BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 8 de noviembre de 2011

5303.- ARIS ALEXANDROU


Aris Alexandrou (griego Άρης Αλεξάνδρου) (Nació en 1922 y murió el 2 de julio de 1978) fue un novelista griego, poeta y traductor. Siempre militó en la izquierda y en esto también siempre fue poco convencional. En sus propias palabras: «Pertenezco al partido inexistente de los poetas». Es el autor de una única novela: (To kivotio - El Cofre) que está considerada como un clásico entre las obras en griego moderno del siglo XX.

Alexandrou nació en San Petersburgo de padre griego (Vasilis Vasiliadis) y madre rusa Russian (Polina Antovna Vilgelmson). Aristóteles (quien en ese momento aún no había adoptado el pseudónimo "Aris Alexandrou") y su familia se trasladó a grecia en 1928, residiendo inicilomente en Salónica y poco después en Atenas.
Se graduó en secundaria en 1940, 1942 decidió presentándose al examen de acceso a la universidad en la escuela de ingeniería (según los deseos de su padre) y suspendiendo. Tras eso, fue admitido en la Universidad de ciencias económicas de atenas. En 1942 decidió abandonar la universidad y dedicarse al oficio de traductor.
Al mismo tiempo se unió a un pequeño grupo de resistencia (era la época de ocupación Nazi de Grecia. Este pequeño grupo estaba integrado en el movimiento juvenila de la resistencia comunista. Alexandrou no fue capaz de digerir la organización jerárquica del partido comunista y por ello abandonó el partido pocos meses después.
El hecho de que nunca más estuviera implicado activamente en el partido no detuvo a las autoridades británicas (tras la liberación de Grecia y la implantación británica como dirección de facto) de arrestarlo y enviarlo al campo de concentración de El Tampa, donde permaneció recluído hasta abril de 1945. Es más, incluso cuando no participó en en la guerra civil griega (1946-1949) fue arrestado por su rechazo a rehusar sus convicciones políticas. De julio de 1948 a octubre de 1951 se exilió a los campos de refugiados de Moudros, Makronisos y Agios Efstratios.
En Noviembre de 1952 fue presentado ante un consejo de guerra por no acudir al servicio militar (mientras estaba en el exilio). El veredicto inicial fue de 10 años de prisión. Alexandrou cumplió condena en las prisiones de Averof, Aighina y Gyaros. En apelación redujeron en 7 años la sentencia, y finalmente fue absuelto en agosto de 1958.
Tras ser absuelto se casó con Kaiti Drosou. En 1967 (tras el golpe militar del 21 de abril) decidió trasladarse a París para evitar posibles nuevos arrestos.
Alexandrou murió en Paris el 2 de julio de 1978 de un ataque al corazón, habiendo vivido para ver la publicación de su única novela traducida al francés.

Poesía, prosa y traducciones
Muchos de los poemas de Alexandrou fueron escritos mientras se encontraba en el exilio, y su temática se centraba en el socialismo, en la escritura y en temas personales. La influencia de Mayakovsky es fuerte y explícita.
Su única novela, to kivotio, trata sobre la guerra civil, que aún continuaba en plenitud en septiembre de 1949. No obstante los lugares mencionados son ficticios.

Obras
1975: To kivotio, Kedros Publ., Atenas --
1978: Poemas (1941-1974), Ypsilon Publ., Atenas
1984: Dialexa, Agra Publ., Atenas, editado por Kaiti Drosou





Poética

1

Valga o no valga
envío mis composiciones a países que no se hacen todavía
traiciono los movimientos de un sol
que cae al alba junto a las tapias
confirmando con luz
las ejecuciones.

2

Cada una de mis palabras
si la tocas con la lengua
recuerda una almendra amarga.
En cada una de mis palabras
falta un mediodía con las manos de mi madre junto al pan
y la luz que goteaba de la cuchara infantil en la servilleta.

3

Mi sola bayoneta
fue la mirada furtiva de la luna entre las nubes
Tal vez por eso nunca escribí
versos irrevocables como intestinos derramados
tal vez por eso uno a uno abandonan mis papeles
y los escucho en las conversiones de quienes no me han leído.

Versión de Francisco Torres Córdova