BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 23 de septiembre de 2011

5000.- MARGA LÓPEZ DÍAZ


Marga López Díaz
La ceja (Antioquia, Colombia) 1946.
Maestra de Literatura, Historia del Arte, Historia de la Música, en distintos establecimientos educativos de Antioquia.
• En 1990, inició sus Talleres de Filo­sofía de la Poesía, en el Museo Rayo, en Roldanillo, Valle del Cauca, y ha continuado esta labor en diferentes lugares del país.
• Directora de la Casa de La Cultura de La Ceja, Antioquia, 1992-1993 y 1995-1997.
• Directora de la Biblioteca: Mon­señor Alfonso Uribe Jaramillo y de la Programación Cultural de la Unidad de Servicio de Comfama, La Ceja, Antioquia, 1993-1995.
• Su obra ha sido traducida al ale­mán en la Revista de Poesía Xicoalt, por la Escritora Erna Pfeiffer. Ade­más difundida por la Radiofabrik de Salzburgo, 107.5 FM, Austria.
• Actualmente es maestra de niños en las veredas del municipio de El Retiro, con la Corporación de Desa­rrollo Rural, Laboratorio del Espíritu.
Periodista Cultural:
• Columna editorial: El Personaje, Periódico Opinión Cejeña, 1992­1997.
• Emisora Radio Capiro, La Ceja, Antioquia, 1992-2000.
• Directora del Programa radial, Charlas en el Bosque del Bambú, de amplia difusión cultural, por distintas emisoras universitarias de Antioquia.
• Este año inició un nuevo progra­ma: La Casa Sosegada, en la Emisora de la Pontificia Universidad Boliva­riana, Medellín.
….
Distinciones y Premios:
• Mención de Honor. Concurso Internacional de Poesía Xicoalt. Salz­burgo, Ausrria, 1994.
• Mención de Honor. Concurso Internacional de Poesía, Revista Aldea poética, Madrid, España, 1996.
• Recibió el Grado Suma Cum Laude del Oxford Cenrre, en conocimientos Académicos en Español y Lireratura, Bogorá, 1998.
• Homenaje Nacional como Poeta. Designación como Almadre. Encuentro de Poetas Colombianas. Museo Rayo, Roldanillo, Valle del Cauca, 2000.
• Homenaje como el Personaje más destacado del Oriente Antioqueño, en el campo de la Cultura. 7a Feria del Libro Ambiental, Cornare, Rionegro, Antioquia, 2001.
• Hizo parre con Apidama Ediciones, de la Delegación que representó a Colombia en la X Feria Inter­nacional del Libro de Lima, Perú. Colombia era el País Invitado de Honor. Lima, julio 2005.
• El Tambo de Oro: Distinción otorgada por la Alcaldía de la Ceja, al Personaje más destacado de la Cultura, 2007.
• Coronación como Gran Poeta. Fundación Plenilunio. Grupo de Poesía y Arre, Cali, abril de 2007.
• Sus poemas han sido traducidos al alemán para la Revista de Poesía Xicoalt, por la escritora Erna Pfeiffer. Además difundida por la Radio­fabrik de Salzburgo, 107.5 FM, Ausrria.
Libros publicados:
• Murumsama. Apidama Edicio­nes. Colección Poeras del Nuevo Milenio. Presenrado en la X Feria Internacional del Libro de Lima, 2005. Yen La Feria Internacional del Libro de Bogotá, 2006.
• Murumsamas. Ediciones Embalaje, Museo Rayo, Colombia, 2000.
• Alojos de Transparencia. Ediciones Embalaje, Museo Rayo, Colombia, 1990.




RESPIRAR

Respirar, oh invisible poema.
R. M. Rilke

Cuando respiro,
tejo un astro
en mi sangre.

Cuando respiro
como hila la araña
en su madeja,
voy de la nube
hacia el yarumo blanco
y al fluir
en la onda de los anillos
- ama del hielo­ -
salvo
los hilares del agua
entre mis hilos.

Aún llevada
por las mareas del viento solar
salgo a buscar mi estrella madre
al tantear
los anjeos elementales del aire.

Un cúmulo globular
me deja en el centro
de su aura.

Fulguro
al descifrar
los frágiles oros
del mandala.

Al llegar a la madre
a su más escondida benignidad,
en el ara de su ermita pulso
el melodio sencillo
de la luz.

La onda me vuelve
a las regiones de la hoja
del yarumo
y envuelve ahí
el nuevo hilo.

Como la araña vigila
cada una de las hebras
de su tejido,
yo reposo en mi tela.

Cuando respiro
memorizo
esa antigua costumbre
de enhebrar soles
a la sangre.

Hilandera párvula
uno pranayamas
en el telar del armonio

al alivio más amoroso del aire.





EL POEMA DE MELISSA FELIZ

La paz no es una paloma,
es un muchacho en su casa,
estudiando la lección
Canción de William Vargas

Yo soy Melissa y Sara
Pablo Julia Ana juanita Elena.
Soy los niños que crecen al la luz de su pueblo
y soy todos los niños de la tierra

Vengo de la vereda de Guamito
de los mares y muros de Cartagena
soy un niño de Arauca y del llano
del Sol de media noche de Noruega
de la cumbre feliz del Fujiyama
de la música en flautas de Grecia
de los bosques brumosos de El Capiro
en las mañanas limpias de La Ceja.

Creo que la felicidad es parecida
a nosotros los niños
jugando en el recreo de las diez
en el patio de la escuela.
Que la alegría tiene que oler a nidos
a las hojas de árboles y libros.
A los nombres alados de Urrao y de Frontino Titiribí
Antioquia y Entrerríos
Nicaragua Perú Chocó Tumaco
Guatavita Guaviare Cunaviche
Usiacurí Mompós Pijao Quindío.









SILURO

Soy un pez ciego.
Mi ojo sensible
alarga vibraciones hasta el sustento
que me abriga.
Habito en los profundos sedimentos.
Sobre mí todo el río.
La aguamadre
oscura.
Jamás sabré el estuario
ni el luar esplendeante
sobre la isla de Marajó.
De mis ojos de limo
suben emanaciones
hacia llamadas de gorriones
que me alean
y beben
arriba.
Así me enhebro al luar a los
gorriones y a la isla.
Quieto.
Mi agalla me resguarda
entre la brevedad
y la angostura.
Amparado en mi halo.
Como vive la ulmaria
en su hoja.
Como los astros.









J E R E M I A S

“Derramóse en tierra mi corazón”
Lamentaciones 2,11

El que fue conocido antes de su forma
y murió apedreado en Tafmis,
Vio la rama de almendro
vigilante de la palabra.

Tomó el cinto de lino del agua
deshecho
y la orza de greda
- como las partes de hombre –
desunida.

Supo de los cordeles
y el yugo sobre el cuello
y la noche del lodo de la cisterna
oscura.

Pronunció los sonidos del comienzo:
Guimel Caf Nun Zain
Aleph
y los rehizo del brasero.

Vio los dos canastillos de higos
en el atrio del templo
y la copa del Vino de la Ira
ante la Espada Viva.

Y entendió
que los bálsamos suaves
y todas las resinas de Galaad,
no bastan a la herida
soledad y visiones
de Profeta.

Aún el Éufrates
guarda
el libro de Babilonia
atado a la piedra.

Una rama
vigila
La Palabra Cumplida.