BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

martes, 22 de noviembre de 2011

5401.- JOSÉ LUIS MARTÍN DESCALZO


José Luis Martín Descalzo, (Madridejos, provincia de Toledo, 27 de agosto de 1930- Madrid, 11 de junio de 1991). Sacerdote, periodista y escritor español.

Nace el 27 de agosto de 1930 en Madridejos (Toledo), en el seno de una familia profundamente cristiana, de la que era el menor de cuatro hermanos. Sus padres: Don Valeriano, de caracter noble y sobriedad castellana y Doña Pepita, que derrochaba bondad y buen humor -comíamos amor cada mañana, rebanadas de alma- diria de ellos, inculcaron en él, su afición temprana a la lectura y su profundo sentido del deber. Cuando tenia tres años se trasladan a vivir a Astorga, coincidiendo con el nuevo destino profesional de su padre, secretario judicial. Alli transcurre casi toda su infancia, hecho que evoca de manera entrañable a menudo en sus obras, hasta que a los 12 años ingresa en el Seminario de Valladolid. Completa estudios de Historia y Teología en la Universidad Gregoriana de Roma; allí formó parte del grupo poético reunido en la revista Estría del Colegio Español, que ayudó a fundar. Se ordenó sacerdote en 1953.
Ejerce como profesor de Literatura en el Seminario de Valladolid, dirigiendo también allí una compañía de teatro de cámara. Durante el Concilio Vaticano II fue corresponsal de prensa en el mismo. Como periodista, dirigió las revistas Vida Nueva y Blanco y Negro y el programa televisivo Pueblo de Dios de RTVE. Representa una literatura relacionada con el humanismo cristiano. En 1956 obtuvo el Premio Nadal por La Frontera de Dios y en 1962 el Premio Teatral de Autores. En 1976 consigue el Premio González-Ruano de periodismo.
Su trayectoria dramática se inició con La hoguera feliz, montada por Mario Antolín por el Teatro Nacional de Cámara y Ensayo en 1969, una nueva recreación del personaje histórico de Juana de Arco en que se privilegia su capacidad de optar por el camino más difícil. La pieza fue un éxito de crítica y público. A dos barajas (1972) es un melodrama fácil al gusto del público de entonces. Las prostitutas os precederán en el reino de los cielos (1986) es su mayor éxito y tras más de cien representaciones en provincias llegó a Madrid y cautivó al público de la capital, sobre todo por la cautivadora interpretación de Elisa Montés.
De su prolífica obra literaria destacan: "Vida y misterio de Jesus de Nazaret", y los libros de Razones: "para vivir", "para la esperanza", "para la alegría", "para el amor", "desde la otra orilla" .. que recogen muchos de los artículos periodísticos publicados, seguidos semanalmente por multitud de lectores... Basados en hechos reales y cotidianos de la vida, constituyen una manera singular, a modo de parábolas, que tratan de dar una respuesta de esperanza al dolor humano, utilizando para ello un lenguaje sencillo, transparente y a la vez hondo, al alcance del "hombre de la calle", que somos todos. En ellos también expone y acerca la esencia y el pensamiento de numerosos autores que han influido en su vida.
José Luis Martín Descalzo, padecía una grave enfermedad cardiaca y renal, que le obligó a estar sometido a diálisis durante muchos años, en los que tuvo a su lado como angel custodio, a su hermana Sor Angelines, en ese tiempo escribió muchas de las mejores paginas de su prolífica obra, además de continuar interviniendo en televisión y escribiendo artículos en prensa. Vivió en todo momento sin dejar de sembrar esperanza y vida, hasta su muerte en Madrid, el martes 11 de junio de 1991.
Su testimonio y su obra permanecen vivos, extendiéndose hoy su legado por todo el mundo, con multiples reediciones de sus libros.

Obras

Novela
El hombre que no sabía pecar, (con el pseudónimo de Martín Azcárate)
Diálogo para cuatro muertos. Oviedo, 1953.
La frontera de Dios (1956)
Lobos, perros y corderos (1978)
El demonio de media tarde (1982)

Ensayo
Un periodista en el concilio, 1962-1965
Razones para la esperanza (1984)
Un cura se confiesa
Siempre es Viernes Santo
Vida y Misterios de Jesús de Nazaret
Razones para la alegría
Razones para el amor
Razones para vivir
Razones desde la otra orilla
Las razones de su vida
Vida y misterio de Jesús de Nazaret. I. Los comienzos
Vida y misterio de Jesús de Nazaret. II. El mensaje
Vida y misterio de Jesús de Nazaret. III. La cruz y la gloria
Vida y misterio de Jesús de Nazaret. Obra completa
Apócrifo de María'**
Un cura se confiesa
Por un mundo menos malo
Jesucristo (Obra en fascículos: vol. I al VII. Edit. Urbión)
El verdadero rostro de Maria Rafols
El sermon de las siete palabras
Tarancon , el cardenal del cambio
Reconciliacion entre españoles
El misterio de la caridad de Juana de Arco
Folletos de Mundo Cristiano
El Concilio de Juan y Pedro
La Iglesia , nuestra hija.
Reflexiones de un enfermo en torno al dolor
Las razones de su vida.

