BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 23 de enero de 2012

5844.- AYMARA AYMERICH



Aymara Aymerich Carrasco. Narradora, poetisa y editora. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Posee la distinción por la Cultura Nacional. Colabora habitualmente con diversas publicaciones nacionales y extranjeras. Sus textos aparecen en publicaciones periódicas como La gaceta de Cuba y El Caimán Barbudo.

Nació en Ciudad de La Habana, en 1976.

Ceremonia y otra será la madre (poesía), en Por primera vez, El Caimán Barbudo, La Habana, 1998.
La voz, el cuerpo, la escritura (crítica), en El Caimán Barbudo, La Habana, 1999.
Sobre un tema anglosajón (poesía), en Viceversa, México, 1999.
La agonía no muere (poesía), en Imago, Ciego de Ávila, 1999.
Hannas (cuento) en SiC, Santiago de Cuba, 1999.
Escarceos Aguascalientes, México, 1999.
Feromonas (cuento) en El ojo de la noche (Selección de nuevas cuentistas cubanas), Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1999.
Ejercicios de escritura (cuento) en Cuentistas Cubanas Contemporáneas, Editorial Biblioteca de Textos Universitarios, Salta, Argentina, 2000.
Cuerpo sobre cuerpo sobre cuerpo (poesía), Catálogo de nuevos poetas cubanos. Selección y prólogo, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2000.
La mujer del espejo de la columna (cuento), en La Gaceta de Cuba, La Habana, 2000.
Deseos Líquidos (cuento), Casa Editora Abril, La Habana, 2000.
in útero, (poesía), Ediciones Unión, La Habana, 2000.
El Cabaret de La Existencia (poesía), fragmentos, en La Gaceta de Cuba, 2000.
Quienes van a morir te saludan (cuento), en El Caimán Barbudo, 2000.
otra será la madre de mi hijo (poesía), en Lote, Santa Fe,Argentina, 2001.
in útero (fragmentos), y "El Cabaret de La Existencia" (fragmentos), (poesía), en Los parques, Reina del Mar Editores, Cienfuegos, 2001.

Es compiladora de la antología de joven poesía cubana Cuerpo sobre cuerpo sobre cuerpo (Editorial Letras Cubanas, 2000), con los poemas Ceremonia es la misericordia, El útero es un lugar pequeño, es un lugar y es un silencio, Sobre un tema anglosajón y Waterproof.

Su obra ha sido incluida en las antologías Los parques (Ediciones Mecenas; Reina del Mar Editores, 2002), Palabra de sombra difícil (Casa Editora Abril; Letras Cubanas, 2002) y Palabras en la arena (Ediciones Libera, 2006).

Premios y condecoraciones

Distinción por la Cultura Nacional.
Premio Calendario, de Cuento(1998).
Farraluque (1998).
José de la Luz y Caballero, poesía (1998).
Mención en el Concurso de la revista Revolución y Cultura (cuento), 1998.
Teodoro Cabrera(cuento), 1998.
Dador, de Poesía y Narrativa (1999).
David (1999).
Mención del Premio de Poesía de La Gaceta de Cuba (2000).
Nosside Caribe (2002).
Fue finalista del premio de cuento La Gaceta de Cuba (1998, 1999).






Sólo aplaudo la pelvis enemiga


Es el goce de la pelvis enemigael justo goce que engrandece


—quise confesar a los amigos
pero únicamente el verdugo
quedó atento a mis palabras—


Yo mostré mi pelvis al verdugo
y aplaudo el impacto de aquel odio
semejante
a una ternura incomparable a la ternura.


Sólo soy atenta con la pelvis enemiga:
Yo, amigos, yo.










El útero es un lugar pequeño, es un lugar y es un silencio


Obstáculos entre: el gesto y la palabra,
mi pregunta y yo fluimos
malolientes desde el útero
que es un lugar indivisible como celda,
que es un lugar donde
mi única pregunta lo cuestiona todo.


Allí prefiero elegir nuestra distancia
que es la mudez del condenado,
que es un silencio donde
me escupe y me ennoblezco.


Obstáculos entre: el gesto y la palabra,
mi única pregunta y yo tenemos
una letra más veloz que antes
una paciencia más veloz
y menos tiempo.












otra será la madre de mi hijo


otra será la madre de mi hijo.
Yo, pagaré con las uñas hincadas en mi lengua,
pero otra será su soledad.


tengo senos áridos
—yo lo proclamo, no el hombre—
vendrá ese hijo, ese auténtico peligro,
a forzarlos cada tarde
y el semen permanente del hombre


será el calor que me acompañe
—como otra será su soledad
y otra la madre de mi hijo—


Yo, que recibo en paz todo lo jugoso,
menstruo, para imaginarlo con música.












Ceremonia es la misericordia


Ceremonia es la misericordia
y dos palmos de sal bastan para el desapego
tal es la liturgia:
date la vuelta tres veces
y arrójale a esta fauce todo aquello que no debas.


Así no comenzaron las mejores historias,
ni las más felices
También los sargazos pudren el cuerpo de las aves
—un ser-que no fue-una cría—
pudre el cuerpo de las aves
también los cerrojos
también
dos tristezas no equivalen a una sola:


El espejo ha sufrido mutaciones
y ya
no podremos escribir como Paul Eluard


por un orgullo mejor.








Waterproof


todo cuanto la Ira me devuelve es el amor
y es
alguna tradición más peligrosa:


para los cuadros de mi nieto humano,
del batracio hijo gris
y otros asuntos del futuro, que amarán
masticarnos la cabeza
—para ellos—
poso en contra mía y a favor
de la violencia como estética.


conviene (Federico) tanta soledad y tan pocos
amigos, incluso aquellos que no saben
depender de la belleza, o esos
muy crucificados.
conviene (incluso) el pensamiento
en ti que eres común:
tan común, tan necesariamente cotidiano.


donde antes besabas al caballo ajeno
ahora lo cursi es patrimonio,
donde fuimos dos desamparados
ahora es
la tradición más peligrosa
y pienso (Federico) habrá esta Ira


esta mía Ira
que retorna y cobija y nos devuelve
hacia la misma sustancia primigenia.










Sobre un tema anglosajón


viólame, amigo, y lloremos por la patria o el amor.
sólo brindo con oxígeno en noches mansas como esta,
en vandalismos como este: el Oxígeno
Tu oxígeno que también se deteriora.


somos absolutamente seres innegables
—nuestra úlcera innegable, nuestro ejemplo—


Viólame, amigo, y después lloremos juntos
En noches mansas como esta
Danza para mí tu última mentira
Y dispersa el prodigio de tu baile
En noches mansas como esta
Cada ser huele a su última mentira.










Canción de cuna


hija mía yo
me asusto y me canciono
junto a mi hermano adolescente y limpio


me asusto y me canciono:


abrir las piernas como abrir el corazón


mi hermano adolescente y limpio
me lava con júbilo la piel:
su júbilo


me lava la piel que lo alimenta
la piel que lo descuera
carne entre la carne:
su júbilo en mi piel


todo lo pulcra mi hermano
adolescente y limpio y jubiloso


también las piernas mías que le abro
como siempre le abrí mi corazón.