BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 6 de marzo de 2012

6213.- MARGARITA SCANDROGLIO


MARGARITA SCANDROGLIO
Margarita Ramírez de Scandroglio
Nació el 10 de Junio de 1946 en la localidad de María Grande provincia de Entre Ríos, República Argentina. Actualmente reside en la ciudad de Trelew, Chubut.
Obtuvo a la fecha innumerables Premios y participó en diversas Antologías Nacionales e Internacionales.
Escritora, Poetisa. Ha participado como panelista, presentadora y tallerista en innumerables jornadas, seminarios, encuentros y congresos de literatura, específicamente en el ámbito de la poesía, en Rawson, Trelew, Gaiman, Esquel, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Córdoba, Buenos Aires, Asunción del Paraguay, etc.
Es Miembro Activo del Instituto Cultural Hispano con sede en Westminster (California, EEUU) junto a Enrique Anderson Imbert (profesor en Harvard, EEUU), Marco Denevi, Ernesto Sábato, María Ester de Izaguirre, etc.
Su poesía ha recorrido el mundo, publicada en diarios y revistas especializadas, tanto de Argentina como del extranjero.
Editó seis libros de poemas: "Yo mañana madrugo, buenas noches" (Ed. Jarme, Trelew, Chubut, 1988). "Muñecos de aserrín que dicen donde" (Ed. Ayala Palacio, Capital Federal, 1989). "Quiero saber quien es la desertora" (Ed. Ayala palacio, Capital Federal,1990). "Sin esperar el último recreo" (E. Ayala Palacio, Capital Federal, 1992). "Máscaras y finales" (E. Ayala Palacio, Capital Federal, 1996) y “La sexta palabra” (2011), que es el sexto libro de Scandroglio y llega después de 15 años de silencio.

Ha dictado cantidad de talleres de poesía en bibliotecas y centros culturales, entre otros. Su sólida formación, tanto cultural como estilística se asienta sobre unas 1800 horas cátedras dedicadas específicamente al mundo de la literatura y en particular de la poesía.

Recibió innumerables premios y distinciones, entre los que se destacan: "Primer Premio" Consagración Regional, Salón Anual Municipal del Poema Ilustrado (Perito Moreno, Santa Cruz, Argentina, 1992). "Primer Premio Nacional", "Quijote de Plata", Asociación Arte y Cultura (San Lorenzo, Santa Fe, 1993). "Faja Nacional de Honor" de ADEA - Asociación de Escritores de Argentina (Universidad Popular de Mendoza, 1993).

De sus obras dijo José Narosky: " ... tus poemas no me sorprendieron. Los sabía mágicos, etéreos, nada comunes. Tienes talento e imaginación. Eres poeta de raza y de sensibilidad elegida." y Julián Paley (Prof. Tit. de la Universidad de Irvine - California- EE.UU.): "El poema corto y punzante, el uso de la metáfora sorprendente ... me ha hecho una impresión excepcional."




"Seguiré recreando las palabras por la oración que no recé
y por los soles que no ví. En pie de guerra declaro la palabra."
Margarita Ramirez de Scandroglio











OPUESTOS


Que es un candelabro
sin luz.
Un extraño
que no entiende de traiciones.
Un ademán
absurdo de las sombras.










CASI ORACIÓN


Seguiré recreando las palabras
por la oración que no recé
y por los soles que no ví.
Por la vergüenza de la confesión,
por el amor imposible que no dejó su esperma,
por lograr evadirme del silencio.
En pie de guerra declaro a la palabra












EXPERIENCIA


Tuve tanta sed
que se quebró la voz
en mi palabra.
Desde entonces
mis manos
supieron
que mendigar también
es tenebroso
y mis ojos descubrieron
la fatiga de las miradas
sin respuesta.














PADRE


Quiero dormirme y temo
a las sombras que proyectan las velas.
Hace frío
y no hay mantas,
la palma de tu mano
en mis mejillas.
Caminemos
por el sendero largo
que atravesó la niña.
Padre,
no es tarde, todavía.














DESEQUILIBRIO


Avísame
para acostumbrarme a tu despedida,
para que a los viejos pinos
no los azote el viento,
y no huyan los pájaros
sombríos
del jardín












BÚSQUEDA


Te busco en el ocre del otoño,
en la proximidad del invierno,
en el agua que bebo,
en la soledad que labra
pliegues en mis párpados.


En este final de púrpura
en mis labios.