BUSCAR POETAS (A LA IZQUIERDA):
[1] POR ORDEN ALFABÉTICO NOMBRE
[2] ARCHIVOS 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª 6ª 7ª 8ª 9ª 10ª 11ª 12ª 13ª 14ª 15ª 16ª 17ª 18ª 19ª 20ª y 21ª BLOQUES
[3] POR PAÍSES (POETAS DE 178 PAÍSES)

SUGERENCIA: Buscar poetas antologados fácilmente:
Escribir en Google: "Nombre del poeta" + Fernando Sabido
Si está antologado, aparecerá en las primeras referencias de Google
________________________________

lunes, 30 de enero de 2012

5881.- LEONID GUBÁNOV





Leonid Gubánov (RUSIA 1946-1983)
Autor de un solo libro de poemas, Un ángel en la nieves,
aparecido diez años después de su muerte.
Uno de los principales representantes de la Joven Sociedad de los Genios fue Leonid Gubánov, nacido en 1946 y muerto en 1983 en circunstancias un tanto oscuras. Su único libro de poemas, Un ángel en la nieve, apareció diez años después de su muerte. En vida, el autor vio publicadas únicamente doce líneas en la revista Juventud. Comenta Evgeni Evtushenko, en su monumental antología de la poesía rusa Las estrofas del siglo, que Un ángel en la nieve "encierra una propuesta, pero también un destino poético. Semejantes al delirio, versos de Gubánov como '¡Rechazo el paraíso donde la prostituta es la luz!/ Elijo el infierno, donde hay un ángel en la nieve', zumban con mil sonidos concretos al oído y las imágenes brincan por el aire, libres y leves, como el sueño". El talento desbordado y desigual de Gubánov era como un río tempestuoso, que arrastra en su corriente tanto las gravas, los cantos rodados y las arenas, como las esporádicas pepitas de oro, lo que en poesía corresponde a los verdaderos hallazgos.




La naturaleza llora por ti,
como sólo ella sabe hacerlo.
Te he perdido precisamente ahora,
cuando con la poesía vuelo
por los cielos, donde mentir
es ya imposible, como recuperar el sol,
donde no se puede destruir las estrellas a pedradas
ni tallar la letra con un hacha.
La naturaleza llora por ti
y yo lloro un poco por el pueblo
que degüella a los cisnes
y no encuentra descanso en el tormento. -














Pasé mi juventud en casas de locos
donde no pudieron partirme, dividirme a la mitad,
no me pudieron asfixiar ni destruir... lo que significa madame
que no traicioné a las palabras vivas sobre el muerto papel.
No creo en las flores que se venden a sí mismas
como no creen los helados labios de la espada
en la clemencia.




TEXTO Y TRADUCCIÓN de Jorge Bustamante García
http://www.alforjapoesia.com/