BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

jueves, 13 de octubre de 2011

5108.- ÁLVARO RIVERO MALDONADO

Biografia de Álvaro Rivero Maldonado:
Nací en la Ciudad Señorial de Ponce, Puerto Rico, el día 10 de enero del 1952. Fueron mis padres doña Aracelia Maldonado Negrón (Directora de escuelas ya retirada) y don Álvaro Rivero Rodríguez (fallecido). Tengo dos hermanos: Luis Manuel (médico) y Alfredo (vendedor retirado).
Estoy casado con la señora Myrka M Pérez Ríos, maestra de Español y de Alta Costura. Tenemos tres hijos: Álvaro José, Celia y Gloria Yolanda.
Estudié en la Universidad Católica de Ponce (1970-1976), obteniendo un Bachillerato en Ciencias de la Educación, con concentraciones en Educación Física, Español y Ciencias Sociales. Tengo experiencia como Sicoterapista, trabajando para el Sistema Correccional de Puerto Rico, así como maestro de Español en Ponce, Puerto Rico, en Waukegan y en Chicago, donde actualmente resido.
Escribo poesías desde los 9 años de edad.
El día 23 de abril del 1987, recibí una Primera Mención de Honor en el Concurso de Poesías en honor a la memoria de don Eugenio María de Hostos en el Departamento de Educación de Puerto Rico. En el ano 2010, recibí una Mención Especial en el Concurso Mundial de Poesía Nosside, estando colocado en los primeros 15 poetas de un total de 282 poetas participantes de 47 diferentes idiomas.
Han aparecido poemas míos en la Antología de Poesías Lincoln- Martí 2010 y en la Antología Nosside 2010 (español e italiano).
He escrito un total de 135 cuadernos inéditos de poesías.
Correo Electronico: alvarima100@yahoo.com





Aún Mas Rebelde Que La Primera vez

Aún mas rebelde que la primera vez.
De la tristeza lóbrego emisario.
Ya transformado.
Cayendo lentamente hasta el fondo,
donde los reflejos del amor no llegan.
Con una ausencia de vitales trazos,
latiendo oscurecido,
llegando hasta el humo de la indiferencia.
Aún mas rebelde que la primera vez.









Termina Aquí

Termina aquí,
lo que empezó muy bello.
Termina lo conveniente,
de aquellas horas de pasión.
Termina el dialogo elocuente
y ese deseo de enormidades,
que hizo feliz a dos vidas.
Termina la horizontalidad,
de dos cuerpos desnudos devorándose.
Termina el alcance dado a las palabras
y todo lo inminente que tuvo peso y potestad.
Termina para siempre,
esa raíz de enamorados vuelos
y esas canciones al pie de la ventana
y esas cartas escritas con sollozos,
que hicieron de las suyas,
cuando al principio de estas historia,
bajo el cielo a la tierra.









Te Ama Quien No Te Toca

Te ama quien no te toca,
estrella celeste y loca,
atada a tu ruta fija.
Primero el ojo ha llegado,
por repetido hasta ti.
No te toca, pero ve,
tu hermoseado panorama.
Canción al viento arrojada
y recogida por mi.









Podré Encontrar Otras Mujeres

Podré encontrar otras mujeres.
Descubrir nuevos sonidos.
Emocionarme hasta el punto de perder la razón.
Olvidarme de todos mis pasados amores,
pero nunca podrás,
establecerte en estas aguas para siempre.
Podrás venerar mi imagen como un santo.
Dedicarte a mi vida cada segundo de tu vaga existencia.
Ofrendarte a mi nombre, perdidamente entusiasmada,
pero nunca podrás conocer,
mis verdaderas intenciones.









Ese Rincón Secreto Del Recuerdo

Ese rincón secreto del recuerdo,
al que acudo con temeroso paso
de niño crecidito.
Ahí, donde las voces despiertan mis anhelos.
Ahí, donde mis sueños dejaron truncas emociones.
Ahora, adherido al deseo de seguir existiendo,
me halaga haber conocido tu vida sin igual.
Yo que había logrado establecerme sobre esa piedra,
veo que la distancia es ganancia de pocos
y que lo verdadero crece con el cariño
y el trato diario entre dos seres.
Sé que mi ausencia fue cuerda al cuello del suicida
y que no tengo excusas para recuperar lo ya perdido
y que la fe mueve montañas,
pero contigo, la historia es diferente.
Ese rincón dormido del recuerdo,
es golpe al rostro para mi que no supe,
valorar tu cariño único y verdadero.









