BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 21 de octubre de 2011

5173.- ABDULLAH KONUSHEVCI


Abdullah Konushevci (Pristina, Kosovo, 1958) es poeta y ensayista. Estudió literatura en la Universidad de Zagreb y trabajó como periodista en el dirario kosovar Rilindja. Ha publicado seis volúmenes de poesía: Pasqyrë dhe diell (El espejo y el sol), Prishtina 1979; Rënia e molles (La caída de la manzana), Prishtina 1981; Qerrja e diellit (El carro del sol), Prishtina 1983; Loja e strucit (El juego del avestruz), Prishtina 1987); Të qenët të mosqenë (El no ser del ser), Prishtina 1990; and most recently Pikat AD (Las gotas AD), Prishtina 2002. Tradujo a Hemingway al albano.


Poemas de Abdullah Konushevci, tomados de la versión inglesa de Robert Elsie.



Pesada carga la de tu cuerpo frágil


Con el hígado roído,
con un comprimido pulmón,
con dedos manchados por alquitrán y nicotina
no le sirvo a nadie.

No puedo creer
que hubieras sido tan tonta
como para depositar tu amor en mí.

No sé qué hacer
con este insomnio,
con las sombras de los amigos caídos.

Pesada carga
la de tu cuerpo frágil.

Barrë e madhe, trupi yt i thyeshëm,
del poemario Pikat AD, Prishtina: Rilindja, 2002.









Sueño… y de pronto Vlora


Era que estábamos en otro planeta
donde había leche y pan y carne
y ninguno de sus milicianos

Los albanos se la pasaban bien
recostados en la sombra
dando maromas en lugares públicos
haciendo el amor, maravilloso amor.

Era que… y de pronto Vlora que entra en el cuarto
“Papi, otra vez tiraron la puerta
son las dos de la mañana
son ellos, cuyo nombre no me atrevo ni a pronunciar”.

[Ëndrra… pastaj Vlora, del poemario Pikat AD,
Prishtina: Rilindja, 2002.







La puta honorable

La conocí después de quién sabe cuántos vasos
esa noche,
la sangre no había sido secada aún en las calles,
mantenía la gente el olor
de la pesada tierra de las tumbas en sus fosas.

Recuerdo que era de cuerpo ágil
con ojos azules, tan azules…
Sé que le ofrecí un vaso de brandy
y ella me ofreció otro…

Al despertar, por la mañana,
nos separamos como amigos.
Recuerdo que bebimos brandy juntos
como camaradas en la adversidad.

Lavirja e denjë, from the volume Pikat AD, Prishtina:
Rilindja, 2002, p. 32