BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

jueves, 19 de enero de 2012

5833.- MICHAEL ERIC

Michael Eric
Michael Eric es alemán, nació en 1970 y radica en la ciudad de Köpenick, al sureste de Berlín. El es poeta y músico. Escribe poesía y letras de canciones desde 1986. Cursó estudios superiores de Trabajo y Pedagogía Social. Desde 1990 labora para la Diaconía berlinesa como tutor y asesor en el rubro “Minusválidos corporales y psíquicos”. Michael Eric fue miembro del “Círculo poético de Köpenick” bajo la dirección de Charlotte y Ulrich Grasnick, también poetas. Desde 1999 es Michael Eric promotor de varios proyectos editoriales con su esposa Anne Manzek, especialmente de la editorial LÆSER. Hasta el 2002 publicó poemas bajo el nombre Michael Schneider. El ha publicado varios libros de poesía y otros que son autorecopilaciones de sus textos. Entre sus obras se cuenta: “Die Sucht, am Wind zu vibrieren” (1994), “Gehe auf Händen im schattigen Tal” (1996), “Vorstadt - Köpenicker Gedichte” (1997), “Rilke Blues” (2000), “Frösche im Regen” (2002), “Der König war der Müggelsee” (2003). Para mayor información en alemán sobre Michael Eric, véase: www.michaeleric.de




Tango nº 1


Danza libre y no te forjes una opinión,
pues los bordes de la Luna bien resisten.
Soslaya al ancla del auto de combate
y no te fíes de la ya conocida sombra.


Sigue a la aplicada mujer de vela y regatta,
sigue a su despreocupación, a su magnetismo
y a su contundente preferencia. En ello eres tú
quien renace, quien se descebolla y despereza.


Danza libre y despreocupado por trochas y senderos,
déjate sacudir por la intensa e irresistible cadencia,
goza de su cercanía en el ombligo de su lengua
y entrégate a lo nuevo por las rutas de Mar y Tierra.












Tango nº 2


La luz del sol ahora te ofrece
una melodía que te embarga,
mínima es su luz, mas ella crece
y hacia ti su brazo cual guía alarga.


Ora en pasos varios o de un solo trazo,
ora suave o rápidamente girando,
te lleva y guía ella del brazo
y juntos os váis después saltando.


Ella hace en la danza un repentino alto.
Con esto ella en seguida te asombra
y tú, luego, la acabas también de un salto.


Sin estar óptima y debidamente sereno,
ves tú que ante ti ella deviene sombra:
Con ella retomas tu baile, ahora, sin freno.












Tango nº 3


Esta es la sala
con la superficie de madera
que tocará a la piel de tus tacones.


Esta es la música,
a cuya intimidad
se subordina tu cuerpo.


Allí está el hombre
con el afán y la ansiedad
de un secreto deseo.


Allí está la mujer,
el crisol de fragancia y curvatura
para cuerpo, alma y espíritu.


Allí está una pareja,
entregada a un vistoso erotismo
desafiante y vertiginoso.


Y aquí está nuestra noche,
ligera y algo despreocupada,
que sin embargo nos acoge y calienta.


Berlín, Junio / Juni 2007












Tango nº 4


No me prometas danza alguna,
si no has bailado antes conmigo.


No me toques,
como si tú ya me conocieras.


No me guíes en la danza,
si no me has confiado antes tu sombra.


No me dejes libre,
como si un reencuentro fuera seguro.












Tango nº 5


Nosotros escapamos al presagio y nadie nos alcanza.
Nuestra danza y nuestra vida van con el tiempo:
La testa hacia lo azul; firmes los pies sobre la tierra,
y en nosotros, en rítmico tacto, el aquí y el ahora.


Y tú, sin ánimo disonante para competir o liquidar,
abandonas en saltos tu centro gravitacional
y con tu esfera te vas acercando a la mía
para del brazo y en compases iniciar nuestra gira.


Yo te recibo con mis párpados en tímido reposo
que es resistencia a tu deseo y a tu agitado pulso,
empero estaré siempre listo para reencontrarte,
aún cuando los últimos acordes hayan concluído.


Nadie nos ganará para la domesticación o el canje
a los que quizá lleva la rutina de tales ondulaciones.
Nuestro baile es único y nuestros respiros son energía:
Parecemos la raíz que brotando se profundiza en la tierra.






Traducción al castellano / Übersetzung ins spanische:
Víctor BUENO ROMAN (Perú). Berlín, Junio / Juni 2007.


http://www.webislam.com/articulos/31696-poemas_del_tango.html