BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 1 de abril de 2012

6578.- ESTER DE ANDREIS



Ester de Andreis
Escritora, poetisa y traductora española, de origen italiano y nacida en Génova (Italia) en 1901. Falleció en Manerbes (Francia), el 19 de septiembre de 1989. Está considerada como una de las poetisas que han llevado a estudiar la autoría de poesía por parte de mujeres en los tiempos posteriores a la Guerra Civil Española como un apartado especial dentro de la Historia de la Literatura de esos años.
Española de adopción, llegó de Italia con sus padres cuando tenía siete años. Según ella misma afirma en una entrevista firmada por Àlex Susanna para La Vanguardia (9 de diciembre de 1982), estudió también en Inglaterra.
Casada con el industrial catalán Enric Mir Deolofeu, se hizo especialmente conocida entre los poetas de la Barcelona de la posguerra debido a las tertulias literarias que organizaba semanalmente en su casa, un torreón noucentista de la calle de Gandouxer número 55, cerca de la vía Augusta. Estos encuentros siguieron celebrándose durante cincuenta años, incluso aún después de derribado el torreón, en la nueva residencia de la poetisa, muy cercana al mismo, y por ellos pasaron asiduamente varias generaciones de personalidades literarias y de otras ramas, de la talla de Jordi Rubio, Joan Teixidor, Dionisio Ridruejo, Carles Soldevila, Eugenio Nadal, Juan Ramón Masoliver, Joan Vinyoli, Guillem Díaz-Plaja, Sagarra Riquer, Jordi Maragall, Marià Manent, los jesuitas Bertran y Batllori, Arderiu, Vancells, Dámaso Alonso, Ungaretti, el Conde de Keyserling, Vicente Aleixandre, etc. En palabras de Dionisio Ridruejo, fue "punto de reunión para escritores catalanes, forasteros y transeúntes (en aquella casa, por ejemplo, conocí yo a Vicente Aleixandre)".

Personalidad
Ridruejo la describe como "decididamente suave y a media voz, un poco absorta... Muy sensible, muy golpeada por la belleza de las cosas, inclinada a un éxtasis en el que se bebe lo más bello y sensible del mundo: la flor, la tarde, la lontananza del monte...", en tanto que Albert Manent, que da cuenta de su obituario en La Vanguardia, y cuyo padre había sido asiduo visitante de la escritora, dice de ella que "tenía un encanto, un charme, un señorío, una dulzura que dejaban en el recuerdo una huella perenne. Hablaba con un deje de musicalidad y dejaba entrever su educación italiana e inglesa".
Ella misma, en la entrevista para La Vanguardia anteriormente referida, afirma que la afición de leer le vino desde muy pequeña, aunque, en sus propias palabras, "los deseos de escribir los tuve por primera vez al empezar a traducir los Diarios de Katherine Mansfield. Entonces empecé a estudiar seriamente el castellano con el profesor Oliver Asín, quien, de un modo indirecto, me empujó a escribir, instándome a que, en lugar de traducir a aquellos autores, "con lo que no iría a ninguna parte", escribiese cada día una página acerca de lo que había visto, pensado o sentido durante el día". Admitía su preferencia por el "dolce stil nuovo" de Leopardi, los románticos ingleses, Machado y Juan Ramón Jiménez.

Obras

Poesía:
Prímulas (1943), publicada por Ediciones Mediterráneas, está considerada como su obra poética principal. En ella evoca "las prímulas de los prados de mi infancia". Acusa influencias de Juan Ramón Jiménez y de Antonio Machado, entre otros.
Pastor en Morea (Ínsula, Madrid, 1961), versos inspirados en un viaje que hizo a Grecia y Sicilia. Prologado por Teixidor, éste califica su poesía de "maravillosamente descriptiva".
Instantes (Ed. Juventud, 1982), último libro de poesía publicado por la autora. Algunos de los poemas que presenta son finas y delicadas traducciones de otros que la propia poetisa ya había escrito en italiano, como "Il figlio che non ebbi". De influencias machadianas y maragallianas, enraizadas en la ambientación de una naturaleza casi ossiánica.
Entre sus libros en italiano sobresale una hagiografía lírica de Santa Clara, publicada en español en la Editorial Herder (1959).5
San Juan: es otra hagiografía, publicada en castellano por Ediciones Destino (1967).
La políglota Ester de Andreis publicó, además, versiones castellanas de otros idiomas extranjeros, no sólo del italiano: traducciones del francés, como el Cancionero amoroso de Luisa Labé (en la editorial Adonaís, 1956), o del inglés, como el Diario, La casa de muñecas y Felicidad de Katherine Mansfield, o los Sonetos del Portugués de Elizabeth Barrett Browning.



CORONACIÓN DEL ÚLTIMO EMPERADOR DE BIZANCIO



El 6 de enero de 1449 en la Iglesia Metropolitana de Mistra, en Morea, Constantino Dragasés Paleólogo fue coronado emperador mientras Bizancio, asediada por el ejército turco, estaba a punto de sucumbir. Constantino cayó defendiendo la capital el día en que el enemigo esntraba en ella.



En el atrio inundado de mañana,
meláncólico adiós a las laderas,
al cambio sosegado de las mieses.
El cauce del Eurotas
oscuro brilla y corre en la llanura
de Esparta, el aire límpido
de la cumbre nevada se detiene
por la pendiente, sobre los palacios,
sobre almenas y cúpulas y torres.


Acongojado entrar
en el destino osado,
cruzando firmemente
un triste umbral hundido.
En la dorada iglesia, estéril fasto,
oropeles y sedas encendidas,
metales sin valor, opacas piedras,
vana pompa marchita del imperio.


El grave salmodiar tiene un lamento
de irremediable pérdida.
Una vida se ofrenda en holocausto
por Bizancio, la hermosa,
del Señor la elegida, la perenne,
la que guardó la llama,
a la belleza dio clara acogida,
y al pensamiento helénico refugio.


Hay un lúgubre frío en la corona,
mas no de ofrenda inútil, malograda.
Una franja de sol de Epifanía
reluce sobre el oro
con la última sonrisa de Morea.


(Ester de Andreis, Pastor en Morea, Ínsula, Madrid, 1961)