BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

viernes, 2 de marzo de 2012

6179.- NELSON CORREA

Nelson Correa, vive en Santiago, Chile desde 1965. También usa el seudónimo de Omara Arriagada, indistintamente.

ENLACES A BLOGS:

Bibliografía
1) TÓCALA DE NUEVO, SAM
© MOSQUITO EDITORES
Santiago de Chile
Julio de 1996

Textos seleccionados:
• Bandas Y Bandos En Contra De La Bandada De Cuervos
• Pilotando Su Convertible La Duncan Recorre La Ciudad
• Bombardero De La IIª Guerra Sobrevuela La Ciudad

2) DESTIEMPOS (1993-1995)
Inédito
Textos seleccionados:
• Entiendo, Mentí
• Abismo en Medio

3) VISIONES DE LA LUNA SOLAR

Inédito

Textos seleccionados:
• Puedo Estar Aquí Sentado
• En El Pasillo Blanco
• En El Café Farinelli
• En La Plaza De Parral (El Poeta Lee)


4) todos los libros anteriores están reunidos en una antología personal inédita, de próxima publicación, titulada: LOS AFANES DE UNA HORMIGA INÚTIL

La antología reúne la poesía dispersa en el capítulo titulado: ETCÉTERA, ETC. (POESIA RECIENTE)

Texto seleccionado:
• Los Lagartos






De TÓCALA DE NUEVO, SAM




"Una bandada de cuervos se cierne en los aires
y empesta nuestra cielo.
¿Acaso Chile será un inmenso animal muerto tendido
en las laderas de Los Andes?
Sacúdete, patria mía, despierta de esa larga agonía.
Ruge, ruge de tal modo que los cuervos huyan despavoridos"
(Vicente Huidobro)




BANDAS Y BANDOS EN CONTRA
DE LA BANDADA DE CUERVOS


1. (BANDO 69)


Hoy por hoy, suspenderemos
el entierro
de la camisa y la casaca
por no encontrarse
el cuerpo dentro.




2. (SEIS BANDOS DESPUÉS)


Pero, aún así...
¡¡habrá fiesta y habrá festín!!
para alimentar a los cuervos.






3. (LA BANDA TRICOLOR DISPONIBLE)


Al fin por las calles desiertas
pasó el cortejo fúnebre.


El cajón ostentoso y la marcha
dolorienta de la incertidumbre...


Aunque el féretro estaba vacío.






4. (...) mientras tanto (LA BANDA TOCÓ EL ROCK)






5. (...) se supo (LA BANDA CANTÓ)


SANTIAGO ALMA MUERTA… STOP... CHILE 21... URGENTE... STOP... JÓVENES CANÍBALES DEVORARON LAS CUTÍCULAS LOS NERVIOS LAS ENTRAÑAS Y CARTÍLAGOS DEL "ÚNICO RESPONSABLE" DE QUE ELLOS SE LLAMARAN A SI MISMOS "LOS HIJOS DE LOS CUERVOS"... STOP... ESTE ACTO FUE CALIFICADO DE "RITO MAGICO DE PERDÓN Y OLVIDO" (SIC) POR LA OPINIÓN PÚBLICA DEL CITADO PAÍS... STOP... SEGÚN TESTIGOS PRESENCIALES DEL HECHO... STOP... DURANTE LA SINGULAR CEREMONIA... STOP... LOS PRECOCES ANTROPÓFAGOS CANTABAN... STOP... “NO ESTABA MUERTO ANDABA DE PARRANDA”… (FIN DEL CABLE)






PILOTANDO SU CONVERTIBLE
LA DUNCAN RECORRE LA CIUDAD




Muevo mi cuerpo cansado
al ritmo furioso
de tu indestructible recuerdo.




Te manifiestas insistente
apenas perceptible
en la muchedumbre electrizada.




Multitud inextenuable
que ha de chorrear su sangre
en la búsqueda de un padre


(¿serás tu quien despertará
a la patria despedazada?)