Estuve

Estuve entre las densas
humaredas estoicas,
mirando los pies descalzos del silencio.
Luego, me has animado,
mirar otros paisajes mas atendidos.
Ahora, miro aletargado,
dos ruiseñores ebrios de más cielo,
mientras unas palmeras,
viven lejos de sus paisajes habituales.
No hay mar, mas,
el ojo abarca tanto cielo,
que ni yo mismo lo encuentro necesario.
Estuve entre las densas
humaredas estoicas,
viviendo, en las montañas
más altas del país,
conociendo el lenguaje húmedo de la quebrada,
los misterios palpables de las rocas
y el abismo sin sueño de la nada,
siempre buscando un puerto al que allegarme,
con paso firme y decidido
y encontrar esa ruta inexorable,
de penumbrosa inmediatez.









Llego Hasta Las Olas Expansivas Del Amor

Llego hasta las olas expansivas del amor
y fragmentado en besos, aun retengo,
breves recuerdos de las exuberantes estrellas del placer.
No doy a la embestida su primacía y gracia,
sino a los entes sensibles que encontraron,
valor en el silencio para decir las cosas.
La mano que hoy escribe se apega a la verdad
y a veces en el amor, las cosas no son lo que parecen.
Me doy a contemplar todo el total aplomo impuesto a la tarea
y ver los resultados hermosos que ha dejado.
Alguien se allega a un cuerpo perfumado y sutil
y encuentra en lo prohibido el disfrute mayor.
Esa mano que escribe aún toca palideces humanas.
Transpira una alegría,
que como el vino dulce,
se ha escondido en los labios rutinarios de un mundo
caprichoso y ameno.
Una tarde sin trabas, nos recibe en la dicha,
de haber sido los héroes en las rutas de amor.
Cada extremo contiene su lluvia de estrellas otoñales
y en el centro del mundo extenso de los dos,
el fuego siempre toca el corazón humano.









Ausente Ya De Ti

Ausente ya de ti,
consciente,
de mi debilidad humana,
ese aguijón me hiere en lo mas íntimo.
Ese postrero adiós
hoy es recuerdo,
imprescindible y único.
Hay un retrato que es un prodigio
y vive como pocos.
Ha hecho de estas paredes su aposento.
Aquí, hay bibliotecas donde la sed y el hambre,
a través de los siglos, se ha refugiado.
Libros con rumbo fijo en esta historia.
Hay finos manuscritos de sombras densas y vastedades,
de horas interminables de escritura filial.
Hay viejos prisioneros y despiertos prodigios al acecho.
Hay aventuras increíbles en cada página ya escrita
y eternos versos con fragancias.
Allí, también tu estás conmigo.
Allí, vives feliz y seductora,
te dejas ver.
Cuando volteo la página,
el fuego de tu amor me invade.









El beso amigo, alrededor del cuello

El beso amigo, alrededor del cuello.
Ruborizado rostro, labios amantes jubilosos.
El mediodía fijo, el corazón,
anegado en lo suyo, el mar,
el mar, abrigo de amantes brazos.
Ya cautivo y el vencedor,
¿quién lo pregona si no pierde
en lucha amante su cordura?









Decir Que No, Que Si

Decir que no, que si.
Que siga el mundo.
Decir que si, que no,
Que no me espante.
Que no llegue al Oriente,
con mis males,
ni me levante ajeno a pulcritudes,
con alas dóciles y enfermas.
Esta calle me sigue
Y me persigue.
Alguien le dió mi nombre,
por silencioso y dúctil.
Por atareado no lo hizo,
ni lo dejó de hacer mi calentura.
Nombrando a sangre el rostro
que hoy gesticula,
sobre huellas escritas
y en eternas frutas.
La calle nombra a su agresor
y dueño.
La eternidad le dió su calentura.
Hoy por ventura está,
ajena a mi figura.
Esta es la calle
que hoy fulgura.
La eternidad se viste
de ternura.
En la ternura encierra mi figura
y todo lo que hoy no fulgura,
está demás en esta calle.