BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 23 de septiembre de 2011

4994.- ÓSCAR HERNÁNDEZ


Óscar Hernández Monsalve (nació en Medellín, Colombia; 1925), periodista, poeta, narrador y ensayista . Estudió en las universidades de Antioquia y Pontificia Bolivariana. Hizo parte del grupo de intelectuales más importante de su momento en la entonces llamada "Bella Villa" (Medellín), junto a figuras como León de Greiff, Tartarín Moreira, León Zafir, Belisario Betancur, Fernando González , Manuel Mejía Vallejo y Alberto Aguirre entre otros. Ha sido periodista desde los 15 años, fue libretista de radio y autor de canciones populares así como actor de cine, boxeador y futbolísta en sus años juveniles. Dirigió la Imprenta Departamental y ha sido objeto de importantes distinciones por su labor periodística y literaria en la que se destaca la ironía, el humor negro, la sátira social y también, una íntima preocupación metafísica y existencial.
Obras
Los poemas del hombre (1950)
Mientras los leños arden (Cuentos, 1955)
El día domingo (Prosas, 1962)
Las contadas palabras (1958)
Habitantes del aire (1964)
Al final de la calle (Segundo premio de novela Esso, 1965)
Versos para una viajera (1966)
Poemas de la casa (1966)
Las contadas palabras y otros poemas (1986 y 2007)
Después del viento (2001)
Las contadas palabras y otros poemas (Libro recobrado -
Universidad Nacional, 2007)







HE SENTIDO UNA MANO

Hoy he sido más feliz que nunca
No amanecí ni director ni dueño
Ni jefe ni padre de la patria sólo uno de tantos
De tantos hijos únicos de la soledad
No abrí el almacén que no tengo
Hoy dejé sin llave la puerta de la casa
Y encontré roto el bolsillo del pantalón
Hoy fui feliz cuando me dijeron
Buenos días buen hombre pobre hombre
Desdichado y a veces olvidado
Tienes un agujero en la camisa
Fui más feliz cuando alguien me decía te quiero
Y lloré de alegría al tocar una mano
Y sentir que tenía el calor de la vida
Y la voz de esa mano no preguntó
Ni cuánto ni por qué ni donde ni hasta cuándo
Solamente dijo la voz amada de la mano
Todo está bien entre estas cuatro manos
En su ceremonial callado de saludos
Y fui feliz con el canto de un hombre
Que llenaba el parque con su voz solitaria
Su canción congregante
El tango y su liturgia de hojas pájaros y escaños
Y el balsámico coro silente de los árboles
Fui feliz señoras y señores
En el hueso en la carne y en la sangre
Y les ruego perdonar el abuso
Ofrezco mis disculpas
Por esta repentina crisis de alegría



CUENTO

Me he dado siempre en espíritu y carne
Y a veces me han devuelto
La luz que entrego en sombras
El espíritu en ceros infinitos
El cuerpo dividido en turbios trozos
La caricia que pongo
Se convierte en adioses
Los te quiero en distancias
Cuento sólo con mi propio camino hacia el olvido
Y si ven un parral no es mi sustancia
Porque soy de ceniza y no de vino
Después de todo puede decirse ahora
Que nunca fue verdad tanta mentira
Pero que tanta mentira sí fue amada
Si tomaba unos dedos en los míos
Escondían su mano
Detrás de una sonrisa entre la nada
Este podría ser el fin
Con un final feliz pero lo siento
Amargamente triste y doloroso
En fin como me lo he contado te lo cuento



CONDENAMOS RECHAZAMOS

Nos han quitado la camisa
pero nos han regalado un disparo
podríamos mitigar la sed
siempre que nos devolvieran la garganta
se han llevado la música
y hemos quedado con el ruido
estamos perdiendo el amor
y sin embargo seguimos amando
se llevaron vendada la esperanza

