BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

domingo, 11 de marzo de 2012

6262.- RAFAEL BORGE

Rafael Borge
Nací en el 54 de 1900 en la que Diego de Losada dio en llamar Santiago León de los Caracas. Pude haber sido Rescatador de Princesas, Maltratador de Dragones, virrey del Perú. Pero no fue así.
Hubiera fichado sin condiciones por haber formado parte de la tropa que, a las órdenes de Amundsen, descubrió el Paso del Noroeste en 1903, o haber sucumbido junto a Mallory e Irvin después de inaugurar la cima del Everest en el 24, o haber sido capaz de domesticar el color en Papeete a la sombra de Gaugin en el 97 de 1800, o haber escrito antes que Mario por ejemplo, «Conversación en la Catedral», no importa cuándo, o haber cooperado en levantar cualquiera de las estampas de Kubrick, o haber...
Ha publicado Hazversidades poéticas en Cuadernos del Laberinto.










AMOR REVERLUCIENTE


Ella tan reverluciente, tan taquito de queso de Burgos
tan pastelito, tan letra pequeña por decir algo
tan novicia de sus cosas cotidianas.
Él, acera opuesta, alpino y espigado
lunínfaro jurel de astigmática mirada
seis dedos de malaria en el gintonic, por ejemplo
judía pinta en cualquier caso de lunes a domingo
soberbio boquinardo de Armani perfumado
cuando ella, joven cereza reverdeciente
devota prisionera los sábados de júbilo
surcaba las marismas pendida entre los besos
butaca compartida sesión cine de barrio.
Ella como siempre tan cabello de ángel
tan minucioso campo de prospección acuífera
tan biodegradable, tan propelente musa apasionada
él, orilla opuesta, alpino, ditirambo
tan pertinaz cartesiano podríamos decir
tan te quiero, shhhh, golfa niña mía.
De nuevo él, tan aguerrido capitán capaz de cualquier
fraude
carente de galones, portentoso, doctosabio
tan ocupado en ejercicios malabares
catedrático bedel agencia 16 Central Hispano.
Ambos adobo tan reverlucido, tan cariamancebado
tan educada pareja correlativa, besos aparte
tan proclives a adoptar una hipoteca, incluido euribor
más tarde si Dios quiere epidural, hijos formales.
Así juntos porque no puede ser la historia de otro modo
vivir tácitamente mariunidos
golosos coleópteros
ya todo visita programada al odontólogo
ya no risas, ya no líbido, ya no: «Aquí Charly, cambio,
emboscado entre la almohada el enemigo».
Así avanza granel la pulpa de la vida
amor sin cobertura, minucioso organigrama
ya invierno todo nieve farolas calle abajo
abrazos predecibles, señuelos aseados
tan intrusos, tan recebo de los telediarios
tan huraños cromañones de la nómina
tan antaño reverlucientes, tan recidivos
tan beatos de los centros comerciales
tan sumisos códigos de barras
así mismo reverópteros, reverlúcidos
tan cariamancebados en las fotos familiares
ella, fíjate, tan tortita de nata, él tan habichuela
tan nadariamente chusmopolitas
tan mercenariamente cromosomas.








YA CÁLLATE LA BOCA, PERDONA QUE TE DIGA


Ya cállate la boca, perdona que te diga,
querida musa mía
no quiero ser arteria
ni cable traductor de tus noticias
no quiero más contactos hotel y domicilio
ni verbales anticipos del libro
que ha de llevar las letras de mi nombre.
Vuelve mañana a insistir en todo caso, no te enfades
será un bonito día de inocuo paladar
memorable según la agencia oficial de meteorología
amanecerá como es costumbre por su lado servicial, en lontananza
un sol transparente acuarela de enero, reticente por los vértices
el tiempo será estable en casi todo los huesos
persistente en las conciencias reumatoides
y no tendré, dicta el horóscopo, autodidacta necesidad de reclamarte.
Y si en este coqueteo muero a secas, muero ya, yerto hacia dentro
una muerte vertical de pozo séptico
una muerte de silencio crematorio
de mudez epistolar paulatinamente hablando
y sigo cepillándome los dientes con fervor cada mañana
y lavando pelo a pelo la cabeza alternativa
y quemándome en la ducha bajo el grifo del agua bendita
y si sigo ladrón utilizando la mitad del apellido
la mitad sin remover del cerebro consecuente
la mitad del entusiasmo pasajero
del amor saldo retales fin de temporada
de la pena coaxial antena colectiva
e insisto propelente dirimiendo este naufragio sin tu ayuda
saltando de isla en isla vecinal, de patio en patio sin tesoros
y a ti ni te muerde piojo la conciencia
de haberme abandonado a medio esbozo
poeta neandertal de mediana inspiración
Cloranfenicol en la mirada infecta
la mirada perversa del ombligo hacia sí mismo
del ombligo que se gusta espejo en el espejo
del espejo oncológico en que cabe tu mirada esclavizante
tu multinacional mirada de empresario chino
porque somos ecológico producto de tu antojo
reciclables a la hora de romper el codicilo
del saberse útil apero de labranza en el soneto
útil espacio moldeable, herramienta afilada, afilada oreja
afilado comensal de tu voz indiscutible.
Sé que dirás gubernativa: déjame que te cuente payaso
cómo funciona el compresor
cómo da vueltas la vida en la turbina
yo te diré: ya cállate la boca, perdona que te diga
querida musa mía,
para vivir, para morir a ratos no necesito de tu estima...
eso diré verbal con dos cojones lepidópteros
aunque mañana, arrepentido en consecuencia
tenga que llamar al 112, implorarles
(perdido como un niño en el área de embutidos
de un centro comercial en sábado de julio)
que te busquen, por favor, con diligencia.


(Inédito)