BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

sábado, 10 de marzo de 2012

6259.- KEVIN YOUNG



Kevin Young nació en 1970 en Lincoln, Nebraska. Ha escrito cinco libros de poemas entre los que se encuentran Black Maria (2005), Repel ghosts (2001)y Most way home (1995). Recientemente publicó For the confederate dead (Alfred A. Knopf, 2007); también es editor de las antologías Blues poems (Everymans library, 2003) y Giant steps: The new generation of african american writers (2000). Su libro Jelly Roll: A blues (Alfred A. Knopf, 2003), fue finalista en el concurso National Book Award y ganó el premio Paterson de poesía. En la actualidad es profesor de inglés y escritura creativa de la cátedra Atticus Haygood, y es curador de la Biblioteca Poética Raymond Danowski en la Universidad Emory, en Atlanta, Georgia.


Hechizo seco

The Dry Spell
Por Margarita Ruiz-Soto

Cuando no perteneces a un país, a una cultura, a una región, tu lectura de piezas poéticas como The Dry Spell, de Kevin Young exige proyectar sobre el texto los límites de tu propia historia (Tu propia ignorancia podrían decir algunos). Kevin Young (1970, Lincoln, Nebraska) se conoce como poeta del Blues y muchos de sus poemas reposan en la horma acústica de esta tradición.
La poeta Lucille Clifton dijo “El talento que tiene Young para narrar y entender la música inherente a la tradición oral de la lengua recrea para nosotros una historia íntima, tan poderosa como auténtica y norteamericana” (La traducción es nuestra; el texto fue tomado de www.poets.org)
EL poder cultural y familiar de la comida; la textura del clima estacional y el ritual del vestir al compás de los vientos locales y personales; el hábito amoroso de los cuerpos. El ciclo primigenio de regar y ser regada; la mirada del tercero, el poeta que atisba, que se deleita en la cadencia de los días, y se comprende en la tradición de sus mayores. (Allá el Blues; aquí sus abuelos).
Una voz narrativa en tercera persona, interpelada por el yo del poeta (“so can I”, tercera línea en la tercera estrofa) que se diluye en la palabra del abuelo. Tres estrofas; tres sucesos; tres presencias. Podríamos decir entonces que es un poema trinitario. Cielo y Tierra se bisquejan, de cuya unión provienen la semilla y la prole humana. Linaje, fluir de una historia que se continúa.
Volvemos al inicio: Young inscribe el jadear de sus versos en la corriente de celebración de la tradición a la pertenece. Y para lograrlo es abismalmente actual. Su lírica en Jelly Roll : A Blues (2003) es la evidencia. Actualidad que escapa a mi comprensión, su literalidad anglosajona desborda mi parco bilingüismo. Por ello les deseo con la mejor de las lecturas, aquella limpia de mi palabrear.





The Dry Spell


Waking early
with the warming house
my grandmother knew what to do
taking care not to wake
Da Da she cooked up a storm
in darkness adding silent spices
and hot sauce


to stay cool. She ate later, alone
after the children had been gathered
and made to eat
her red eggs. Da Da rose
late, long after
the roosters had crowed
his name, clearing
an ashy throat
pulling on long
wooly underwear
to make him sweat


even more. The fields have gone
long enough without water
he liked to say, so can I
and when he returned
pounds heavier
from those thirsty fields
he was even cooler
losing each soaked
woolen skin
to the floor, dropping
naked rain in his
wife’s earthen arms.












Oda al Medio Oeste

El país de donde vengo
se llama el Medio Oeste

—Bob Dylan





Quiero que me bañen
en queso


y me frían. Quiero
deambular


por los pasillos, con el supermercado
de mi corazón repleto hasta el tope


como colesterol. Quiero morir
usando un pantalón deportivo—


Quiero vivir
usando eternamente un suéter navideño,


amamantar de frente
a un osito de peluche. Quiero pagar


con cheque en la caja rápida.
Quiero raspar


hasta dejar limpia la entrada de mi cochera


a mí mismo, temprano, antes
de que ninguno despierte—


eso los avergonzará —
Quiero ver lo que el sol


ve antes de decirle
a la nieve que se vaya. Quiero ser


la única persona negra que conozco.


Quiero lastimarme
la espalda y no


quejarme de eso.
Quiero conducir mi auto


por tan sólo dos cuadras. Para qué caminar—


Quiero amar, y hacer cosas—


Quiero cortarme las
suturas yo mismo.


Quiero corretear
río abajo


y hacerlo mi lecho—


Quiero caminar
en sus riberas enlodadas


y construirme un retiro.


Traté de saltar al río,
estaba congelado—


Creo que iré a casa,
a mis habitaciones donde la luna


brilla y cambia


como el televisor


Traducción: Olga Y. Mancinelli