y a nosotros nos han puesto un trapo en los ojos
nos arrebatan la luz y ni siquiera
nos muestran una hermosa sombra
ayer no apareció la mañana
y nadie preguntó donde había ido
pero se descubrió guardada en cuentas llamadas
“rechazamos condenamos repudiamos
Exigimos nos solidarizamos”
investigaremos robaremos iremos a prisión
se ha perdido la claridad de los pasos
y todos marchamos pisoteando los jardines
pero otra vez rechazamos y negamos
y seguimos con la ruleta de la hermana muerte
y ahora me pregunto por dónde andan
y qué predios mancillan los rechazadores
los robadores de papeles lingotes y verdades
no tiene fin la mascarada de los “condenamos
solidarizamos rechazamos”
no tiene fin aquella brutal delicadeza de Vallejo
que ahora usan los rechazamos al meter la mano
y sacarla llena de oro sangre mentiras y promesas
no nos han quitado la camisa
nos la han robado
y pegada a ella se han ido pedazos de la piel
los rechazamos tienen la fórmula de salvación
pero no la aplicaron
los condenamos saben cómo se maneja el mundo
pero lo ven rodar y destrozarse a sus pies
los nos solidarizamos han sido descubiertos
pero nadie quiere decir claramente sus nombres
no nos han quitado la camisa ni nos la han robado
nos han arrancado la camisa
y por eso saludamos a los “rechazamos repudiamos
condenamos solidarizamos exigimos”
después de todo qué otras cosas
puede perder un hombre
que no sean su piel y su camisa.



PETICIONES

Pedimos ser llevados a la fiesta de la derrota
para que podamos templar el ánimo
y hacer el aprendizaje de los vencidos
pedimos un poco de sed
y amar así la ausencia del agua
pedimos a los grandes vivientes
que nos olviden como una mala historia
de nada sirve a nuestras almas
su saludo sonriente y su palmada en el hombro
suplicamos ser tenidos en cuenta
para no estar en las listas de los elegidos
esperamos ser vilipendiados públicamente
para saber que no han podido borrarnos
rogamos que pidan a Dios por nuestra desgracia
pues así aprenderán a orar
y de paso nos podrán maldecir
apoyados en el que todo lo puede
pedimos a nuestros amos terrenales
que no pisen la grama
porque es mejor pisarnos a nosotros
y así se irá ablandando el barro ancestral
que un día amasaron los abuelos
mientras las hachas reposaban en la habitación
también pedimos a los dueños de todo
que olviden la invitación al baile de las victorias
estaremos ocupados limpiando un poco de agua
para un segundo bautizo
en el nombre del hombre
de la tierra y del aire
y finalmente pedimos que nos disculpen
un imperdonable detalle:
perdimos la dirección en que lloran por nosotros
los que pedimos ser olvidados
hasta de su deseado olvido
Atentamente, un amigo secreto
también calentado por el sol
que algún día intentareis vender a plazos
un abrazo de todos los felices vencidos.





POR ESO ESTAMOS AQUÍ

Vivió más el primer manzano que el primer hombre
y pese a que fuimos traídos para el beso
para estrenar la eternidad
perdimos el jugo de los labios
y nos fue dado el sabor de la sangre
condenados a muerte antes de la primera cosecha
fuimos inventores de todo lo peor
y a veces de todo lo mejor
entre las manos todavía oliendo a humus
encontramos el giro mágico de la rueda
y la apretamos a los carros de guerra
descubrimos la sonrisa y el llanto
la rosa y el átomo asesino
descubrimos el saludo la sal la locura de la estrella
y nos fueron ensanchados los ojos
para ver el horror de lo pasado
el horror de lo que viene
y para desconocer el nombre de Dios
escondido entre yavé y alá
o tal vez cifrado entre los dos
yalá y alvé
nos enseñaron el camino del pecado
y desde entonces lo transitamos alegremente
porque la palabra pecado a veces se ha santificado
cómo se peca entre las sabanas
si estamos besando glorificando la dulce lana
el dulce abrazo la dulce queja de la dulce enemiga
que también es la más dulce amiga?
cómo se peca si hay vidas terribles
que tendrán que ser terribles muertes
por manos nuestras o por otras manos
que siempre son las mismas manos?
nos han engañado con las palabras
y con las posiciones
la filosofía nos ha llenado de basura toda el alma
y solo podemos seguir siendo criaturas celestes
si atendemos la voz del gran espíritu
enviado hace miles de años y no acaba de llegar
cuando llegue el gran espíritu
podremos volver a saludar, a dar la mano
a conversar con el lirio
y a sobar el pelo a los conejos
es mucho pedir a un condenado a muerte
desde el principio de su primer manzano
que haga una pasta babosa con la palabra amor
y que mienta levantando los ojos
y que guarde su corazón en el bolsillo
y lo sienta palpitar sin esperanzas
cuando sepa que ha caído
entre un pequeño pueblo de monedas
por todo eso estamos aquí los poetas los leprosos
los desposeídos y los desencantados
por eso hemos venido
los locos y los infectados
para esto hemos venido
estamos aquí para decir las amargas palabras
las de la otra cara de la moneda
donde los mentirosos leen felicidad
amor solidaridad
paloma esperanza caridad
por eso hemos venido a romper la máscara de oro
y recibir al hombre nuevo
venido también marcado con la muerte
pero una nueva y fresca y blanca muerte
que lleve en su semilla
la luz que nos quitaron
en la catástrofe del paraíso
para esto hemos venido.





