BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 14 de febrero de 2012

6040.- ANDREA MUCCIOLO


Andrea Mucciolo
Andrea Mucciolo (Roma, 11 de julio de 1978) es un escritor y poeta italiano, ha publicado dos novelas, dos manuales para los escritores emergentes, cuentos y poesías en varias revistas literarias italianas. Mucciolo también es un aforista. Sus aforismos son citados en la prensa nacional y en diversas publicaciones, italianas y mexicanas.
Algunos de sus poemas han sido traducidos al español y publicadas en revistas en México "Ketzalkoatl", "Novedades de Tabasco" y en el periódico venezolano de noticias y cultura "Coquivacoa"1
Una de sus poesías, “Llegarás” ha sido publicada en el número 253 (Octubre de 2010) de la revista “Poesía”, publicada por el Editorial Crocetti Editore desde hace más deveinte años la revista más popular e importante de la cultura poética italiana.
Premios literarios y reconocimientos
Premio especial “Non omnia possumus omnes”, del Concurso Literario Nacional “Nicola Zingarelli”, manifestación cultural de importancia nacional que ha obtenido, entre otras cosas, “El alto Patronado del Presidente de la República italiana Giorgio Napolitano” también. La motivación ha sido la siguiente:
“Por la contribución a favor de la multitud de aspirantes escritores que, por el entusiasmo típico de los principiantes, a menudo están víctimas de estafas de publicación”.

Bibliografía
2006 - Veda de salida, Editorial Eremon.
2008 - Non ci sono più le mezze stagioni, Inchiostro
2009 - Cómo convertirse en escritores de hoy, Editorial Eremon.
2010 - Llegarás, Crocetti Editore
2010 - Cómo publicar un libro, Editorial Eremon.
2011 - Rehén del sexo, Editorial Eracle.



TOMA NOTA


Toma nota
que nunca olvidé
los sueños del pasado milenio,
y de quimeras y minotauros
ya estoy harto.
Nunca me he sustraído
al juramento de esa fuente,
y el bienvenido de tu perro
sereno y agradecido,
sabía a
galletas recién deshornadas,
y de abejas
laboriosas y orgullosas.


Aún no eras música
pero instantes de trigo
movidos por el viento extremo
de un futuro que siega.


Y el juego de las sombras
incluso a nosotros los niños
ya no nos engañaba.


Pero toma nota
te ruego
que nunca yo olvidé de verdad
y te lo juro
que sólo es la memoria
la que hace unas bromas malas
a un viejo como yo.


Sólo me acuerdo de
una tarde como las demás,
pero hace muchos años
demasiados.
Tu hermanito
encima del árbol de higo
y nosotros dos
detrás de las zarzas.


Y vuelvo a ver ahora
tus labios
pintados de rojo,
en la espera de descansar
en el dulce regazo
de la madre noche.




PRENDI NOTA


Prendi nota
che non ho mai dimenticato
i sogni dello scorso millennio,
e di chimere e minotauri
ne ho avuti già abbastanza.
Non sono mai venuto meno
al giuramento di quella fontana,
e il benvenuto del tuo cane
sereno e riconoscente,
sapeva
di biscotti appena sfornati,
e di api
laboriose e fiere.


Non eri ancora musica
ma attimi di grano
mossi dal vento estremo
di un futuro mietitore.


E il gioco di ombre
nemmeno noi bambini
ingannava più.


Ma prendi nota
ti prego
che io non ho mai veramente dimenticato
e te lo giuro
che è solo la memoria
che fa brutti scherzi
a un vecchio come me.


Ricordo solo
un pomeriggio come gli altri,
ma di tanti anni fa
troppi.
Tuo fratello piccolo
sull’albero di fico
e noi due
dietro ai rovi.


E rivedo ora
le tue labbra
pittate di rosso,
nell’attesa di riposare
nel dolce grembo
della madre notte.








Nosotros dos


Quedamos aquí,
en el maravilloso abrazo
de nuestros cuerpos.
Quedamos aquí,
parados en espera
del traspaso
que santifique por la eternidad
nuestra unión.






Noi due


Restiamo qui,
nel meraviglioso amplesso
dei nostri corpi.
Restiamo qui,
fermi ad aspettare
il trapasso
che santifichi per l’eternità
la nostra unione.










Aridez


En el césped recién regado
humedecía mis pensamientos en los tuyos,
humedecía mi cuerpo en el tuyo,
me mojaba con tu sexualidad,
empapaba mi alegría con la tuya.
Después llegó la sequía de tu alma
y ya no me mojaba de tu pasión,
pero como el trigo en verano
a solas me secaba al sol,
tu corazón marchitado
aunque regado por mi.


Aridità


Sul prato innaffiato da poco
inumidivo i miei pensieri nei tuoi,
umettavo il mio corpo nel tuo
mi bagnavo con la tua sessualità,
imbevevo la mia gioia con la tua.
Poi venne la siccità della tua anima
e non più mi irroravo della tua passione,
ma come il grano d’estate
da solo mi essiccavo al sole,
il tuo cuore inaridito
sebbene annaffiato da me.






Ocaso


Como el sol que fallece
en el horizonte del océano,
siento tu recuerdo
que me roza la piel,
y me quema,
el ocaso eterno
de tu amor.






Tramonto


Come il sole che muore
nell’orizzonte dell’oceano,
sento il tuo ricordo
che mi rasenta la pelle,
e mi brucia,
il tramonto perenne
del tuo amore.






TOMA NOTA - POESIAS DE ANDREA MUCCIOLO


Editorial Eracle - ITALIA






EN EL FONDO UNA LUZ


Caras desgarradas
por años
de palabras simuladas,
calentadas
por la ingeniosa luz
de la hipocresía.
Almas
ya no acostumbradas
al calor de una voz.
En el árbol
en el fondo del pinar,
entre las sombras de seres traspasados
surge
el caduco rayo de la vida.












HE ECHADO


He echado
el amor, la bontad, el altruísmo.
He echado
la gana de hacer
de recomenzar.
Y he mirado el cuarto
ya vacío.














ARCOIRIS DE NATA


Has sonreido
de rojo
y has cerrado para siempre
el libro abierto por mí.
No tengo las ganas
de echarme
entre cielo y mar,
donde los pensamientos
se unen al firmaménto,
las lágrimas vuelven
al agua salada
y los recuerdos
tienen un sabor amargo.
Si el amanecer
alumbrará
aquel punto obscuro,
entre las manos de lo angeles
apoyaré
la canasta de las añoranzas,
mientras que un arcoiris de nata
y miel
y azúcar,
me guíe
afable
entre la hierba fresca
que todo calma.












NO FUISTE LA ÚNICA


No fuiste la única
verdaderamente bella.
No fuiste la única
simpática.
No fuiste sólo tú
buena e inteligente.
Habrìa encontrado
a millónes como tú.
Pero sólo tú
me amaste,
y sólo yo
sordo en el corazón
obtuso a la razón
frío en el alma,
no oí
el amable
y tan buscado
Verdadero Amor.