Apátridas desfuturados
¡¡Malos hijos del capitalismo!!
Hijos e hijas paridos
por la misma gran puta


(¡¡arráncale los ojos al garañón!!)










EL ROCK INUNDA EL RECINTO


Isadora Duncan,
extiende la capota de tu coche
que el aire
trae aliento de muertos.


Isadora Duncan,
no grites mi nombre,
la muerte...
deletrea el tuyo.


Isadora Duncan,
¿cómo ver tu cara
sobre los hombros
de este cochero de la muerte?


(muchedumbre electrizada
que no me mata...)


O tan sólo morir
sobre tus senos.


O tan sólo morir
bajo tu cuerpo...


Una boca prisionera de la otra.


(Eres la carta marcada)






DANZAR CONTIGO EN LA VENTANA




Los muchachos ahora saltan
al son marcial del himno
de aquella patria que se oculta,
detrás de esa puerta,
dando diente con diente en plena


Matucana.




Dos ¼ y la madrugada
al acecho...


Dos ¼ y la noche
duele.


Isadora préstame tus gafas.
Libérame de esta ánima en pena
que apenas se mueve, cansada.




¡¡NO TE VAYAS SEÑORITA DUNCAN!!


Dos ¼ en la punta
de la estación del sur.


Dos ¼ y un convoy regresa
a sus cuarteles a los muchachos
que te desconocen.




LA CIUDAD ETERNA, INFINITAMENTE SITIADA




Te me pierdes señorita Duncan
(la capota va plegada)




Soledad,
inconfundible soledad,
rumbo a Plaza Italia,
me haces falta.




La moribunda,
la casi difunta,
me acompaña.




FIN














BOMBARDERO DE LA IIª GUERRA
SOBREVUELA LA CIUDAD




(Dos - dos - seis...)
vez tras vez, marco tu número
incansable (dos - dos - seis ... )


LOS RADIOS GIMEN RECUERDOS SESEN-STONES.


Una vez más,
las melodías delirantes,
serpientes que los tímpanos muerden
y te veo bailar,
bajo un impermeable,
saltando las charcas...


susurro en tu oído: "Rock around the clock".


(Todo podría ser olvidado)
Me susurras, rock aroun the clock.


( 2 - 2 - 6 ... 2 - 2 - 6 )
¡¡ contesta gran mierda !!


Torrentes de sangre inundan las calles.


Atrapado en frágil cabina,
en vitrina me encuentro
( dos - dos - seis ... )


LA CIUDAD SE DETIENE POR UN SEGUNDO.


( 2 - 2 - 6 ... 2 - 2 - 6 ) ...
un niño atemorizado huele el ambiente
y te veo bailar;
el niño sorprendido otea el cielo
y te ve bailar;
el niño me bombardea con sonrisas...


Enola Gay,
ruiseñor blindado
no arrojes tus huevos
sobre Santiago.


Enola Gay
en la cima de los edificios.
Enola Gay
cubriéndonos con tu manto de fuego.


Enola Gay
¿hasta cuando retornas?
¡¡vuelve con los muertos!!


Revives
a los 12 traidores,
los doce meses,
los doce años
y los 12 que vendrán...


Enola Gay
retorna a tu nido de cemento,
a los angares de los 40,
no me vengas con tus infiernos.


Enola Gay
lánzanos un graznido,
un huracán de alas agitadas
en el firmamento para soltar amarras
rumbo a nuevos puertos...




Enola Gay, melodías delirantes (dos - dos - seis ... )


Ruiseñor blindado, bramido ensordecedor
(2 - dos - 6 ... 2 - 2 - seis)


Enola Gay, ruido de motores que se alejan ( 2-2-6 )


La ciudad agitada,
el niño tararea rock around the clock
(sus pantalones están meados)
Los cerdos escuchan Beethoven,
otros miran por TV como Ronald desenfunda
y tu seguirás culeando empleadas...


¡¡ contesta el teléfono !!