Poesía
Fábulas con Dios al fondo (1957)
Camino de la cruz (1959)
Querido mundo terrible (1970)
Apócrifo (1975)
Apócrifo del domingo (1982)
Testamento del pájaro solitario
Fabulas con Dios de fondo
Lo que Maria guardaba en su corazon
Dialogos de pasion
El joven Dios
Fragmentos de una confesion
Nacido de mujer

Teatro
La hoguera feliz (1962)
A dos barajas, (1972)
Traducción de Godspell (1974), de John-Michael Tebelak y Stephen Shwartz.
El segundo juicio de Galileo (1978)
Adaptación musical de Fuenteovejuna, de Lope de Vega.
Las prostitutas os precederán en el reino de los cielos (1986)
El peregrino (2001), póstumo.

Cuentos
Paco y su gata
San Jose Garcia
Dios es alegre







Testamento del Pájaro Solitario


Y entonces vio la luz.
La luz que entraba
por todas las ventanas de su vida.
Vio que el dolor precipitó la huida
y entendió que la muerte ya no estaba.

Morir sólo es morir.
Morir se acaba.
Morir es una hoguera fugitiva.
Es cruzar una puerta a la deriva
y encontrar lo que tanto se buscaba.

Acabar de llorar y hacer preguntas;
ver al Amor sin enigmas ni espejos;
descansar de vivir en la ternura;
tener la paz, la luz, la casa juntas
y hallar, dejando los dolores lejos,
la Noche-luz tras tanta noche oscura.









Cuando mis manos –y tus manos– tiendo
sobre el altar, y toco la cruenta
sangre de tu pasión, siete y setenta
veces digo que estoy –y estás– fingiendo.

Cuando tus manos –y mis manos- vendo
por treinta gramos de placer, por treinta,
pienso que hemos errado nuestra cuenta
y que me estás, -y que te estoy- mintiendo.

Cuando mis manos tiendo hacia tu hondura,
cuando tus manos tiendo hacia el pecado
no sé quién es –si Tú, si yo– quien obra.

No más. No más. Acabe la impostura:
o me quitas la carne que me has dado
o me tienes que dar cuanto te sobra.

(De Fábulas con Dios al fondo)









Querido mundo terrible

Tus palabras no eran tan sólo para hablar,
como un cántaro no es para llevar agua solamente,
tu corazón no era para repartir sangre,
como el sol no es tan solo para derramar luz,
tus pasos no eran para caminar,
como el agua no es para ser bebida.
Tú estabas en tus cosas dos millones de veces,
repetido, multiplicado como el pan,
vivías en una galería de espejos milagrosos.









Lo que veo

Ahora que estamos solos, Cristo,
te diré la verdad: Señor, no creo.
¿Cómo puedo creerme lo que veo
si la fe es creer lo que no he visto?

Si oigo tu voz en mí, ¿cómo resisto?
¿Cómo puedo buscar, si te poseo,
si te mastico, si te saboreo?
Esta es mi fe: Comulgo, luego existo.

No tendré que saltar sobre el vacío
para llegar al borde de tus manos
o poner en tu pecho mi cabeza.

Más dentro estás de mí que lo más mío.
Conozco más tu voz que a mis hermanos.
Que es más cierta tu fe que la certeza.










No temáis al amor

No temáis al amor, (nos dice Dios).
No tengáis miedo a lo mejor que hice
cuando construí el mundo.

Tened miedo, más bien, a enturbiarlo,
a enlodarlo, a ajarlo y marchitarlo.

Eso sí que sería una tragedia;
sería como ensuciar mi creación.

Porque el amor es la cosa más bella
que salió de mis manos.








Si me faltas Tú

En medio de la sombra y de la herida
me preguntan si creo en Ti. Y digo
que tengo todo cuando estoy contigo:
el sol, la luz, la paz, el bien, la vida.

Sin Ti, el sol es luz descolorida.
Sin Ti, la paz es un cruel castigo.
Sin Ti, no hay bien ni corazón amigo.
Sin Ti, la vida es muerte repetida.

Contigo el sol es luz enamorada
y contigo la paz es paz florida.
Contigo el bien es casa reposada
y contigo la vida es sangre ardida.

Pues, si me faltas Tú, no tengo nada:
ni sol, ni luz, ni paz, ni bien, ni vida.

Tengo todo cuando estoy contigo,
Si me faltas Tú, no tengo nada...