir
en las calles de bahía / cajamarca/ koquimbo
entre turistas bamboleándose
entre milicos guitriando
adentrándose entre las gringas progresistas
y se desbordan nuestros destinos
en un kannabico amanecer
que nos iza recien lavados
en la piel rajada de Rodrigo Lira
en los balines enkajados en tu pierna izquierda
en la arteria que revienta
mientras el pastorius
improvisa tu muerte "bajo el volkan"
para que no cese la lluvia de escamas sobre este tiempo
añejo
y la reina de belleza del barrio Borgoño en 1951
siga trozando karbonas memorables
entre pucho y pucho.





Con la luna

“El poder corrompe”
Enrique Lihn
“La Poesía es esencialmente contrapoder”
Susana Moya

Deslenguada sol-veré tu sangre
cual cicuta cogida
por mi sombra
Así me hago
noches y días
en un horizonte
de grito guerrero

Qué harías con una mujer
que atraviesa la noche de palabras
Qué harías con una mujer
acosada de imágenes
y murmullos
desatados sin protocolo
ni reverencia que valga
sin aromáticos bouquets y sin flash
una mujer de pies desnudos
y manos amplias

Aquí sólo la incerteza
trasmutando el paisaje
desde una página

Qué harías con una mujer que no se calma
con mercancías
ni se deja seducir por lo banal
la civitas/la polis/la aldea global
muestra su descascarada aura
y escancia lenta
cicuta en sus labios

Ahí están los mismos de siempre
pernoctando ebrios
al reverso d la utopía
junto a encarnados y arranados Budas
trocando pensamiento y poesía
a los mercaderes del Templo
egóticos machos alucinando efímeros poderes
mientras la sangre
continúa chorreando las piernas
de las hijas de la Diosa
en gesto de paz

El vientre me retuerce
y en la noche ovárica
lo único real son las palabras
la poesía preñando miradas
el lenguaje
a esta hora en que tú
escribes ‘ojos de perro azul’
en paredes sonámbulas
bajo un cielo que no delata sus estrellas
ni se deja cooptar

La náhuatl, Comala