( 2 - 2 - 6 ... dos, dos, seis )


Cuando pronuncié esas palabras
el metal que me rodeaba
se transformó en piel
(y sentí palmo a palmo mis carnes)


(Dos - dos - seis ... )
¡¡contesta el teléfono!!


(Dos - dos - seis ... ) la gente
(rock around the clock) la gente
se roba los teléfonos




( 2 - 2 - 6 )
(dos - dos - seis)
(dos - dos - seis)
(dos - dos - seis)
(dos - dos - seis)




226 226 226 226 226 226 226 226 226
226
226
226
226


INFINITO
( 2-2-6 ... )








de DESTIEMPOS (1993-1995)






ENTIENDO, MENTÍ


“¿Sabes?... lo que nos hace falta es un poco de entendimiento” (dijiste serio, persuasivo)


Y así, sosegado, recordaste la infinidad de veces que creías entender, (por aquel entonces) las palabras no llenaban tu cabeza de enredados enredos… caíste en la cuenta que habías confundido de un modo extenso los asuntos; entonces, en silencio, le hablé a mis adentros “entendí coma miento”

Ahora la mente está fundida, un gran desorden, llamado “mi descalabro”, la llena toda y los problemas nunca enfrentados, lo no resuelto, la convierten en una grande y pesada costra

Cerebro
hecho fósil Aún se niega
fallecer




Un silencio espeso Cual brisa
nauseabunda Se pasea por los corredores
Gruesas cortinas cubren la galería
No miras nada Salvo una tristeza tranquila


Cuántos sueños de enormidades ganaron en el interior terreno, cuál justificación era la más cierta… la mentira no le miente al mentiroso




La mirada
delata a las almas encogidas
como pasas

Es cierto que atrás muy atrás, más allá del último recuerdo, había una buena ánima, pero todo el alrededor se encargó de hacerte entender que la fila es una sola y la línea debe ser recta. Ahora queda un errar torcido hacia el mismo terminal de los de andar derecho
Podrás decir “no me gusta la felicidad de los mortales”; pero no existe otra que no se parezca a este tu triste exilio, más cercano a una sorda locura que a un quieto instante de lucidez


Solo te tocó perder, no era cierto tu desafío
Solo y derrotado, perdiste tu desafío


Ahora todo es esterilidad. Un entorno repleto de lejanías, un débil estado temeroso de los depredadores al acecho


Hermosa carne hecha carroña
Buenas intenciones nacidas de bondades
merecedoras de todas tus dudas








ABISMO EN MEDIO


Incertidumbre y silencio
El aliento en suspenso
Un compás tras otro y
estarás
saltando en el concierto
Golpeándote las tripas
y los huesos,
veterano
y pleno de miedos


Entonces, recordaré cuando todo valía más que un peso


(Quieres
quitarme los lentes
y mostrarme tus faltas
Disculpo
la calavera de tus gestos
Perdono la melódica
es-qui-zo-fré-ni-ca)


Locuras tenías y en la cara una cachetada
La pandilla muerta y la soberbia da risa


Nadie
el Héroe
Santo
y todos
anónimos
Nadie


La culpa la tienen los responsables


Las palabras
no sirven
y el silencio
no sabe


Verdades decías
Puños crispándose
El amor erecto
(Quieres
mostrarme tus dientes
y quitarme la silla
El calor de tu cuerpo
bajo mis sábanas
El cálido costado,
contra mi acostado)


Un abrazo de año nuevo
en calzoncillos,
¿comprados por tu madre
o regalo de abuela?


