BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 30 de enero de 2012

5887.- IHOVAN PINEDA




IHOVAN PINEDA. (Guadalajara, MÉXICO) Licenciado en Letras y Periodismo por la Universidad de Colima, y estudiante de la Maestría en Literatura Hispanoamericana. Ha publicado poemas, artículos, cuentos y ensayos en los suplementos culturales Cartapacios, Agora, Andante, Destellos, Extensión y Equidad, y en las revistas Tragaluz, Remolinos, Predicado, Casa del Tiempo de la UAM, Trafalgar y Géneros, y en la revista de poesía en línea Círculo de Poesía. Algunos de sus poemas han sido antologados en los libros “En Memoria del Terremoto” publicado por la Universidad de Colima, y “Anuario de Poesía Mexicana 2004” editado por el Fondo de Cultura Económica. Autor del prólogo del libro “Greguerías, de la A la Zeta” del escritor colimense Alberto Llanes y de “Experimentales 5: modernidad, cuentos y poemas”, de la Universidad de Colima. Es autor de los poemarios “Estarnos queriendo y pasado mañana” y “De cómo las cosas han cambiado”. Actualmente es director del taller de poesía “Olvidando la memoria” auspiciado por la Secretaría de Cultura de Colima.




Cuando tú estás
yo soy,
cuando yo estoy
tú eres.


Somos estando,
y cuando no, también


Todos los días nos somos,
y a veces, por cuestiones de la vida
nos dejamos de ser,
y entonces los otros buscan que seamos
lo que ellos quieren ser


Pero tú y yo sabemos lo que somos
y lo que nunca en la ausencia
dejaremos de ser






Cae la palabra como gota
y no es solo la palabra
es la gota misma
que cae
y cae
y cae
hasta formar este mar
que no sólo es un mar
sino un verso que por siglos cayó como gota
y donde ahora tiembla la palabra que escribo
porque es gota
porque ya es nada
en el fondo de este mar
en el fondo de este instante blanco






Éste no puede ser: fue.
Está siendo lo que es.
Será sin haber sido.
Se irá siendo lo que fue.
Se irá lo que es siendo.
Será lo que siendo es.
Se irá enloqueciendo.
Triste por haber sido lo que se irá.
Y triste por recordar lo que será.






Guardé debajo de la cama el olvido,
y metí la memoria en un cajón vacío
junto a un trapo viejo donde envolví uno tus recuerdos.


Pero no sé qué pasó,
esa noche,
volví a soñar contigo.






Lo probable es lo que siempre sucede,
lo posible es lo que pudiera suceder


Tú andabas en lo probable,
y yo buscaba evitar lo posible


Pero me olvidé de lo probable,
donde tú buscabas lo posible


Ahora tú me buscas en lo probable
y yo te encuentro en lo posible


Qué dilema habernos encontrado en lo probable
de lo que alguna vez fue posible






En la esquina dejé al otro/
le dije que me esperará ahí/
y nunca volví






Para verte nacer
la tierra dejó de girar
por un momento


Gracias a Eugenio Montejo









http://www.laotrarevista.com/2011/06/ihovan-pineda/