BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

miércoles, 15 de febrero de 2012

6061.- ANNA SIGRUN SNORRADÓTTIR

Anna Sigrun Snorradóttir
Anna nació Sigrun Snorradóttir Flateyri 16 09 1920 y murió en el EIR en hogares de ancianos 22 diciembre de 2009.
Anna era conocida entre otras cosas, por su trabajo en la programación, el tiempo en particular los niños la radio nacional. En la vejez, publicó seis libros de poesía.
Anna S. Snorradóttir, una escritora islandesa de notable interés, aunque, contrariamente a lo que suele suceder en nuestra época actual, no demasiado prolífica. Pocos datos tenemos sobre ella. De su vida profesional sabemos que se ha dedicado a la escritura de artículos en revistas y periódicos y que ha trabajado como guionista para la cadena de radio y televisión pública "Ríkisútvarpið", sobre todo en programas infantiles.
Entre sus libros de poesía hay que citar, especialmente, "Þegar vorið var ungt" (1990), que contiene poemas escritos desde el año 1984.
Los textos que traducimos a continuación pertenecen a esta obra ("Þegar vorið var ungt", "Cuando la primavera era joven"), cuyas composiciones, en principio un tanto heterogéneas -quizá como consecuencia del amplio periodo de tiempo transcurrido desde que empezaron a escribirse hasta el momento de su publicación - aparecen ordenadas en tres secciones distintas, casi tres minilibros que podrían haberse encuadernado independientemente. La primera, titulada "Gimburskeljar" ("Almejas") hace referencia a los temas de la infancia y del recuerdo, en muchos casos ligados al mar, y presenta, como cabría esperar, textos de carácter autobiográfico, un tanto idealizados y escorados hacia lo narrativo. Aunque la explicitud de que hace gala la autora puede conducir, en algunos casos, a un cierto prosaísmo y dar la impresión de falta de profundidad, en la mayor parte de los poemas ha sabido mantener el equilibrio entre la anécdota suministrada por la memoria y la abstracción que requiere su universalización, como se puede comprobar en el primero de los textos incluidos en este número (En Flatey). La segunda, titulada "Staðir" ("Lugares") contiene poemas inspirados por algún lugar concreto, aunque, afortunadamente, no se trata de poemas de circunstancias; así se puede apreciar en el segundo de los textos traducidos (En Heidelberg). La tercera sección, titulada, como todo el conjunto, "Þegar vorið var ungt" (Cuando la primavera era joven"), es la más heterogénea tanto desde el punto de vista formal como de contenido, pues, a pesar de la preferencia de Anna S. Snorradóttir por el verso libre, aparece algún poema con rima (tres, concretamente) y se mezclan algunos temas de recuerdos infantiles con otros más vinculados al presente. A ella pertenecen las dos últimas composiciones que hemos seleccionado para nuestra revista.








Á Flateyri


Tvær telpur í fjöru
trítla stein af steini
hlustandi á bátaskelli
með fullt fang
af sjávarlofti
og gleði í augun.
Fjaran tandurhrein
undraheimur
full af ævintýrum.
Enginn nema gimburskel
í lófa
skilur hamingju barns.








En Flatey


Dos niñas en la playa
saltan de piedra en piedra
escuchando el rumor de los barcos
rebosantes
de aire marino
rebosantes los ojos de alegría.
Limpísima, la playa
mundo prodigioso
repleta de aventuras.
Solo una almeja
en la palma de la mano
entiende la felicidad de un niño.








Í Heidelberg


Í hjörtum okkar hlýja
sólskin,
þótt rigni
hönd í hönd
höldum við inn í borgina
gömlu Heidelberg.
Skrjáf við hvert fótmál
á fornum stéttum gráum
sefur gult lauf,
rauðbrúnar kastaníur
halda enn skarti sínu
við Háskólatorg.
Mannstu, hve þessi lauf
voru ljósgræn forðum?
Hvað gerist
þegar ekki skrjáfar lengur
við neitt fótmál,
gamla Heidelberg?








En Heidelberg


En nuestros corazones
el cálido sol
aunque llueva
cogidos de la mano
avanzamos por la vieja
ciudad de Heidelberg.
Un crujido a cada paso
en las viejas calles grises
duerme una hoja amarilla,
los castaños de un marrón rojizo
conservan sus galas en la plaza
de la Universidad.
¿Recuerdas qué verdes
eran estas hojas hace tiempo?
¿Qué sucederá
cuando no se oigan crujidos
a cada paso,
vieja ciudad de Heidelberg?








Yndislega jörð


Vertu ekki reið mér
yndislega jörð
þótt ég heyrði ekki
söng í grasi
fuglakvak í mó
skóhljóð þitt.
Ég gekk yfir engið
í leiðslu
og rankaði ekki við mér
fyrr en vorbirta,
bjartari en brúðarlín,
andaði á fölan vanga.










Tierra prodigiosa


No te enfades conmigo
tierra prodigiosa
aunque yo no oiga
la canción de la hierba
el trino de los pájaros
tus pasos.
Anduve por el prado
extasiada
y no recuperé mis sentidos
hasta que la luz de la primavera
más clara
que un vestido de novia,
respiró en mi pálida mejilla.








Í leit að fegurð


Ljáðu mér fegurðina
stundarkorn
svo að geti lagt hana
að vanga
horft á hana með
öllum líkama mínum
hlustað með augum
og eyrum og heyrt
alla liti alla tóna
líka yfirtónana viðkvæmu
fjarrænu
sem skipta mig miklu.
Við sólris
er hún aftur
þín.








En busca de la belleza


Préstame la belleza
un momento
para que pueda llevármela
a la mejilla
mirarla
con todo mi cuerpo
escucharla con los ojos
y los oídos y oír
todos sus colores, todos los tonos
y semitonos delicados
lejanos
que tanto me importan.
Con la salida del sol
será tuya
de nuevo.






http://www.strokkur.org/Strokkur6/ljod6.html