Sobre la serpiente negra enmudecemos










de VISIONES DE LA LUNA SOLAR




Puedo estar aquí sentado
como tantos poetas vivos
ahora muertos,
antes en pie;
cruzados de piernas,
buscando la iluminación,
escribiendo que pueden
estar sentados simulando
ser una aparición y espero
te manifiestes siendo una
aparición que pueda estar
aquí sentada deseando
ser eternidad
porque conoces la eternidad
de los árboles y la eternidad
de los animales domésticos
y conoces bien la eternidad
de cientos de tazas de café
y unas cuantas, escasas,
conversaciones en voz baja
cuando recordamos así sentados
cómo era recuperar el aliento
tendidos sobre amplias, calladas,
y suaves espaldas, susurrando
amamos estar aquí sentados
imaginando recuerdos nuevos
para seguir así, tendidos








EN EL PASILLO BLANCO


Leo poemas chinos
tranquilo en el centro
del pasillo vacío
Una figura fugaz
traspasa la quietud
de la mirada muda
El faldón de la camisa blanca
deja al descubierto la ondulación
del borde de sus nalgas lisas
Espero regrese mientras se aleja
hacia el fondo del pasillo blanco
Me mira mirar sus ojos y su cuerpo
y se acerca insolente y altanero
Cruza frente mío, giro la cabeza,
sigo el movimiento de su recorrido
Observo como mira nuestras miradas
reflejándose en la mampara de vidrio




____________________

[1] EN EL TEMPLO DE LA CUMBRE  //  Es de noche.  Permanezco / en el templo de la cumbre. / Desde aquí podría tocar / las estrellas. / Guardo silencio; no me atrevo / a hablar en voz alta: / Podría despertar / a los moradores del cielo.

(LI PO. “Poetas chinos de la dinastía Tang”. Traducción Raúl A. Ruy.  Librería Hachette. Argentina (1977); Pág. 54).









EN EL CAFÉ FARINELLI


El mozo bastante buen mozo con su sutién se ve
cuando pregunta con malicia cómo quiero mi café
sin azúcar o con ella acaso cortado acaso express


Al traer caliente el pedido dice tengo 19 años










EN LA PLAZA DE PARRAL
(EL POETA LEE)


El joven aprendiz en Borges
se sumerge a la sombra
de los árboles de la plaza
Mientras, sobre su espléndida cabeza
la cuculí el nido entreteje
Ambos, anidando, sus anhelos esperan
Él, obstinado, al rayo de luz que alumbra
a los genios que escriben con brillo. Ella,
la llegada de la prole








_______________________

[1] LA PLAZA SAN MARTÍN // A Macedonio Fernández // En busca de la tarde / fui apurando en vano las calles. / Ya estaban los zaguanes entorpecidos de sombra. / Con fino bruñimiento de caoba / la tarde entera se había remansado en la plaza, / serena y sazonada, / bienhechora y sutil como una lámpara, / clara como una frente, / grave como un ademán de hombre enlutado. / Todo sentir se aquieta / bajo la absolución de los árboles / —jacarandás, acacias— / cuyas piadosas curvas / atenúan la rigidez de la imposible estatua / y en cuya red se exalta / la gloria de las luces equidistantes / del leve azul y de la tierra rojiza. / ¡Qué bien se ve la tarde / desde el fácil sosiego de los bancos! / Abajo / el puerto anhela latitudes lejanas / y la honda plaza igualadora de almas / se abre como la muerte, como el sueño.

(JORGE LUIS BORGES, 1923)













del capítulo ETCÉTERA, ETC. (POESIA REUNIDA)
de la antología personal LOS AFANES DE UNA HORMIGA INÚTIL






LOS LAGARTOS 3


Sobre las piedras festejan
Les contentan las sequías
El sufrimiento les alimenta
Están de fiesta, los lagartos


Nacidos de padres humanos
les amamantan con cariño
Son educados en el respeto
para ser libres los malignos


Los lagartos están de fiesta
saciándose con lágrimas
de almas desoladas. ¡Ebrios!,
las letras de tus miedos bailan


El amor entibia sus corazones
La sangre ardiente les ahoga
Por agua de besos enardecen
Con piel risueña se sofocan


Sin mañana, no temo las resacas
Ya no son saladas mis lágrimas
Mi alma habita en el sueño
donde los lagartos tienen alas


¡Vengan todos a la fiesta!
De debajo de las piedras ¡salgan!
¡Que la sequía sea sin máscaras!
Queremos saber quienes son


_____________________
3 RAPA NUI, 04 febrero 2011.