BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 12 de agosto de 2014

RITOMAR GUILLÉN [10.875]



Ritomar Guillén 

(Juigalpa, Nicaragüa, 1985)
Escritor, filólogo e investigador literario. Estudió en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde se obtuvo una Licenciatura en Filología y comunicación, en el 2010. Nació el 31 de diciembre de 1985, en Juigalpa (Chontales). Ex integrante del Grupo Literario EROS. Ha publicado en rotativos nacionales (El Nuevo Diario y La Prensa), en revistas impresas y electrónicas, y en antologías poéticas (Poesía Reunida EROS (2006), Una antología cualquiera (2007), Sandino, Orgullo de América (2009) ―comp. por Marcelo Lira y Ángela Montero, Rojo y Negro (2011) ―comp. por Luis Alberto Ambrogio). En el 2008, obtuvo el Premio a la Excelencia Cultural (Literatura) de la UNAN-MANAGUA. Participante de los Encuentros Nacionales Interuniversitarios de Poesía (2006-2009) y del Festival Internacional de Poesía Costa Rica 2009 “palabra de paz”. 

Autor del poemario, 360 grados, de una tesis sobre el poeta Carlos Martínez Rivas y de dos trabajos sobre el boxeo nicaragüense: Récords del Boxeo Nicaragüense (1915-1979) e Historia del Boxeo Amateur Nicaragüense (1936-1979), ambas investigaciones realizadas en el 2011.



 “360 grados”, el poemario de Ritomar Guillén, no es, como podría parecer, un simple balbuceo más, sino un nuevo e interesante eslabón de esa cadena de voces dialogantes que conforman la tradición poética nicaragüense.

Poemas en la mente 

“Las palabras no dichas eran la abstracción
de un diálogo consigo mismo.
Asumió el control del guión
y cada palabra debía decir
lo que no pudiera esperar y rebatir el otro
en su parlamento; cada palabra exponía
un atributo de ingenio y locuacidad del Explorador.
Distintas retóricas que se purgaban
en la cautela del argumento…”





Enunciación de vida                                     
      
Por mucho que tratemos de alargar la ruta,
el tránsito de una etapa a otra,
lentamente, entre comas, irá avanzando.

Por mucho que demos énfasis “entre comillas”
a un momento más que a otro ( ese que nunca quisimos
                                                      haber escrito o explicado)
iremos avanzando.

Aunque en el recorrido caminemos,
buscando un pretexto para retrasar
– lo que ya es evidente, curso en decadencia;
                                               enunciado casi acabado
                                                        de  expresión
                                                                y sentido
                                                                                lógico:
iremos avanzando…

Por mucho que nos esforcemos,
llegará un punto final a nuestro recorrido. 







POEMAS EN LA MENTE

Conversación

Al aire palabras
que las copia nadie

pero que aman ser dictadas,
libertad del pensamiento.

Guijarros, al fin materia suelta,
roca o lenguaje soluble
de la Gruta; una sopa de letras

desde la Caverna larigítica gotea…
dos Parientes desatan a sus fantasmas,
mientras cincela en la cadena el viejo Manzano
un toque de queda:

Yacimiento o brotar sonoro:
esta manía de recitarse en voz alta Uno mismo.







3

Complot en la mente

Algo corrompe al cerebro.
La juventud se degenera
en un Estado sospechoso;
crece el temor y la angustia
cuando la percepción
se confabula con la apariencia.

Las suposiciones engendran intrigas,
eficaces para lamentar
lo que no se ha perdido.
La piel no madura
los sentimientos de vejez,
sino que algo manipula y desconoce
al cerebro de su sitio idóneo.
El complot en la mente
por la misma mente por donde está.
El juego de la mente
asume un doble rol.







Solidaridad líquida

Ese líquido que todavía corre y descansa,
en ríos, lagos y lagunas,
algún día se bifurcó del Éufrates
y se vino por el Edén hacia estas tierras
a fructificar árboles y cosechas.

Ese líquido que hoy te bebes,
no es agua,
es recuerdo de agua:
Fantasmagoría que pocos creemos ver venir
en las otroras aguas dulces de la tierra,
en las aguas turbias y fétidas de la tierra,
en las alcantarillas de las urbes hacia los bosques de la tierra:
la mayoría de los hombres,
como si tragaran agua del Leteo,
no saben hacia dónde van las pocas aguas limpias
que nos quedan,
no saben distinguir lo transparente e insípido
de lo coloro y hediondo de estas aguas
que nos quedan.

Hermano
ese líquido, que te sustenta como agua,
es la fotocopia más vendida de la tierra…
Pero ¿qué puedo hacer para que no la consumas
ese residuo de inventos humanos,
como ese árbol que se corta todos los días en cada parcela?
¿Qué puedo…?
Si ese líquido que hoy te bebes
no sabes qué es –lo ignoras por naturaleza–
porque sólo buscas como saciar tus necesidades,
tu sed, hermano animal.