BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 6 de febrero de 2012

5938.- CLAUDIA BERRUETO



Claudia Berrueto
(Saltillo, Coahuila, México, 1978)
Licenciada en Letras españolas por la Universidad Autónoma de Coahuila. Becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Coahuila en el área de poesía (2003-2004). Becaria de la Fundación para las Letras Mexicanas (2005-2006). Colaboradora del colectivo independiente NIT: Noche y poesía. Textos suyos han aparecidos en diversas publicaciones a nivel nacional. Antologada en Pensar con los ojos abiertos II (Universidad Autónoma de Coahuila), Anuario de poesía mexicana 2006 (Fondo de Cultura Económica), Muestra de Literatura joven de México (Fundación para las Letras Mexicanas), La mujer rota y Del silencio hacia la luz. Mapa poético de México. Premio Nacional de Poesía Tijuana 2009. Becaria del FONCA 2009-2010 en el área de poesía de Jóvenes creadores.







Ciudad


fíngeme tus ojos, la suavidad de tu piel, al menos
bríndame el desfile negro y mudo de tus cabellos sobre mi vientre, el cascabeleo de tu sueño a mi lado
riega mi cuerpo con el latido de tu voz, pierde tus manos en mi cuello
déjame perseguirte, devorar tu color con mi boca entreabierta, regodearme en el agua que nace de ti
que tus hombros abran por fin este puño que se ha cerrado desde un tiempo inmemorial en mi cuerpo
concédeme perder la vista ante un amanecer instantáneo que anuncien tus brazos
entrégame la moneda quemada que vela como luna desde tu boca
cauteriza todo el silencio que invade mi noche
restalla mis piernas en lo más alto de tu cuello
ízame como si todo esto fuera asunto de banderas
finge deseo por este cuerpo,
ciudad,
y no dejes de ser mía












casa


aquí me machuco los dedos, parto velozmente la carne, cuelgo la ropa en cuerdas de alta tensión, abro las ventanas y las cosas perdidas vienen a mi encuentro.
aquí aprendí a alterarme las pestañas con una cuchara vieja para cargarlas de nylon frente a los espejos, a esconderme bajo los sillones para evitar palizas. aquí cambié de nombre, comí pastel con restos de números de cera y tendí mi brazo para inyectarme curas temporales; aprendí a bailar y a recibir parientes embalsamados por manos extrañas, aquí abracé a mis abuelos. aquí lloro hasta el desmayo.
aquí duermo con la imagen de un mar que me cubre.
aquí nombro cosas que la muerte no entiende.
aquí canto en mí.










Mi padre y su diamante


a mitad de semana lo recuerdo / se ajusta una cachucha imaginaria frente al espejo / listo para salir a conectar la bola o un foul.


/ hay tardes en que llega suspendido por la lluvia, / otras, ponchado y aventando el bat, / pero muy pocas con el eco de un home run en su sonrisa.


// todos los domingos me persigue / y lo veo barrerse antes de llegar a tocarme.


/ mi memoria es de spikes y almohadillas, / en ella viven mi padre y su diamante.










bravo 561


una casa en ruinas canta mi amor / mientras es marcada por la persistente furia del agua. // escuché su canción de madera trozada y húmeda; / mi amor cantando desde el centro del último cuarto, / llamándome con todos los muros de estas ruinas; / un cuerpo hecho de promesas / tocando mi hombro desde el abandono.


// la casa que se desintegra / canta mi amor / hoy pasé delante de su puerta / y regresó la tromba / oprimiéndome contra el suelo / tallando líneas de agua / en mis huesos.