BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

sábado, 15 de enero de 2011

3015.- GONZALO SALESKY


GONZALO SALESKY
Nací en 1978 en la ciudad de Córdoba, Argentina. Publiqué los libros “2011” (poemas y cuentos, año 2009) y “Presagio de luz” (poemas, año 2010). Ha obtenido las siguientes distinciones:
- Primer Premio Nacional de Poesía SALAC (Sociedad Argentina de Letras, Artes y Ciencias). Córdoba, Argentina, año 2010.
- Tercer Premio en Poesía en el Concurso Literario V Aniversario de la Sociedad Argentina de Escritores, Seccional Surbonaerense.
- “Mención de Honor” en el Concurso Internacional de Microficción para niñas y niños “Garzón Céspedes” (España), en la categoría cuento hiperbreve.
- Mención en Poesía en el XIII Certamen “Antonio Nelson Romera” (Argentina).
- Finalista del I Premio Internacional Grup Lobher de Relato Temático (España).
- Finalista del I Concurso de Cuento Breve “Voz Hispana” (México).
- Finalista del I Concurso Internacional de Nano Literatura (Venezuela).
- Finalista del XI Concurso Literario Internacional “Bicentenario de Poesía y Narrativa” (Argentina).
- Finalista del I Concurso Internacional de Relato Corto y Poesía “Caños Dorados” (España).
- Finalista del XXII Certamen Nacional de Poesía y Narrativa “Letras Argentinas de Hoy 2010” (Argentina).
- Finalista del Concurso de Literatura Fantástica y Horror “Mundos en Tinieblas 2010” (Argentina).
- Finalista del II Concurso Internacional de Microtextos “Garzón Céspedes” del Cuento de Nunca Acabar, del Dicho y del Pensamiento (España).

ENLACES A BLOGS: http://gonzalosalesky.blogspot.com/






POEMAS: (todos publicados en “2011” y “Presagio de luz”)





POLVO Y AGUA

Pronto se hará la noche.
Lograrás huir del laberinto.
Las máscaras son muchas y es verdad
que somos polvo y agua solamente.

La tierra nos espera.
Cuídame del viento y la guadaña
que me cosechará en tiempos mejores.

Al sur, al mediodía, seré libre
como el sol en cada madrugada.










POCO A POCO

Me perdí en el laberinto de tus ojos
y en el andar oscuro de tu pelo.
Mastiqué cada segundo de tu aliento
y me entregué a tu risa, poco a poco.

Poco a poco has llenado mi silencio
con tu espíritu de rosas con espinas.
Me pregunté si es cierto que sentías
como yo, al fundirme con tu cuerpo.

En tu voz las palabras son eternas.
Tus besos, pura miel, son el rebaño
que deseo cuidar y que no pierdas
en otros labios, lejos de mi abrazo.

Poco a poco, licuándome en tu aroma
me veo en la entrada de tu cielo.
Y aunque me asfixie tu amor, es el momento
de dejar paso a nuestra nueva aurora.








TE ESPERO

Me enamoré de tu pasado y no quisiera
sólo ser parte en tu presente. Descubrí
que quiero todo: el infinito mismo,
tu amor eterno, futuro y porvenir.

Quisiera ver que el tiempo se congele
y que mis años no pasen. Y al final
no sé si es cierto que el cielo nos aguarda;
si me equivoco, te espero al reencarnar.









VACÍO

Todos los años, perdidos y malgastados
en el mismo lugar.
Las horas de felicidad, tan lejanas.
El pasado rico en esperanzas,
el futuro gris que sólo promete mi muerte.

Justo en la mitad de mi camino,
hay días que me veo desde lejos.
¿Fui parte de la película de alguien?
¿O protagonista de un monólogo vacío?

Tengo tiempo todavía, pero espero
no seguir desperdiciando mi poesía.
No quiero llegar al arco iris
y ver vacíos el corazón y el alma,
mis huellas borradas por el viento
y la arena quieta en el reloj.










NO ALCANZA

No me alcanza el alma para amarte,
ni el corazón para latir por siempre.
No me alcanzan las manos al rozarte
ni la tormenta de mis ojos para verte.

La noche no alcanza para soñarte
ni el día entero para esperar tu vuelta.
No me alcanza el invierno ni abrigarme
en las horas amargas de tu ausencia.










ARLEQUINES

Como arlequines en el viento,
tu risa vuela y me acompaña.
Me envuelve y eleva en pleno otoño,
me hace crecer y madurar en el silencio.

Tal vez, anochezca para algunos
pero, mi amor, sólo tu amor me basta
para llegar al paraíso eterno en vida,
poder soñar despierto con tus ojos,
y así olvidar, del todo, aquellas lágrimas.












SERÁS

Serás aliento de mar, serás nostalgia
cuando se aleje tu boca y no regrese.
Serás mi brisa cuando no sople el viento,
serás el fuego más allá de las palabras.

Serás el cielo, vacío de mis páginas,
y la plegaria que anuncie mi partida
cuando el dolor, este mundo y nuestra vida
se lleven todo y no me dejen nada.












GIGANTE

¿Adónde vas, gigante de las sombras?
Descubre un poco más de tu silueta.
Usaré siempre el mismo traje gris
pero de lejos desvistes mi tormenta.

En el otoño fuiste sal y luz de día,
quizás ahora, final y dios a medias.
No esperaré a cubrirme con silencio,
sólo te dejo mi parte en la cosecha.














NO SON HERIDAS

Toda la vida fui cómplice de espejos.
Las marcas en mi piel no son heridas,
tampoco cicatrices,
tampoco libertades que vacían.

Sé que la muerte espera, sin nostalgia
porque a veces, sólo a veces se me olvida
que sólo el tiempo sabe qué nos pasa
y despertar, de nada serviría.










CREO

Como la nieve sobre el mar,
sigo llorando.
Estoy cansado de esperar...
y no es en vano.

Cada paso de tu voz,
cada sonrisa en tu pelo,
cada lágrima, tu cruz,
cada dibujo en el cielo.

Temo que todo se aleje,
que aumente lo que da miedo,
temo que, cada vez más,
estés cada vez más lejos.

El tiempo me está llegando,
bailé con el enemigo
pero nunca será tarde
para aprender de mi error.
Aún siento que no he sentido.

Pero creo que en lo que no veo,
creo en mis sueños.
Que todo vuelve a la vida,
que no es fácil si no intento.
Que aquello puede ser real
si confío en lo que soy,
en lo que di, lo que fui.
Si confío en lo que tengo.

Cada paso de tu cruz,
cada lágrima en tu pelo,
cada sonrisa en tu voz,
nuestro reflejo en el cielo...
Creo que todo es verdad,
me cuesta cada vez menos.

















DESPUÉS DEL SOL

Me quedo, no huyo, espero…
Silencio, nostalgia, tu nombre.
Ya perdí mucho tiempo dudando de todo,
soltando la luna en otros espejos,
tratando de evitar que las estrellas
dibujen tus sueños otra vez.

El viento me desafió de golpe
pero después del sol, no quedan nubes.
La herencia malgastada está asomando
y azota nuestras cruces y aquel lodo.

Me quedo, no huyo, espero...
tu voz, mi sangre, tus huellas.