BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 14 de noviembre de 2011

5348.- BASILIO RODRÍGUEZ CAÑADA


Basilio Rodríguez Cañada nació en Navalvillar de Pela (Badajoz). Gestor cultural, profesor de Comunicación, Edición, Técnicas de Dirección y Creación Literaria; editor (Sial Ediciones y Pigmalión), productor (Pigmalión Edypro), articulista, presidente del PEN Club de España (www.penclub.es), presentador televisivo, africanista, colaborador de diferentes periódicos y revistas así como autor de conocidas antologías (Milenio. Ultimísima Poesía Española). Profesor invitado en prestigiosas universidades españolas y extranjeras. Conferenciante habitual en numerosas instituciones nacionales e internacionales.
También ha realizado varias exposiciones de fotografía y sus obras han sido publicadas en prestigiosos medios especializados.
Ha publicado nueve poemarios y diversas antologías de su obra. Obtuvo el XXX Premio de Poesía «González de Lama» de León por su libro País de sombras. Su obra ha sido traducida al gallego, catalán, portugués, francés, italiano, alemán, inglés, ruso y árabe. Muchos de sus temas han sido musicados y grabados por reputados artistas.










País de sombras (2001)

Premio Antonio González de Lama (León), 2000
León, 2001
Traducido al italiano en el año 2001





Tenía el porte altivo de una diosa.
Bajo la suave seda transparente
afloraban secretos manantiales.
Dulzura embriagadora
de cálidos volcanes
que envenena mis sueños.
Rojizas huellas de Shiva en su frente
hacían oscurecer de envidia al sol.
Mas Visnú dejó escrita la condena
en la frágil arena de sus lagos:
Podrás ver palidecer tu hermosura
por haber deseado compartirla.
Cubre con un velo anaranjado
las grietas que tras de sí deja el monzón.
La implacable sed de la sequía
convertirá en eriales los vergeles.
Los dorados reflejos de tus manos
plata serán mañana. Y el gran caudal
que a través del sendero discurre
poco a poco será cauce reseco.
La mujer escuchó en silencio
aquella profecía escrita en sus ojos,
sin clamar piedad y sin tener dudas,
llevando hasta el final su rebeldía.
Si por los caminos os cruzáis con ella
no le mostréis lástima.
Sabed que ella eligió su suerte
y con dignidad intenta vivirla.
Tenía el porte altivo de una diosa...









La fuente de jade (1998)
Madrid, Huerga & Fierro, 1998







Oculta en fina seda se alza
una hermosa fuente de jade
que nunca deja de manar.
Tras curvadas montañas discurre
─escondido entre pálidas rosas─
el manantial que anhela mi sed.
Vibran orgullosos montes de luna
acompasados al galope de los caballos,
cuando bajan a comer el tierno musgo
que cubre las tierras en primavera.
Ríos de plata rompen
por ardientes precipicios;
troncos de marfil brotan
en la cálida madrugada.
Y la puerta, siempre abierta,
espera cada noche impaciente
la caricia que reclaman los goznes,
la luz que haga brillar su aldaba.








De
VIAJE AL ALBA
Madrid: Sial Ediciones, 2005
Colección Contrapunto, 13




RECESO

Armada de coquetería,
se quitó las gafas, muy lentamente,
y con estrábica mirada
me murmuró su nombre.
Como era previsible,
mañana cenaremos juntos.
Le tengo reservado
un exquisito postre.








FEBRERO OTRA VEZ

Conglomerados de humo blanco
envenenado se yerguen,
amenazadores, para calcinar
un cielo que se resquebraja
por la tristeza de otro día
gris de invierno.

¿Por qué siempre lo peor
tiene que ocurrir en tu ausencia?

En la distancia, algunas luces
olvidadas me envían mensajes
que no logro descifrar.
Arde el aire y arde el cielo.
El sol libra una batalla perdida
contra las oscuras nubes represoras.

También te recuerdo,
tan niña, tan mía...

Estoy a punto de llegar
a mi destino
y no sé si encontraré
el camino de regreso.







DIFERENTES PERSONALIDADES

Pude ser tantos hombres
que nunca he conocido:
cobrador de seguros
que anticipa la muerte
repartiendo recibos;
especialista en curas
de desarreglos varios,
con técnicas de pasión;
un marido perfecto,
buen padre, hombre cabal,
vecino cortés y afable,
vida noble y coloquial;
cooperante de oenegé
con directa actuación
destinada a sanar
el corazón del mundo.

Pude ser tantos hombres
que nunca he conocido:
funcionario del amor
que aplica a rajatabla
el convenio pactado;
terapeuta de penas
que seduce a la noche
y comparte alegrías.

Personalidades tan diferentes;
jamás llegué a encarnarlas
“tan diferentes personalidades”
aunque los demás
me las asignaram.






Suma poética (1983-2007) Pigmalión, Madrid 2011



Las casualidades no existen.
Nada ocurre por azar.
Todo cuanto acontece
está previamente diseñado.
Las más extrañas circunstancias
obedecen a las leyes
inexorables de la lógica.