LLEGADA

Qué árabes ni que álgebra ni que uno ni que dos
El amor lo hiciste vos
Hojita de lechuga recopilando sueños
Hermana de tantos crepúsculos y ayeres
Vos suave sandalia de verano
Saludo al medio día a media boca vos
Cansancios tuyos en el viento y vos
Mirando el pueblo de las nubes
Crecer en tu mirada más arriba de vos
Y vos y vos en mí y la agonía
De unas largas esperas
Que se pagan después con tu alegría
Con tu llegada al sitio de los dos
Sitio fijado para que vengas vos
Las voces las pisadas
Los refrescos
Lo inesperado y vos
Los árboles las calles
Las puertas los hermanos
Los recuerdos la vida
Y sobre todo vos






MAGIA INVERTIDA

El desencanto es la magia al revés
Es palabra inventada por un duende
Un hombrecillo de tricornio verde
Un monje tibetano barba- vieja
Es la palabra final después de las victorias
Los bailes muertos el carnaval vencido
El no va más escrito con tintas invisibles
En el corazón árido de todas las monedas
Es el destriunfo de los ganadores
Cuando miran atrás y ven castillos en pedazos
Ruinas de amores y de abrazos
El desencanto ganador en harapos
Después de ver la osamenta de los éxitos
El vaho triste de la triste opulencia
Perdida en la mirada opaca de los perros hambrientos
Camina detrás de las batallas ganadas
Es la sombra de los vencedores
El callado castigo de los que rieron y sonrieron
De los que lucharon y reclamaron las medallas
La gran presea del ominoso vencedor
Cuelga del cuello del último ahorcado
Adelante y detrás marcha en silencio
Espera a los que cantan y aplauden y festejan
A los que exhiben una felicidad de utilería
A los que cuentan y suman
A los que dilapidan y acumulan
A los buhoneros que venden alegría
El desencanto parece sólo una palabra
Y un hombrecillo de sombrero verde.







SALUDO

Mi saludo al trigo al vino y al arroz
A los pasos de quien no sabe adonde va
Al que ha llegado a ningún sitio
Y al que llegó cantando a su destino
Mi saludo a la mano derecha
Del que no tiene nada en ella
Y en la otra tampoco
Mi abrazo al poderoso para salvarlo
De la montaña de oro que le sepulta el alma
Y mi saludo al alma de los animales
Olvidados desde que fue acusada la primera serpiente
Un apretón de manos a la higuera
Y a los que van en busca de los parques
A dialogar con el color de las ardillas
Un saludo de pan y de sudores
Para aquellos que cultivan canciones
De harinas piedras y legumbres
Un saludo de hermano a mi otra mano
Esa que no sabrá lo que hago con la otra
En fin un abrazo total para este mundo
Donde Caín y Abel son uno solo








HABITAN EN NOSOTROS

Tanto el tigre la luz y la geometría
Tienen su espacio y su manera
De estar vivos morder alumbrar
Y ser dueños de las distancias
Las formas y lo imaginado
Tanto la mentira como el oro
Habitan en nosotros
Para cumplir su cometido
Encomendado por el bien y el mal
Tanto tú como yo
Hemos llegado solos
A destruir la soledad
Así como la soledad fue edificada
Para armar los silencios
Y luego el silencio construyó su música
Que hoy acompaña el beso y el olvido
Tanto tú como yo el tigre
La luz y la geometría
La soledad y los silencios
Lo mismo que el olvido el oro y la mentira
Somos los máximos y mínimo actores
De un imposible que llaman universo





http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/
Revista/ultimas_ediciones/88_89/hernandez.html